“El producto deberá ser retirado del piso de venta”, dice la notificación que lanzó el encargado de la seguridad de los alimentos en la tienda de autoservicio. ¿Qué ocurrió? ¿Fue un caso aislado o es un problema recurrente?

 

Ante el riesgo de que representaran un grave peligro para la salud de sus clientes, Walmart retiró lo más rápido que pudo de sus anaqueles el lote “E175061” de cervezas Victoria Mega de 1.2 litros el pasado viernes 12 de junio, por órdenes del gerente divisional de Cumplimiento de Seguridad Alimentaria, Luis David Terrón Rodríguez.

La notificación de retiro de piso de venta que envió a directivos se entregó de mano en mano a los gerentes de tienda y debía ejecutarse de forma inmediata.

Era un asunto de alta importancia para el encargado de proporcionar alimentos seguros y de calidad a los clientes de la cadena que opera 2,296 tiendas en México, al cierre de mayo de 2015.

“El producto deberá ser retirado del piso de venta”, dice la notificación que lanzó el encargado de la seguridad de los alimentos. “Se deberá resguardar en bodega e identificar clara y visiblemente con la leyenda PRODUCTO NO APTO PARA SU USO hasta que se informe por medio de Sistemas Operacionales la forma en que se dispondrá de él”.

Fuentes involucradas en esta alerta informaron que se hallaron cervezas contaminadas, pero no quisieron entrar en detalles, por la confidencialidad con la que se maneja el problema.

Dentro de Walmart se ordenó que la información sobre la cantidad de mercancía retirada de las tiendas Supercenter, Superama, Bodega y BAE fuera entregada únicamente a Víctor Medina Silva.

Al mismo tiempo, los directivos de Wal-Mart solicitaron una explicación inmediata y por escrito a Grupo Modelo acerca de la calidad de sus cervezas. Sabían que estaban ante un problema que podía crecer y necesitaban certidumbre, pues en camino había apuestas muy agresivas para la temporada del Día del Padre.

En ese sentido, Distribuidora de Excelencia de Grupo Modelo estaba mandando ese mismo viernes 12 de junio muchos camiones cargados con Modelo Light de lata, Corona de lata, Modelo Especial, Budlight, Barrilito y Montejo a todas las tiendas. La alerta crecía, pues una de las grandes campañas de venta del año, lo que inundaba las cabeceras de abarrotes para vinos y licores, los triángulos promocionales y lugares especiales de las tiendas, era una amenaza.

Algunos distribuidores nos cuentan que probablemente se trataba de cerveza vieja, con más de un año de estar recorriendo anaqueles o incluso representando alguna vieja promoción. Al momento recordé que incluso en las últimas semanas he comprado cerveza, latas, que tienen la promoción del Corona Capital, el festival de rock que realizan cada año.

Cuando consultaba a algunos de los vendedores me decían que las estrategias de Modelo son agresivas y la sospecha es que están arriesgando calidad, por volumen. Uno de ellos me recordó que la mayoría de los bebedores de cerveza no reparamos en la fecha de producción o caducidad, pues damos por hecho que esta bebida no caduca. Pero también me dicen que hasta el agua se echa a perder, por qué la cerveza no.

Buscamos a Antonio Ocaranza, el director de Comunicación Corporativa de Walmart, quien nos pidió ponernos en contacto con los responsables de la cerveza para saber qué fue lo que pasó y a su vez refirió nuestra petición de información a ellos.

Grupo Modelo, el líder en la elaboración, distribución y venta de cerveza en México y desde 2013 parte de Anheuser-Busch InBev, la más poderosa cervecera global, nos informó que fue hasta el martes 16 de junio cuando Walmart les comunicó que un supervisor había detectado un “cuerpo extraño” en el interior de una cerveza Victoria de 1.2 litros, un pequeño pedazo de plástico.

Walmart les solicitó verificar el proceso de inspección y Grupo Modelo les aseguró que la botella no representaba riesgo para la salud del consumidor.

“Conforme a sus políticas internas, Walmart procedió a realizar un retiro preventivo del producto del anaquel mientras realizamos la investigación”, dice la cervecera.

“Inmediatamente, Grupo Modelo activó el protocolo de revisión de los registros de producción y calidad de la fecha y línea de producción en cuestión, sin encontrar desviación en nuestros estándares de operación y lo comunicó a Wal-Mart.”

Grupo Modelo dice que este tipo de contaminación no sucede muy a menudo. “La probabilidad de incidencia en este tipo de cuestiones es de 0.0000007%, es decir, 70 incidencias por cada 1,000 millones de botellas”.

Las empresas regresaron las cervezas a los anaqueles para venta al público el jueves 18 de junio, como si nada hubiera pasado. De hecho, casi nadie se enteró de esta alerta que se lanzó en la cadena de tiendas de autoservicio más poderosa de este país.

“Grupo Modelo está comprometido con la más alta calidad de sus productos. Por ello, contamos con los sistemas más avanzados para cumplir y exceder los estándares de calidad que requiere la regulación aplicable y que nuestros clientes merecen y esperan”, reitera la empresa.

Lo cierto es que yo me bebía ciegamente las cervezas, pero ahora estoy consciente de que debo revisar si no está sucia mi Victoria antes de darle el primer trago, además de que ya no me compraré esas latas con promociones viejas. Para qué arriesgarme a tragarme un “cuerpo extraño” o tomarme una cerveza añejada, ni que fuera vino.

 

Siguientes artículos

euro-zona
Crisis en Grecia dispara costos de deuda en Italia y España
Por

Después del colapso el fin de semana de las negociaciones para un acuerdo de reformas a cambio de dinero entre Grecia y...