Por Parmy Olson

Cuando Apple lanzó el iPhone en 2007, había otros teléfonos inteligentes en el mercado que eran posiblemente superiores. Los teléfonos BlackBerry eran mejores en correo electrónico y los teléfonos Nseries de Nokia eran geniales para el entretenimiento. Pero visualmente el iPhone era más agradable para interactuar, tanto en términos de hardware como en el diseño fácil de usar de su software.

¿Podría volver a ocurrir el mismo fenómeno con las bocinas inteligentes, donde Apple vuelve una vez más al juego?

El analista de tecnología Gene Munster acaba de publicar sus conclusiones sobre el HomePod después de probar el altavoz de 350 dólares contra los dispositivos rivales de Amazon y Google, y traen una sorprendente ventaja que Apple ya tiene contra sus competidores: suena más humano.

PUBLICIDAD

Mucho se ha hablado de la calidad de sonido superior del altavoz de Apple, pero Munster sugiere que las mejoras van más allá de las especificaciones técnicas para los audiófilos. La comunicación de Siri sobre el HomePod fue “más humana” que la de Alexa o Google Home de Amazon, dijo en una nota a los clientes.

“Específicamente, después de hacer una pregunta, [Siri] no te repite todo como en el caso del Asistente de Google y Alexa, lo que hace que el proceso sea sutilmente más suave”, dijo Munster.

The HomePod también escuchaba mejor que Echo o Google Home. Gracias a una función de cancelación de ruido, puede usar su voz regular con HomePod incluso en una situación en la que tendría que levantar la voz para hablar con otras personas en la misma habitación. “Ésta fue la característica más estelar de HomePod”, agregó.

Lee también: Apple comenzará a vender esta semana el HomePod, su altavoz inteligente

Es un poco discordante pensar en el sonido como algo que, como una pantalla, también puede tener una interfaz de usuario. Pero si la voz está destinada a ser la próxima interfaz informática, dependerá de proveedores como Apple que nos guíen con un diseño fácil de usar, tal como lo hizo con el iPhone para encabezar la era de la tecnología móvil.

El HomePod estuvo detrás de la competencia cuando se trataba de responder preguntas; respondió el 52.3% de las consultas correctamente en comparación con Google Home en el 81% y Alexa en el 64%.

Pero HomePod no necesita ser la bocina más precisa para superar a sus rivales. Sólo necesita ser una a la que la gente quiera hablarle.

La debilidad de Amazon en ese sentido ha sido la escucha: Los usuarios como yo a menudo tenemos que gritar varias veces para que Alexa nos escuche. Google es personalidad, y el hecho de que los usuarios todavía tienen que decir “Ok, Google” para activar su altavoz. (Todavía no puedo aceptar la idea de dirigirme regularmente a una empresa multimillonaria en mi sala de estar).

Es posible que Apple no tenga que preocuparse por estar detrás en lo que a consultas se refiere, siempre que pueda ayudar a los consumidores a dar el salto al cómputo basado en voz con una bocina con la que sea fácil interactuar.

Y con la inclusión de un chip A8, que es más potente entre las bocinas de la competencia, Munster sugiere que Apple todavía tiene la capacidad de al hacer HomePod aún más inteligente en el futuro.

A pesar de todo esto, Munster espera que el HomePod capture solo 12% del mercado mundial de bocinas inteligentes en 2018, y que esa proporción permanezca nivelada hasta el 2022.

Para entonces, él cree que Google se habrá hecho de cerca de la mitad del mercado, mientras que la Alexa de Amazon habrá caído al 37% desde aproximadamente la mitad de hoy.

 

Siguientes artículos

fibra-optica
México, en el top 10 de crecimiento de fibra óptica de la OCDE
Por

La tasa de penetración mexicana creció 6.9%, solo detrás de Turquía.