Anasofía Sánchez es una mujer cuyo nombre suena familiar para varias empresas de tecnología en el país. La CEO de Waze para México considera que muchas veces son las mujeres quienes construyen obstáculos para su carrera profesional en el sector.

“Para que haya más directoras en empresas tecnológicas, primero hay que perder el preconcepto de que tienes que haber estudiado ingeniería o ser una maestra de las matemáticas”, comenta.

Según esta directiva, otro traspié autoimpuesto consiste en querer adelantarse en el tiempo para tener el futuro controlado.

Explica que muchas trabajadoras visualizan su futuro profesional en función a cuando sean madres, incluso antes de estar comprometidas en una relación.

PUBLICIDAD

En México, más de un 40% del personal ocupado en servicios científicos y técnicos son mujeres, de acuerdo con el informe “Los hombres y las mujeres en las actividades económicas” publicado por el Inegi en 2015.

Todo ello contribuye a la falta de mujeres profesionales en el mercado laboral de las tecnológicas. De hecho, Anasofía Sánchez explica que tienen dificultades en encontrar mujeres para incorporar en el equipo de Waze.

“Tenemos un reto de contratación, no encontramos mujeres suficientemente preparadas”, explica.

En México, entre cuatro y cinco de cada diez inscritos en estudios superiores en ciencias naturales, estadística y matemáticas son mujeres, y sólo entre dos y tres de ellas lo están en ingenierías, según el informe “Cracking the code: Girls’ and women’s education in science, technology, engineering and mathematics (STEM)” de 2017, publicado por la UNESCO.

Este estudio muestra cómo en educaciones superiores existe un patrón de género, pues la mayoría de los hombres cursan estudios de ingeniería, construcción y relacionados con las tecnologías de la información y la comunicación (TICs), mientras que la mayoría de mujeres se mueven en humanidades, salud, bienestar y negocios.

Después de pasar por Facebook y ahora, en Waze, Anasofía explica que la tecnología es un arma para luchar por la igualdad de género.

“Como mujer, la flexibilidad en el trabajo ayuda muchísimo. Siempre pienso que si no me hubiera desarrollado en tecnológicas, no estaría donde estoy hoy. El poder estar en la escuela de los niños o en el festival sin tener la presión de estar en la oficina hace toda la diferencia”, explica.

Pero conseguir que tanto hombres como mujeres se involucren en esta lucha requiere algo más que herramientas digitales. Según ella, que está acostumbrada a ser parte de equipos integrados por hombres, se necesita consciencia y persistencia en comunicar opiniones e ideas propias.

Anasofía Sánchez se une al grupo de mujeres al frente de compañías tecnológicas en México, en el que se encuentran las también mujeres poderosas 2018 María Teresa Arnal, directora de Google México; Francoise Lavertú, directora de Tesla México, y Cristina Ruiz de Velasco, vicepresidente de Distribución y Operaciones de AT&T México.

 

Siguientes artículos

La activista que defiende a las mujeres migrantes en Estados Unidos
Por

Mónica Ramírez se ha ganado el reconocimiento de la comunidad hispana en el vecino país del norte por hacer todo lo posi...