El Colisionador de Hadrones, instalado bajo tierra cerca de la frontera entre Suiza y Francia, genera hasta 1 millón de GB por segundo en sus experimentos. ¿Cómo lo maneja?

 

En el subsuelo suizo se realiza uno de los experimentos más trascendentes en la historia de la Humanidad: el CERN. El organismo europeo de investigación nuclear tiene instalado ahí el que es, quizás, el sistema más grande del mundo: un túnel de 27 kilómetros que alberga tecnología de punta, con la cual se busca descifrar claves que nos ayuden a comprender el origen del Universo, que, se cree, está contenido en una partícula denominada Bosón de Higgs.

Uno de los principales retos técnicos que representa una aventura de estas dimensiones es hacer frente a la enorme cantidad de información generada por cada uno de los experimentos realizados. Cada prueba genera 600 millones de colisiones por segundo, el mismo tiempo en que se produce 1 millón de GB de datos.

PUBLICIDAD

“Incluso después de filtrar todo lo que registran, quedan 20 petabytes restantes cada año”, dijo en reunión con los medios Juan Portilla, director general en México de NetApp, la compañía responsable del manejo y almacenamiento de los datos del CERN.

A través de un comunicado de prensa, Frédérid Hemmer, director del Departamento de TI del CERN, dijo que los desafíos más grandes del centro son el volumen y la velocidad de los datos, que deben estar protegidos y disponibles para ser usados por las futuras  generaciones de científicos. “Aun cuando el GCH no está en funcionamiento, la TI nunca se detiene. El análisis continúa en el CERN y en todo el mundo”, añadió Hemmer.

Portilla enlistó las tres particularidades de la base de datos que NetApp ha desarrollado para el CERN:

Inteligente. Es eficiente en términos de velocidad y energía, pero al mismo tiempo es económica.

Inmortal. Se encuentra disponible 24-7 los 365 días del año.

Infinito. Puede escalarse en cualquier momento con base en las necesidades del centro, sin la necesidad de interrumpir ningún otro proceso ni el servicio.

Sin embargo, los 10,000 científicos que colaboran a nivel mundial en el proyecto no son los únicos que experimentan todos los días; NetApp también aprovecha la oportunidad para poner a prueba nuevas funcionalidades que le ayuden a realizar su labor de forma más eficiente, rápida y económica, detalló Portilla.

Desde 2006, CERN ha utilizado la tecnología de NetApp para realizar su labor. “Las respuestas obtenidas a partir de la investigación de partículas del CERN no sólo ayudan a explicar el Universo, sino que también aceleran los revolucionarios avances en el área de tecnologías de la información de los que hemos sido testigos en los últimos años”, aseguró la compañía.

Si quieres saber un poco más sobre el proyecto del Colisionador de Hadrones, aquí hay un par de videos ilustrativos:

[youtube id=”ziGuGhi4AXo” width=”620″ height=”360″]

[youtube id=”RYsaGwqi7hQ” width=”620″ height=”360″]

 

Siguientes artículos

Un ‘road trip’ en Texas
Por

En medio de la nada, durante un road trip, nos topamos con el surrealista anuncio de una tienda de Prada y un auto simul...