Agregue en la lista de sitios a visitar antes de morir: la Isla Holbox. Más que un santuario de especies exóticas, es la definición exacta del paraíso terrenal. Es más, no sé si hago mal en compartir en este espacio esta recomendación. Lo cierto es que “mi pecho no es bodega” y deben saber que en México se encuentra este destino que atrapa, encanta y el tiempo toma otra dimensión.

Holbox (se pronuncia jolboch), es una pequeña isla mexicana localizada en el extremo norte del estado de Quintana Roo, perteneciente al municipio de Lázaro Cárdenas, 10 kilómetros frente a la costa noreste de la península de Yucatán.

Desde Playa de Carmen me dispuse a hacer el viaje a descubrir con mis propios ojos lo que tanto había escuchado, a mi parecer entre absurdo y exagerado. Así pues, luego de un recorrido de casi dos horas hasta el poblado Chiquilá, Quintana Roo abordé el ferry que me llevó al santuario de tiburones ballenas y manta rayas, delfines, langostas, pulpos, rayas águilas y tortugas marinas, entre muchas otras especies.

He de confesar que al bajar del ferry me tragué mis palabras y demás pensamientos incrédulos de que en realidad se trataba de un lugar fabuloso. Sus aguas poco profundas y ese verde turquesa que permite que personas de todas las edades y habilidades puedan nadar o caminar tranquilamente, enamora a primera vista.

PUBLICIDAD

La Isla Holbox está separada de tierra firme por la Laguna Yalahau, el lugar preferido de más de 150 tipos de aves, reptiles y peces. Un lugar que se puede apreciar al caminar, bucear, andar en bicicleta, echarse en una hamaca, disfrutar con la familia, con los amigos, incluso en solitario. Se impone su exclusiva vista.

Mejor guarden el secreto

Desde los tiempos de los mayas antiguos, la isla ha sido un lugar cuya belleza extraordinaria y tranquilidad ha sido disfrutado tanto por sus habitantes como por los visitantes. De hecho, el nombre Holbox proviene del Maya y significa “hoyo negro”, en referencia al color oscuro de las aguas de la Laguna Yalahau.

Las autoridades municipales y portuarias trabajan conjuntamente en preservar a la Isla Holbox como un destino turístico virgen, en gran parte se ha logrado mantenerla ajena al turismo de masas.

La isla tiene 42 kilómetros de largo y 2 kilómetros de ancho; ofrece 36 kilómetros de playas prístinas de arena blanca y coralina. Ubicada dentro de lo que es la Reserva Natural Yum Balam, se considera a la Isla Holbox como parte de una de las regiones ecológicas más importantes del mundo y anfitrión de una diversidad espectacular de ecosistemas.

Luego de un recorrido en un carrito de golf por toda la periferia de la isla, elegí Playa Tiburón. La mejor panorámica. La mejor postal. El rincón ideal para despejarse de cualquier preocupación.

Santuario de especies

  • Tiburón ballena
  • Manta rayas
  • Delfines
  • Langostas
  • Pulpos
  • Rayas águilas
  • Tortugas marinas
  • Y más de más de 150 tipos de aves, reptiles y peces

Entre junio y septiembre, Holbox es la casa del tiburón ballena, el pez más grande del mar. Estas criaturas majestuosas, que pueden llegar a medir hasta 15 metros, vienen cada año para alimentarse del plancton. Debido a su naturaleza pacífica, es posible nadar al lado de estos gigantes dóciles y observarlos en su hábitat natural.

Pero también muchas personas vienen a la Isla Holbox de todo el mundo para la pesca, reconocida mundialmente. Entre la pesca más popular está la pesca con mosca, ya que Holbox tiene el privilegio de hospedar a uno de los hábitats más significativos de tarpon en todo el mundo. De hecho, durante la primavera y el verano, es posible encontrar especies como macabí, barracudas, pargo, pámpano y jureles, entre otros.

Ya estando en Holbox, es imperdible visitar Tres Islas para conocer la Isla Pájaros. Entre las aves que se puede avistar ahí destacan los flamingos, pelicanos blancos y pardos, cormoranes de dos crestas, garzas rojizas y blancas reales, plateínos (espátulas rosadas) y garzas pico de bota, entre otros.

Alternativas en Isla Holbox

  • Paseos ecológicos en caballo
  • Kayak por los manglares
  • Kitesurf
  • Nadar en el ojo de agua Yalahau
  • Pesca con mosca
  • Echarse en una hamaca
  • Tomarse las mejores selfis

Después de conocer personalmente el paraíso, ahora entiendo y siento porqué desde el tiempo de los mayas antiguos, la Isla Holbox fue considerada una fuente de juventud. El encanto de la Isla Holbox es difícil de describir, pero fácil de llegar. De nosotros depende de cuidar este pedacito de paraíso. No comparta esta nota, mejor guarde este secreto. Mejor ni le cuento más por miedo a pecar de exagerado.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @Raul_Curiel

Facebook: raul.curiel.148

Página web: dedalocomunicacion.com

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

No habrá reunión mientras México no trate con respeto a EU: Trump
Por

Trump insistió en que el pueblo estadounidense no pagará por el muro y dijo que se lo dejó en claro al gobierno mexicano...