El exjefe de Gobierno del entonces Distrito Federal, Marcelo Ebrard, atrajo de nueva cuenta la atención de los medios de comunicación después de que se sumara a la campaña de Andrés Manuel López Obrador, pero también la de sus detractores, quienes resaltan el último tramo de su mandato en la capital, principalmente el caso de la Línea 12 del Metro. Al respecto, el otrora perredista responde: “Estoy completamente limpio, si no, no estaría aquí”.

En entrevista con Ciro Gómez Leyva, el exjefe capitalino aseguró que no hay y nunca ha habido un procedimiento en su contra por el caso de la Línea Dorada, y se dijo “muy contento” de sumarse al proyecto de Andrés Manuel López Obrador  como uno de los coordinadores electorales de su equipo, cuya tarea será defender el voto del precandidato presidencial de Morena.

Ebrard destacó que actualmente la Línea 12 del Metro está funcionando y en su momento él pidió acudir al Congreso a presentar argumentos a su favor, además de que respondió y atendió los cuestionamientos en aquel entonces.

Te recomendamos | Marcelo Ebrard no costará votos a AMLO: expertos

PUBLICIDAD

Entrevistado por el periodista pro la noche del jueves en Imagen Televisión y la mañana de este viernes en Radio Fórmula, negó que AMLO le haya ofrecido a cambio de su colaboración una diputación federal o un puesto en su gabinete, aunque aseguró que le “encantaría tener representación política y tener un cargo público”.

“Me encantaría pero no hablamos de ninguna diputación federal, ni él lo planteó (López Obrador), ni yo se la pedí”, respondió a la pregunta de Gómez Leyva.

Cuestionado también sobre lo que llamó “fuego amigo”, Ebrard dijo que de ganar López Obrador no habrá cacería de brujas, en referencia a Miguel Ángel Mancera.

Aunque negó que el actual jefe de la CDMX lo haya traicionado, mencionó que la “persecución” fue porque se convirtió en un “enemigo” del gobierno federal, y dada la cercanía que tenía en ese momento su sucesor con la Federación fue víctima de “fuego amigo”.

“En su momento el gobierno de la Ciudad de México y el gobierno federal tuvieron énfasis en mi prestigio público que se ve en muy pocas ocasiones”, agregó.

El hoy representante territorial de Morena dijo que el gobierno de Peña Nieto lo consideró un enemigo al hacerlo responsable  “de haber enviado información respecto al famoso caso de la Casa Blanca”, y por lo cual hubo instrucciones de la Secretaría de Gobernación para que no pudiera ser diputado federal en 2015. Situación por la que decidió alejarse temporalmente de la vida política del país.

Ebrard aseguró que que no le anima el rencor, “ya deberíamos pensar diferente el futuro del país, la política destructiva no es lo mío”, dijo.

Lee también: AMLO presenta a los coordinadores territoriales para su campaña

 

Siguientes artículos

Entrevista | “Mentira que haya un plan B para sustituir a Meade”: Javier Lozano
Por

El ex panista y hoy coordinador de voceros del precandidato del PRI dice por qué está seguro de que tanto AMLO como Anay...