El Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem) registró irregularidades por más de 242 millones de pesos, reveló la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

“Se detectaron deficiencias en la autorización, otorgamiento, supervisión y seguimiento de la ejecución de los proyectos que recibieron recursos del Fondo Nacional Emprendedor (FNE)”, detalló el informe individual del resultado de la fiscalización superior de la cuenta pública 2016.

Durante la gestión de Enrique Jacob Rocha, 54 proyectos suscribieron convenios y recibieron dinero antes de que fueran notificados con la aprobación de dichos recursos. No se cancelaron 12 proyectos porque cinco recibieron recuros por 26.6 millones. Los beneficiarios no utilizaron las cuentas bancarias exclusivamente para los recursos federales, y en siete proyectos de 54.1 millones, los beneficiarios realizaron transferencias a instrumentos de inversión.

La entidad fiscalizadora detalló que a uno de los beneficiarios no se le pidió notificaciones de rendimientos financieros aunque contó con recursos durante ocho meses y ya no ejecutó su proyecto por 7.3 millones de pesos.

PUBLICIDAD

Tampoco se infomó a la Tesorería de la Federación 1.3 millones de pesos en rendimientos financieros en las cuentas bancarias de 29 proyectos, tampoco se acreditó el reintegro por 7.7 millones solicitado por Inadem a un beneficiario, y no hubo documentación que sustentara el uso de 52.5 millones de pesos a siete beneficiarios.

Los gobienros de Baja California Sur y Duranto tampoco no acreditaron la entrega de 4.7 millones de pesos a microempresas afectadas por desastres naturales.

Las autoridades de Campeche y Tabasco tampoco acreditaron 30 millones de pesos a micronegocios afectados por la crisis petrolera de 2014 a 2016 que golpeó la actividad económica regional, después de que el precio del barril cayera de 100 a 18 dólares en año y medio.

La Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Chihuahua, responsable de cuatro proyectos, no acreditó la aplicación de 18.3 millones de pesos, pues hasta octubre de 2017, reportó haber atendido solo a 164 negocios de 2,000 proyectados.

El intermediario Secretaría de Innovación y Desarrollo Económinico del gobierno de Chihuahua no desarrolló seis proyectos para entregar 2,551 equipos con un valor de 25.4 millones a microempresas. Tampoco acreditó apoyos a 133 beneficiarios de 13 proyectos por 8.3 millones, ni avisó a la Tesorería de la FEderación los rendimientso financieros por 187,700 pesos.

Otros cuatro proyectos no acreditaron la entrega de material tecnológico por 13.5 millones aunque los intermediarios cubrieron pagos a proveedores de más de 50% entre 10 y 5 meses antes, por lo que no se verificó el avance físico del proyecto reportado con el pago a proveedores que realizan dichos proyectos.

Incluso, los servidores públicos que integran el comité de seguimiento autorizaron prórroga de 18 proyectos sin tener facultades para hacerlo, además se autorizó una solicitud de prórroga 97 días después de haber concluido el periodo de ejecución del proyecto.

La Auditoría fiscalizó 24.9% del Fondo Nacional Emprendedor, equivalente a 1,149 millones de pesos, para comprobrar que los recursos se ejercieron y registraron conforme a los montos aprobados según las disposiciones legales.

 

 

 

 

Siguientes artículos

Dos importantes riesgos para las Pymes en 2018
Por

Eventos climáticos y ciberdelitos entre los peligros que más preocupan a líderes globales y a las pequeñas y medianas em...