Antes de hacer un MBA debes tener claro si te conviene dejar de enfocarte al 100% en el trabajo o incluso interrumpir tu carrera profesional.

 

 

Hoy en día, si aspiras a puestos de alta gerencia o directivos, contar con una Maestría en Administración de Negocios (MBA, por sus siglas en inglés) puede ser un factor determinante para ser elegido. Este tipo de títulos tienen un enfoque orientado a los negocios y te brindan un conocimiento macro, preparándote para posiciones estratégicas que implican grandes responsabilidades.

PUBLICIDAD

Sin embargo, resulta difícil reconocer el momento ideal para emprender esta nueva etapa.

Debes tener claro si te conviene dejar de enfocarte al 100% en el trabajo o incluso interrumpir tu carrera profesional en una empresa.

Presentamos tres escenarios en los que podría ser conveniente invertir tu tiempo y dinero en un MBA:

1. Descubrir nuevas oportunidades. Puede ser que ya estés preparado para dar el salto a puestos senior, ya que cuentas con experiencia profesional, pero por tus conocimientos actuales ya no es posible subir dentro de la organización. En este caso, un MBA con modalidad de tiempo completo puede ser la puerta de entrada a una posición más senior. Aprovecha este tiempo, y si tienes las posibilidades, realiza estos estudios en el extranjero para que también adquieras experiencia internacional.

 

2. Ampliar tus horizontes. Cuando desempeñas un puesto clave y requieres desarrollar habilidades de administración y gestión para mejorar tu rendimiento, un posgrado a la par de las actividades laborales puede resultar útil y valioso. Busca opciones locales que se adapten a tu ritmo de trabajo.

 

3. Emprender tu propio reto. Dentro de un MBA, hay diferentes prioridades entre los estudiantes, algunos buscan entrar a trabajar a una organización al momento de graduarse, mientras que otros se enfocarán en aprender las habilidades necesarias para emprender sus propios negocios. Este periodo es de gran utilidad para crear una red de profesionales en la industria que a ti te interesa.

 

Cabe destacar que un MBA no es la solución a todas tus inquietudes profesionales, ya que existen otras aptitudes que únicamente te brindará la práctica del día a día en una empresa y que difícilmente aprenderás en el salón de clases.

Un MBA por sí solo no te asegurará inmediatamente una mejor posición o mayor sueldo; es la amplia experiencia profesional la que te ayudará a desarrollar los conocimientos técnicos, habilidades y competencias necesarias para avanzar en tu carrera profesional.

 

 

Contacto:

Twitter: @MichaelPageMX

Facebook: michaelpagemx

Página web: Michael Page México

 

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Alejandra Palacios, la mujer que lucha contra los monopolios
Por

Forbes México presenta el ranking de las 50 mujeres más poderosas de 2014. Este año, la comisionada presidente de la Cof...