El sistema de alertas de Hacienda retrasa la disciplina financiera de estados y municipios, advirtió la calificadora de riesgo Moody’s en un reporte.

“En ausencia de parámetros claros, el sistema de alertas no constituye un mecanismo robusto ni transparente de monitoreo o ajuste”, dijo la firma.

El pasado 31 de marzo de 2017, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) publicó el reglamento del sistema de alertas correspondiente a la Ley de Disciplina Financiera de la Entidades Federativas y los Municipios. Este sistema determinará los techos de endeudamiento para estados, municipios y entidades públicas dependiendo de la clasificación en la que se encuentren: sostenible, en observación o elevado.

Para determinar en qué clasificación se encontrarán las entidades, el sistema se basará en la evaluación de tres indicadores financieros: deuda pública y obigaciones / ingresos de libre disposición; servicio de la deuda y obligaciones / ingresos de libre disposición; obligaciones de corto plazo, proveedores y contratistas / ingresos totales.

PUBLICIDAD

Moody’s recordó que la mayoría de los estados no auditan de manera externa su información financiera. Además, la veracidad de la información varía entre los distintos gobiernos regionales y locales. Por lo tanto, la clasificación del sistema puede provocar que algunas entidades se ubiquen en una categoría de deuda incorrecta.

Cada indicador tiene un valor de alto, medio o bajo. Sin embargo, el reglamento no especifica los rangos de cada uno de los tres indicadores para determinar en qué valores caen. Estos rangos serán publicados con base en la información que reciba la SHCP junto con la clasificación de los estados en junio de 2017. Para los municipios y entidades públicas en julio de 2018 y agosto de 2019, respectivamente.

“Si bien se señalan la existencia de sanciones administrativas para los funcionarios públicos, el reglamento no prevé sanciones o incentivos para el buen funcionamiento del sistema. Por un lado, las entidades que no proporcionen la información para ser evaluadas en el sistema de alertas se clasificarán en un nivel de deuda elevado y por lo tanto no podrán contratar deuda hasta después de dos evaluaciones anuales en las que no proporcionen la información.

Moody’s advirtió que los incentivos pueden verse distorsionados, especialmente cuando hay cambios de partido político en las administraciones.

Estados en alerta de deuda elevada

Los estados de Coahuila, Chihuahua, Quintana Roo, Veracruz y Sonora poseen los elementos para estar en un nivel de endeudamiento elevado, pues se ubican en niveles por encima del promedio de 107%.

Gráfica: Moody’s

 

 

 

 

Siguientes artículos

OEA recula y da inicio a reunión sobre la crisis en Venezuela
Por

La reunión se inició una vez que Honduras asumió temporalmente la conducción del Consejo Permanente, luego de que horas...