Después de tres trimestres con caídas, la confianza de las grandes empresas manufactureras de Japón mejoró, gracias al estímulo monetario lanzado por el gobierno de Shinzo Abe.

 

Reuters

 

PUBLICIDAD

TOKIO.- La confianza de las grandes empresas de manufacturas de Japón mejoró en enero-marzo por primera vez en tres trimestres y las expectativas de inflación en los hogares alcanzaron un máximo en cuatro años y medio, según sondeos del banco central divulgados el lunes.

Esto sugiere que la fuerte ofensiva del primer ministro Shinzo Abe para llevar a cabo un estimulo monetario están debilitando las arraigadas percepciones de una deflación intratable en la tercera economía del mundo.

Las encuestas -las primera desde que Abe asumió el cargo en diciembre- ayudarán al nuevo gobernador del Banco de Japón, Haruhiko Kuroda, a abogar por medidas audaces y experimentales para impulsar la confianza cuando presida su primera reunión de política monetaria esta semana.

El índice principal de la confianza de las grandes firmas manufactureras mejoró en los primeros tres meses del año después de un deterioro de dos trimestres consecutivos, según la encuesta trimestral Tankan para marzo, seguida de cerca por el banco central.

Una encuesta independiente del Banco de Japón (BJ) mostró que casi tres cuartas partes de los hogares esperan que los precios suban a un año a partir de ahora, el más alto ratio desde el año 2008, lo que sugiere que las expectativas de un agresivo estímulo se traducen en perspectivas de inflación.

Las encuestas del lunes se dan a conocer antes de una reunión de política monetaria del BJ. Se espera que en la cita se comiencen a eliminar todas las medidas para frenar un alza de los precios, inicialmente mediante la compra de bonos de más largo plazo y estableciendo un nuevo objetivo centrado en el tamaño de su balance.

La reunión de dos días comenzará el miércoles.

“Se espera que el gobernador haga honor a su promesa de buscar un audaz alivio monetario”, dijo Tatsushi Shikano, economista de Mitsubishi UFJ Morgan Stanley Securities en Tokio.

“El resultado de la encuesta Tankan refleja que las expectativas de las empresas ante un yen más débil y las medidas de política que persigue el gobierno tendrán un impacto positivo en la economía”, dijo.

El índice Tankan se ubicó en -8 en marzo, frente al -12 de diciembre, de acuerdo con el informe del Banco de Japón. El pronóstico del mercado era de -7.

Las empresas esperan una mejoría de las condiciones en los próximos tres meses, lo que llevaría al índice a -1, en línea con las previsiones de los economistas.

En tanto, la proporción de hogares que esperan que los precios suban a un año a partir de ahora se elevó a 74,2 por ciento en marzo desde 53,0 por ciento en diciembre, el nivel más alto desde septiembre del 2008.

Mientras, la proporción de hogares que esperan que sus ganancias suban a un año a partir de ahora aumentó a 62,6 por ciento desde 55,1 por ciento de diciembre, lo que sugiere que las políticas de Abe están empezando a cambiar las persistentes expectativas de que el crecimiento salarial se mantendrá estancado.

 

Siguientes artículos

¿Cuánto pagarías por una tortilla?
Por

A 7 años de la crisis del maíz en México, aún no existen los mecanismos que garanticen el abasto del grano tanto para la...