AUSTIN, Texas.- En el marco de las actividades que se realizaron del 8 al 10 de marzo durante el festival South by Southwest (SXSW) 2019, Forbes México entrevistó al extitular de Turismo, Enrique de la Madrid, sobre los pasos que tiene que dar el país para progresar y convertir sus ciudades en smart cities.

Para el exfuncionario, el primer tema es tomar conciencia de que en las ciudades es donde ocurren la mayoría de los cambios y el progreso cultural, social, académico e ideológico, porque por primera vez en la historia de la humanidad, existen más personas en las ciudades que en el campo, lo cual ya es irreversible.

A nivel mundial, se estima que seremos 9,000 millones de personas en el planeta para 2050, y de esa población, entre 70% y 75% vivirán en ciudades.

Es por eso que urbanistas e ingenieros civiles deben poner especial atención a que el objetivo prioritario de las ‘ciudades inteligentes’ debe ser la accesibilidad, pues para el político mexicano, la falta de ésta es justo el factor que ocasiona movimientos y protestas antimodernistas, pues sólo una parte de la población se ve beneficiada.

Así lo mencionó de la Madrid durante su participación en el panel “Inclusión radical, resiliencia social y ciudades inteligentes globales” llevado a cabo a lo largo del festival.

Y es que al día de hoy, el 75% de la población mexicana ya vive en las ciudades, “somos un país urbano”, afirma el político mexicano y asegura que en un futuro “México va a ser la suma de sus ciudades”.

Sin embargo, apunta que para lograrlo, se necesita mejorar las condiciones en las que actualmente se encuentran sus urbes, pero hace especial énfasis en que esto no es sólo responsabilidad del gobierno, sino que tienen que participar empresarios, ciudadanos y organizaciones civiles en conjunto.

“Todos tenemos que asumir responsabilidad en involucrarnos en la solución de problemas, necesitamos estructuras de gobierno que vayan más allá de los regímenes municipales de tres años, eso no funciona”, señala De la Madrid.

Afirma también que México primero tiene que solucionar las necesidades de vivienda, alimentación, inseguridad, agua, trabajo y movilidad de la población, para después preocuparse por implementar tecnología y que los habitantes le dediquen “más tiempo a sus aspiraciones y menos a sus necesidades”.

Para esto, México debe tomar como ejemplo a naciones como Corea, que, de acuerdo al ahora líder de la iniciativa Ciudades Inteligentes del Tec de Monterrey, pasó de ser un país más pobre que México, a ser una potencia mundial en un periodo similar.

“En los siguientes 20 años, México será un país desarrollado o se estancará en el subdesarrollo”, afirma el ex secretario, y apunta que “esta generación va a decidir si nos parecemos más a España o a Venezuela”, citando el caso de cómo el país europeo superó la crisis de 2010, mientras que la nación sudamericana hoy está “destrozada”.

Para el exfuncionario mexicano, ésta es la gran oportunidad para que las personas favorecidas salten, pero existe también el riesgo de que, “si no saltamos todos juntos, no vamos a poder cerrar nunca esa brecha”.

Para ejemplificar esto, De la Madrid hace referencia a un tren rápido en una estación, en el cual se cierran las puertas, ocasionando sólo algunos de los que esperan en el andén se suban y otros se queden fuera.

“A los 15 segundos de que el tren avance, los que se quedaron fuera no sólo estarán retrasados, sino que jamás alcanzarán al vagón al que no pudieron subirse”, concluye.

 

Siguientes artículos

El comercio global empobrece su crecimiento
Por

Las previsiones que muestra la OMC muestran una clara desaceleración en el comercio global. Los auges proteccionistas si...