Gorras, sombrillas, las lonas con mensajes de apoyo Andrés Manuel López Obrador, cualquier objeto era bueno para hacer sombra sobre las cabezas de los asistentes al Zócalo de la Ciudad de México, que soportaron el rayo del sol mientras durante más de 90 minutos que duró el mensaje del presidente, con motivo de su primer año de gobierno.

Por tercera ocasión en un año, AMLO se presentó ante la abarrotada Plancha de la Constitución con un discurso que por momentos parecía ser la copia del que pronunció en julio de este año, cuando conmemoró el primer año de su victoria electoral; y con un público en gran medida conformado por organismos sindicales o representantes de gobiernos locales.

 

“Sección 36, de lado derecho de la plancha, todos del lado derecho”, gritaba un hombre con camisa y gorra blanca del que sobresalían las siglas del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE). El numeroso grupo al que dirigía también portaban gorras blancas que los distinguía como integrantes del sindicato, aunque también se diferenciaron por llevar bolsas de plástico que contenían un jugo, un sándwich y galletas.

No era el único grupo que se presentó en el Zócalo, representantes de gobiernos estatales y alcaldías de la Ciudad de México como Gustavo A. Madero, Iztapalapa y Xochimilco arribaron con nutridos grupos de participantes, con lonas y banderillas para ser distinguidos.

Te puede interesar: Entre el ‘soy fifí y qué’ y los ‘100% AMLOvers’, los mexicanos se polarizan

Las consignas, aplausos y gritos de apoyo al presidente, fueron menos constantes y ruidosas que las que se escucharon hace un año cuando López Obrador, después de la ceremonia de toma de protesta en la Cámara de Diputados, llegó para presentarse ante una multitud que lo aclamaba y en donde pronunció cien compromisos. Hoy, según las palabras de AMLO durante su discurso, se han cumplido 89 de esos 100 compromisos y para diciembre de 2022 se completará el proceso de transformación del país.

“Estoy seguro que cuando cumplamos otro año de gobierno, los conservadores no podrán revertir los cambios que se han hecho”, afirmó López Obrador durante su discurso.

Entre los mensajes que marcaron una diferencia del discurso del 1 de julio, de conmemoración de su victoria electoral, o el 1 de septiembre, durante su primer informe de gobierno; fue el agradecimiento al presidente Donald Trump por ofrecer su apoyo durante el operativo para la captura de Ovidio Guzmán que resultó en su liberación y las investigaciones por el asesinato de nueve integrantes de la familia LeBarón. Sin embargo reiteró que no se aceptarían ningún tipo de intervencionismo.

Te puede interesar: Miles de personas (y organizaciones) escuchan mensaje de AMLO en Zócalo

Ante la plancha del Zócalo capitalino, AMLO aceptó que la tarde del 17 de octubre en que su gobierno decidió liberar Guzmán, integrante del Cartel de Sinaloa, ante las amenazas de integrantes del crimen organizado para afectar a personas inocentes, fue una verdadera prueba de fuego.

Reiteró que la disminución de la incidencia delictiva del país era el principal desafío de su gobierno, sin embargo, reiteró que su estrategia se enfocaría en atender las causas de la violencia e inseguridad en el país como el desempleo, la pobreza, la desigualdad y la falta de justicia.

Otro mensaje diferente fue el que se enfocó en la decisión de su gobierno para otorgar asilo político a Evo Morales, a quien consideró víctima de un Golpe de Estado.

“Sostenemos, democracia sí, militarismo no”, sentenció el ejecutivo federal entre uno de los aplausos más nutridos de esta jornada.

Respecto al crecimiento económico en México que se calcula de alrededor de 0.1% para este año, no hubo ni una referencia y prefirió finalizar su mensaje asegurando que él era un dirigente y el pueblo el ente que gobernaba en el país.

 

Siguientes artículos

AMLO
AMLO presume 89 compromisos cumplidos de 100 a un año de gobierno
Por

Avances en su política social, una nueva Constitución en los hechos, el combate a la corrupción y una nueva visión en ma...