Fitch Ratings bajó en junio la calificación soberana de BBB+ a BBB con perspectiva estable, el ajuste obedeció a la previsión de un mayor requerimiento de apoyo por parte de Pemex. Sin embargo, a nivel macroeconómico e internacional la nota soberana sigue expuesta a riesgos que podrían erosionar la calidad crediticia en el mediano plazo.

“Identificamos posibilidades de deterioro en la medida en que no se pueda llevar a cabo el plan fiscal y no se genere una una confianza apropiada para lograr un nivel de crecimiento que requiere el país, no vislumbramos riesgos inminentes, pero sí señalamos elementos que puedan deteriorar el ambiente y el perfil crediticio”, dijo en entrevista con Forbes Carlos Fiorillo, director general para América Latina en Fitch.

Para Carlos Fiorillo, el crecimiento es una variable ambiciosa contemplada en el en el presupuesto, por otro lado, considera que las producción petrolera será un tema en que el gobierno deberá enfocarse para cumplir con sus objetivos.

En el frente internacional, el ejecutivo explica que la economía global está creciendo menos y México depende de lo que suceda en Estados Unidos. El escenario, dice, enfrenta riesgos en materia de dinamismo económico debido a que la Guerra Comercial entre Estados Unidos y China ha afectado las expectativas de crecimiento global y los indices de producción industrial, sumada a otros temas, como el Brexit, que han tenido impacto en el crecimiento.

Lee también: Sin crecimiento económico no hay prosperidad

“México enfrenta una coyuntura difícil que también representa oportunidades, la guerra comercial es una oportunidad para fortalecer relaciones con Estados Unidos, México ha venido ganando en su market share de importaciones con Estados Unidos”.

Carlos Fiorillo considera que la coyuntura es propicia para capitalizar oportunidades pero afirma que para México también es importante generar confianza.

“El gobierno ha tomado un poco más de tiempo en generar la confianza apropiada para generar inversiones”

Actualmente, afirma, los mercados emergentes representan una oportunidad por el desenvolvimiento del mercado global, pues incluso cuando están deprimidos tienen dinamismo. La región latinoamericana podría crecer 2.5% en el año mientras que los emergentes crecerían 4% anual.

“Si bien existen amenazas importantes, también debe verse como una gran oportunidad”.

La calificación soberana tiene un vínculo con la calificación de Pemex, esto podría impactar la calificación soberana de México, que está soportada por los ejes de producción petrólera, son elementos correlacionados.

“Que Pemex logre una estabilidad definitivamente le daría mayor holgura a la calificación”, añade.

Fitch baja la calificación soberana de México

 

Siguientes artículos

AMLO-Sembrando-Vida
‘No damos frijol con gorgojo, sino bienestar a 200 mil personas con Sembrando Vida’: AMLO
Por

El programa Sembrando Vida no es electorero, ni es sólo dar despensas, sino crear condiciones para que los campesino no...