La definición de edad tal como la conocemos está cambiando. Factores como la desaceleración del crecimiento de la población debido a la disminución general de la fertilidad, harán que proporción personas mayores en la sociedad aumente con el tiempo, según PWC, se espera que para el 2050 exista 1 adulto mayor por cada 2 personas en edad de trabajar. Así mismo, la búsqueda por prolongar la vida se ha acrecentado en los últimos años ante la necesidad de lograr vivir todas las experiencias posibles, pasando de lo estético a lo científico, donde no se trata de mantenerte joven por siempre, sino mejorar la calidad de vida deteriorada por el tiempo; de acuerdo con la ONU, a nivel mundial la esperanza de vida al nacer ha aumentado en 3 años, por lo que ha pasado de 67años a 70 años.

Lee también: Trendline: La importancia del comprender el entorno

El cambio en las tasas de población, incluyendo bajas tasas de fertilidad y el incremento en la expectativa de vida en la mayoría de los países está borrando la línea entre joven y viejo yendo hacia un modelo donde el significado (físico y mental) de la edad se desdibuja cambiando el pensamiento, gustos y hábitos de la mayoría de los segmentos de la población.

Ya no es necesario tener cierta edad para disfrutar o tener una experiencia de vida particular. La edad va más allá de un número y se comienza a relacionar más con la etapa de la vida en la que mejor te encuentras.

PUBLICIDAD

Personas con esta nueva actitud hacia la vida empiezan a convivir con las marcas:

  • como Yazemeenah Rossi una modela francesa, que, a sus 60 años, ha roto paradigmas, estableciendo que no hay edad para hacer lo que más le gusta, como modelar.
  • Nike y Madonna Buder, una moja que a sus 85 años ha convertido en uno de los grandes ejemplos del mundo del triatlón y reciente fue parte de la campaña de Nike Ulimited Youth
  • Merc Consumer Health y el clavadista Pino Auber de 79 años de edad, en la campaña WE100, buscando que las personas vivan más tiempo y de forma más saludable.

Ser joven en el pasado significaba estudiar, dejar la casa de los padres, entrar al mundo laboral, casarse y prepararse para la paternidad. Hoy en día esos roles se ven transformados por un contexto económico, cultural y por el replanteamiento de las prioridades y aspiraciones de las nuevas generaciones. Y Mientras tanto los llamados Baby Boomers seguirán siendo un segmento extenso y relevante gracias al cambio de mentalidad y una vida activa.

Lee también: Acceso al crédito y share economy crean una nueva clase media

Este cambio de mentalidad en la sociedad tiene un impacto en los hábitos consumo de bienes y servicios, empezando a influir en la forman en que estos se hacen, venden, distribuyen y comunican.

El entorno de los negocios está en constante evolución, influenciando por factores sociales, culturales y económicos que pueden llegar a redefinir categorías, identidades de marca y propuestas de valor de productos y servicios. Aquellas empresas que puedan anticipar los cambios en el contexto del consumidor y adaptarse a ellos serán las ganadoras.

Para más información sobre cómo Trendline puede ayudarte a encontrar nuevas oportunidades para tu empresa, escríbenos a [email protected]

www.trendline.lat

 

Siguientes artículos

San Francisco contra el racismo de la Extrema Derecha
Por

Este primer enfrentamiento demostró que la capital del pensamiento liberal de Estados Unidos no está dispuesta a ceder s...