Por Haris Anwar | Investing.com

El comienzo de 2019 ha sido estelar para Netflix (NASDAQ:NFLX). A pesar de que el pesimismo de los inversionistas está lastrando los mercados en general, las acciones del gigante del streaming ya han subido casi un 21% este año, superando a otras de las empresas tecnológicas de alto crecimiento durante el mismo período.

NFLX 300 Minute Chart

Y lo que es más importante, la empresa ha ganado un 37% desde que tocara fondo el 24 de diciembre, tras dejarse en torno a un 43% de su valor durante los seis meses anteriores, cuando se produjo una estampida generalizada de los activos de riesgo, produciéndose una venta masiva que no dejó títere con cabeza entre las empresas del llamado grupo FAANG.

El alcance del repunte de Netfix sugiere que los inversionistas creen firmemente que la empresa fue castigada injustamente durante esta corrección y que la solidez de los fundamentales de la empresa sigue intacta.

PUBLICIDAD

Lo que diferencia a Netflix de otras empresas de contenido de entretenimiento son sus bajos precios, la vertiginosa creación de contenido y el interés que despierta a escala mundial. Estos tres factores deberían hacer que los inversionistas se sientan cómodos a la hora de continuar apostando por este gigante del streaming, a pesar de que el entorno macroeconómico ya no es favorable para las acciones de alto crecimiento.

El último ejemplo de esta superioridad ha sido el estreno a mediados de diciembre de “Bird box: A Ciegas”. La película de terror, protagonizada por Sandra Bullock, ha tenido tanto éxito que ya se ha convertido en un fenómeno cultural y social. De hecho, Netflix raramente publica datos de audiencia de sus contenidos, pero en el caso de esta película, la historia de una ingeniosa madre que protege a unos niños de una fuerza homicida, la empresa ha anunciado que la cifra record de 45.3 millones de usuarios de sus 137 millones de cuentas habían visto al menos el 70% de la película durante la primera semana de su estreno.

Otro estreno de diciembre de Netflix, el drama mexicano “Roma”, se ha hecho con dos Globos de Oro este domingo, incluyendo mejor película de habla no inglesa y mejor director. La victoria contribuyó a impulsar las acciones el lunes. La película también se considera una de las favoritas en la categoría de mejor película de habla no inglesa en la carrera a los Oscar.

Disminuye la tendencia bajista

En nuestra opinión, éxitos como éstos restan argumentos a los bajistas de Netflix, que basan su postura en el tremendo gasto de la empresa en marketing y contenidos. Los bajistas de Netflix argumentan que el gasto de la empresa en contenidos —que alcanzará unos 12,000 millones de dólares durante el año pasado—, simplemente no es sostenible. Y si la economía se pone fea y los mercados ajustan el crédito, podría ser difícil que Netflix financie su ambicioso presupuesto de contenidos.

Pero la mayor red de TV de pago online del mundo hasta ahora ha desafiado esas expectativas. Sigue ganando suscriptores a un ritmo que aún sorprende a muchos de sus fans más alcistas.

En el tercer trimestre, Netflix ha ganado más suscriptores de lo que los analistas esperaban y sus previsiones para el cuarto trimestre son optimistas. Pronostican un aumento de 28.9 millones de clientes este año, lo que sería un récord para la empresa, que cumple ya 21 años de edad.

En nuestra opinión, Netflix es una de las pocas empresas tecnológicas que pueden capear una recesión prolongada y salir fortalecidos. La principal razón de este optimismo es el éxito de la empresa a la hora de atraer a un número cada vez mayor de suscriptores a nivel mundial, en una gran variedad de mercados regionales en los que la empresa todavía se encuentra en sus etapas tempranas de expansión.

La estrategia de expansión global de Netflix ofrece un montón de margen de crecimiento. En el tercer trimestre, el 84% del crecimiento de suscriptores de Netflix provino de zonas como Brasil, Inglaterra, Canadá y la India. Aunque Netflix se enfrenta a presiones de costes y a cierta saturación en el mercado estadounidense, la oportunidad que ofrece el video en streaming a nivel mundial es tan grande que a la compañía le queda un largo camino hasta ver su crecimiento tocar techo en las regiones fuera de Estados Unidos.

Así, inundando el mercado de nuevos títulos, Netflix es capaz de asimilar todos los grupos de edad, lo que hace improbable que los espectadores se vayan a ningún otro lugar. En el tercer trimestre de 2018 el proveedor de video en streaming lanzó el impresionante total de 676 horas de programación original. Y lo que es mejor, no hay ningún indicio de que Netflix haya tocado techo en este sentido.

En 320.27 dólares al cierre de ayer, creemos que se avecina una subida, sobre todo si la empresa vuelve a superar expectativas en su próxima presentación de resultados el jueves 17 de enero, tras el cierre. Según el objetivo de precio a 12 meses de los analistas, la empresa todavía tiene un potencial de crecimiento del 25% desde su nivel actual.

En conclusión

Debido a su bajo coste —la suscripción mensual estándar es de 10.99 dólares al mes—, una tecnología superior y la profundidad de su oferta de contenidos, ninguno de sus competidores puede suponer un serio desafío para Netflix en un futuro próximo. Esto convierte la empresa en una excelente opción para cualquiera que quiera añadir a su cartera acciones de crecimiento del sector tecnológico de calidad aprovechando también la reciente caída.

 

Siguientes artículos

BMV y Wall Street abren al alza por optimismo en relación China-EU
Por

El sector energético y tecnológico impulsaron por cuarto día consecutivo el alza en la bolsa estadounidense.