Unos 200 millones de pesos generará en promedio la final de vuelta entre el América y el León, una jugosa cantidad tomando en cuenta que la controversia que limitó a la mitad de la misma a ser transmitida por TV restringida.

 

 

En un hecho sin igual, se trata de la primera emisión de un duelo por el Título de Liga que en su primera parte debió disputarse ante televisores de paga, pero con la facultad de ser transmitido en vivo a través del Internet. De esta manera, el duopolio Televisa-Azteca confirmó sus temores: la llegada de Carlos Slim arrebataría parte de su exquisito pastel Y poco podrían hacer para detenerlo.

PUBLICIDAD

 

Pintan al león como rey

Apenas el 3 de septiembre del año pasado una de las empresas de Slim, América Móvil, anunció la compra del 30 por ciento de las acciones del Grupo Pachuca, que posee al León aparte del club tuzo.

La irrupción del magnate sacudió las estructuras del futbol hasta entonces controlado por el duopolio, independientemente que la disputa trascendería fuera de lo deportivo. Slim también se plantó frente a Emilio Azcárraga Jean, de Televisa y Ricardo Salinas Pliego, de TV Azteca, en los estadios de la telefonía fija y el celular, banda ancha y video por internet. Obvio que entonces los partidos del León tendrían que ser transmitidos en otro lado, y lograron firmar convenios con los canales internacionales de Fox Sports y Telemundo, así como con Grupo Expansión, propietaria del portal de información deportiva Mediotiempo.com para poder difundir los juegos de local, los que también pueden verse en vivo a través de internet por Uno.TV, que también pertenece a Slim, y Viva Sports, canal de MVS.

El resultado fue que con estos movimientos clave el León obtuvo más del doble que lo que le ofrecía TV Azteca sólo por las transmisiones en México y el hecho ocasionó que el resto de clubes pidiera más dinero a las televisoras abiertas para renegociar. Hasta el 2014, los contratos de los 18 clubes de la Liga MX son de 100 millones de dólares al año.

En cifras reportadas por su aliado Grupo Expansión: A Fox le vendió 5 millones de dólares los derechos exclusivos en México, a Telemundo los derechos en Estados Unidos en 6.3 millones de billetes verdes.

Es cierto que el asunto volverá a la ‘normalidad’ en el partido definitivo de la Final el domingo 15 de diciembre en el Estadio Azteca, pero por lo ocurrido en su primer episodio, se trata desde ahora de la Final del futbol mexicano más transmitida de la historia, por el uso de multiplataformas e irónicamente, sin depender de la TV abierta en su 50 por ciento.

Apenas un torneo antes de tener nuevo dueño, cuando aún estaba en la división de Ascenso, el León ganó 500 mil dólares por sus derechos de transmisión.

 

Un año con brillo esmeralda

La innovación leonesa ha sido tan exitosa que el propio Jesús Martínez, presidente del Grupo Pachuca, ha pensado seriamente en ofrecerle más acciones a Slim, al grado que sea a partes iguales.

Esta mancuerna directiva multiplicó en un año 2.3 veces los ingresos totales del León para obtener casi tres veces más de lo que Azteca le paga actualmente al Pachuca en su contrato que acaba en mayo de 2014.

Recordemos los absurdos golpes bajos de la televisora del Ajusco puso el año pasado contra el Pachuca, cuando en las transmisiones de sus juegos como local ponía tomas de la cancha del Estadio Hidalgo, donde ‘recortaba’ la pantalla para evitar que apareciera la publicidad estática. Pasarán al reparto de lo abominable esas transmisiones horribles que no permitían apreciar un desarrollo panorámico de los partidos.

 

La taquilla suma, pero es lo de menos

Hussein Forzán, fundador y creative manager de la Agencia Plurimarketing expone que durante la transmisión de 180 minutos de una final las televisoras generan una derrama de casi 60 millones de pesos, por lo que al menos la mitad dejará de circular en TV Abierta al no poseer los derechos de transmisión del equipo Panza Verde.

Lo interesante del caso es ver que en un evento como este hay un partido detrás de otro partido y es interesante ver cómo las marcas hacen su propia contienda.

La fórmula básica que proyectan por años los clubes es lo siguiente: El 33 por ciento de las ganancias se debe a ingresos por derechos de transmisión por TV. El 30 por ciento es de entrada por patrocinios, el 20 por ciento es por publicidad y el 17 por ciento es únicamente la taquilla.

Unos 200 millones de pesos arrojará la Final América-León. Donde desde la víspera se nota un gran ganador: Carlos Slim y compañía.

 

 

Contacto:

Twitter: @HectorQuispe

LinkedIn: mx.linkedin.com/in/hectorquispe/

Facebook: https://www.facebook.com/hector.quispe

e-Mail: [email protected]

Página personal: http://about.me/HectorQuispe

Blog: http://defutbolyotrosmales.wordpress.com/

 

 

 

*Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

ABC Cocina eats Nueva York
Por

  El nuevo éxito gastronómico de Jean-Georges Vongerichten se nutre de raíces hispanas para seducir a paladares cos...