Por Luis Foncerrada*

Nancy Pelosi, diputada demócrata por California, y vocera de la Cámara baja en Estados Unidos, creó un grupo de trabajo para estudiar algunos aspectos pendientes del Tratado México-Estados Unidos-Canadá, T-MEC, encabezado por Richard Neal, diputado demócrata por Massachusetts, quien también preside el importante Comité de Medios y Arbitrios (Ways and Means). La disposición del Congreso se refleja con la visita de los legisladores Richard Neal, Presidente de este Comité, Jimmy Gómez, Bill Pascrell, Jimmy Panetta y Dan Kildee, y su reunión sostenida el día de ayer con el Presidente Andrés Manuel López Obrador y el Canciller Mexicano Marcelo Ebrard. La reunión concluyó con un mensaje positivo emitido por el Presidente de México respecto a la relevancia de impulsar la ratificación del TMEC.

Este paso es indispensable para el fortalecimiento de la relación comercial y la integración de Norteamérica, pues dará certeza a la inversión, sienta las bases para hacer negocios y competir con estándares adecuados a la economía moderna y genera grandes oportunidades para la integración de las cadenas de suministro y aumentar la competitividad regional.

Después de reuniones con Richard Trumka, Presidente de AFL-CIO -uno de los sindicatos de trabajadores americanos más poderosos-, el Diputado Neal comentó que comparte la preocupación del Sr. Trumka sobre la reducción del presupuesto en la Secretaría de Trabajo en México, ya que podría impedir la instrumentación de los acuerdos del Tratado en el campo laboral.

Efectivamente, en el presupuesto recién presentado hay una reducción de 35.8% para la Secretaría del Trabajo con respecto a lo aprobado en el 2019. El argumento de nuestra Secretaria de Trabajo, Luisa María Alcalde, es que esa reducción es en el programa de Jóvenes Construyendo el Futuro, que tiene una reducción de 38.1%, y que los fondos programados serían suficientes para crear las instancias que se requieren para instrumentar la reforma laboral que implica el nuevo TMEC.

Este es un tema adicional a las modificaciones propuestas anteriormente por los miembros del partido demócrata, que desde hace tiempo han argumentado que el acuerdo no logra sentar condiciones de igualdad para los trabajadores estadounidenses y los mexicanos. No hay duda que tanto los representantes del AFL-CIO, como los de los sindicatos mexicanos, están buscando que existan los mejores términos para ambas partes.

Este proceso se inserta en el periodo de campañas electorales. Las elecciones para presidente serán el próximo año, y además del Presidente Trump, quien buscará la reelección, estarán los contendientes demócratas. Es indudable que el proceso de revisión y aprobación del TMEC, la política exterior del Presidente Trump y la política de tarifas con China, serán todos elementos que jugarán algún papel en la percepción y opinión del electorado.

Otro elemento adicional que jugará un papel importante en este proceso será la situación de la economía en los Estados Unidos. Muchas de las variables económicas señalan ya una desaceleración de la economía y, sin embargo, el empleo sigue sorprendiendo por un crecimiento no esperado y tanto créditos como nuevos permisos para construcción de vivienda siguen creciendo. Sin embargo, las expectativas son que, para el año próximo, precisamente en las fechas de las elecciones, ya haya claros signos de desaceleración.

Recientemente se agrega al escenario el planteamiento de llevar a cabo una investigación al Presidente Trump por el suceso con Ucrania y el candidato demócrata Biden. La pregunta es si este proceso descarrilaría o no el  TMEC,  o si sería en todo caso pospuesto como prioridad en las consideraciones del grupo de trabajo.

Dada la importancia del TMEC para la economía de los tres países, tanto la comunidad binacional de negocios como diversos agentes dentro del gobierno de Estados Unidos coinciden en que esta decisión debe trascender coyunturas políticas. Entre ellos Earl Blummenauer, demócrata por Oregon y presidente del Subcomité de Comercio de Ways and Means, quien declaró que el TMEC y la investigación al Presidente Trump son temas separados y no tendrían que mezclarse.

 

Contacto:

* Luis Foncerrada, Asesor Económico de AmCham

Redes sociales:

Twitter, Facebook, Instagram: @AmChamMexico

Twitter: @foncerrada

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

El concepto equivocado de la riqueza en México
Por

Quizá algún día entenderemos que la riqueza no se reparte, la crea cada quien con su ingenio y muy a pesar del mal gobie...