Cuando el magnate Donald Trump comenzó su campaña por la presidencia de Estados Unidos en 2015 había promesas y proyectos que parecían tan lejanos como su victoria electoral contra la demócrata Hillary Clinton.

Desde poner un muro en la frontera entre México y Estados Unidos hasta cancelar algunos tratados comerciales fueron los objetivos que el mandatario se estableció.

En el primer año de gobierno del presidente republicano se han enviado alrededor de 51 órdenes de ejecutivas, de acuerdo con información publicada en el portal de la Casa Blanca.  Sin embargo, medios estadounidenses reportan que hay 60 informes más que todavía no se conocen o que no son claros.

Algunas órdenes ejecutivas incluyen la reconstrucción de las fuerzas armadas de Estados Unidos, incrementar el número de aviones y recursos en esa materia, al tiempo en que se contempla la adquisición de productos o materiales producidos en ese país, el fortalecimiento de la ciberseguridad de las redes federales y la eliminación del Obamacare.

PUBLICIDAD

A un año de que Trump tomó protesta como el presidente número 45 de ese país, el pasado 20 de enero de 2016, éstas son algunas de las propuestas más polémicas que se concretaron, las que están en vías de volverse una realidad y las que no han visto luz:

1. La construcción de un muro en la frontera con México – Sin concretar

Esta promesa es parte de la orden ejecutiva “Mejoras en la seguridad fronteriza y la aplicación de la ley de inmigración”, la cual destaca el impacto en los recursos federales por el incremento de inmigrantes ilegales en la frontera sur con México.

“Asegurar la frontera sur de los Estados Unidos mediante la construcción inmediata de un muro físico en la frontera sur, supervisado y respaldado por personal adecuado para evitar la inmigración ilegal, el tráfico de drogas y de personas, y los actos de terrorismo”, señala la orden ejecutiva publicada el 25 de enero de 2017.

Lee también: Las promesas de campaña que Trump sí ha podido cumplir

2. Renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) –En proceso

Bajo la política de “compra estadounidense, contrata estadounidense”, el presidente ha guiado su administración, lo que incluye la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), que involucra a México, Canadá y Estados Unidos.

Actualmente, el tratado comercial se encuentra en renegociación, donde uno de los puntos más importantes son las reglas de origen. Estados Unidos propuso aumentar el contenido regional en el sector automotriz de 62.5% a 85%, donde el 50% de las autopartes tendrían que fabricarse en ese país, con lo cual Trump pretende disminuir el déficit comercial (cuando un país importa más de lo que exporta) con México.

Eduardo Solís, presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (Amia), señaló en anterior reunión con medios que el TLCAN ha funcionado para el sector, por lo que es importante no hacer modificaciones. “No lo hemos hecho mal. Viene una fase de negociación muy importante, donde mantener la postura será fundamental”, dijo el experto.

Te puede interesar: Producción de autos en México crecerá en 2018 pese al TLCAN: AMIA

3. Reducción de impuestos para las empresas –Aprobada

En tiempos de campaña presidencial, Donald Trump propuso la simplificación tributaria como una de las principales características en su administración. El magnate prometió una reducción de impuestos a las compañías estadounidenses, lo cual se convirtió en una realidad.

El pasado 22 de diciembre de 2017, el mandatario firmó la nueva reforma fiscal, lo que incluye la disminución del impuesto corporativo de 35% a 21%, así como la exención fiscal de 20% para los dueños de negocios sobre sus utilidades y renueva la manera en que se cobran tributos a las multinacionales, al exentar dividendos de subsidiarias extranjeras, a través del Sistema de Exención por Participación sobre Rentas Mundiales.

Las modificaciones que afectarán a la economía mexicana se concentran en el cambio en tasas de impuestos de repatriación de capitales, con la cual se busca que las empresas estadounidenses con operaciones en México envíen sus utilidades a ese país en lugar de reinvertirlas en territorio nacional, advirtió Gabriela Siller, directora de Análisis Económico Financiero de Banco BASE.

“Esto también presionaría a la salida de capitales de México, pues considerando que en el corto plazo pueda repatriarse solo el capital que está en efectivo, se estima una salida de más de 10,000 millones de dólares. Con esto, es muy probable que el tipo de cambio nuevamente se vea presionado al alza”, agregó Siller en anterior consulta.

4. Salirse del TPP- Aprobada

El 23 de enero de 2017, Trump firmó el retiro de Estados Unidos del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP), un  tratado comercial que firmaron 12 países en 2016.

“Ordeno que se retire a los Estados Unidos como signatario del TPP, retirarlo permanentemente de las negociaciones y comenzar a buscar, siempre que sea posible, negociaciones comerciales bilaterales para promover la industria estadounidense, proteger a los trabajadores del país y elevar los salarios”, dijo el presidente en un documento.

Barack Obama, anterior mandatario estadounidense, trabajó durante su administración en la negociación del TPP.

Te puede interesar: Balance económico de Donald Trump a un año de su gobierno

5. Salida de Estados Unidos del Acuerdo de París –Aprobada

En junio de 2017, Trump anunció el retiro de Estados Unidos del Acuerdo de París, un pacto sobre el cambio climático que fue firmado por 195 países para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

“Por lo tanto, para cumplir con mi deber solemne de proteger a Estados Unidos y a sus ciudadanos, nos retiraremos del Acuerdo Climático de París”, comunicó el republicano el año pasado.

El mandatario aseguró que el cumplimiento de dicho acuerdo climático y las restricciones energéticas le costarían al país hasta 2.7 millones de empleos menos para el 2025, lo que incluye una baja de 440,000 trabajos en manufactura.

6. Impedir el ingreso de musulmanes a Estados Unidos –Sin concretar

En marzo del año pasado, el presidente envió una orden ejecutiva para proteger a la nación de la entrada de terroristas extranjeros en Estados Unidos, lo que contemplaba la suspensión del ingreso de personas provenientes de Irán, Irak, Libia, Somalia, Sudán, Siria y Yemen por 90 días.

“Estos son países que ya se habían identificado como una mayor preocupación sobre el terrorismo y los viajes a los Estados Unidos…”, informó la Casa Blanca.

Sin embargo, dos jueces de Estados Unidos bloquearon el veto migratorio de Donald Trump.

Te recomendamos:

Infografía | El controvertido primer año de Donald Trump

 

Siguientes artículos

Balance económico de Donald Trump a un año de su gobierno
Por

Luego de 12 meses en la Oficina Oval, así lucen los indicadores económicos de Estados Unidos bajo el comando de Donald T...