La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) es el pilar de la estabilidad económica y social del país”, dice el general Rodolfo Rodríguez Quezada. Estamos en su oficina.

Hay también una cama en un pequeño cuarto al que se entra por una puerta detrás de su escritorio. “Ahí está mi cama. Sí, los militares viven en su oficina, en su cuartel, vivimos solos, no sólo somos de 24 horas de trabajo, trabajamos toda la vida; es parte de nuestra forma de vivir”.

Reitera que, como él, hay muchos mexicanos dispuestos a defender a los mexicanos, cuidar el orden y ayudar a hacer negocios. Amantes de México. “Nosotros estamos en cada valle, en cada cima, en cada sierra, en cada pueblo, en cada ciudad de este país.

Hoy en día, están más de 50,000 compañeros del Ejército y Fuerza Aérea, luchando, protegiendo al país. Acepta que tienen un trabajo difícil en este momento. “Sí, la verdad tenemos un trabajo extremo, pero… es parte de lo que hacemos”.

PUBLICIDAD

Lo visitamos en un hangar cerca del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México. El pretexto es la Feria Aeroespacial México 2017, que se realizará en la base de Santa Lucía, del 26 al 29 de abril próximos. El general Rodríguez Quezada es presidente del comité organizador de este encuentro, que representa miles de millones de dólares en inversiones y nuevos negocios. Forbes estuvo presente en la primera feria, en 2015, y estará presente en la segunda, dos años después.

“Las ferias aeroespaciales son cada dos años; la de París tiene 102 años, la de Londres tiene 100; la de Berlín, poco más de 90”, explica el general. “Es arduo el trabajo que se lleva para organizar una feria aeroespacial”.

Lee también: Rusia quiere que la Fuerza Aérea Mexicana vuele su caza de última generación

La primera Feria Aeroespacial que se llevó a cabo en México (en 2015) fue iniciativa del secretario de la Defensa Nacional, con el fin de apoyar el desarrollo económico del país y generar empleos. Se enmarcó en el Plan Nacional de Desarrollo, que gira directivas precisas a las dependencias federales para que desarrollen actividades de impulso económico. “Es por eso que la Sedena lleva a cabo este evento tan importante, que le genera divisas y, además, empleos para los mexicanos”, reafirma el general.

A la primera Feria Aeroespacial México asistieron más de 200 empresas de todo el mundo, fabricantes mexicanos de aviones y distribuidores de herramientas de inteligencia, vigilancia aérea, drones militares y armas.

Hubo reuniones todo el día entre empresarios y gobiernos. En total acudieron 240 empresas, incluidas las líderes mundiales Boeing, Airbus, Bombardier y Embraer, entre otras. Se llevaron a cabo más de 3,500 encuentros de negocios en tres días. “Adicional a eso, llevamos a cabo un seminario de inversión extranjera directa (IED), a la cual invitamos al secretario de Economía y al director de Proméxico para que participaran en él y explicaran a los empresarios los incentivos fiscales que dan el gobierno federal y algunos estatales para invertir en México. También llevamos a cabo el primer Foro de Educación en Aeronáutica, esto por iniciativa también de la Sedena. Este Foro de Educación en Aeronáutica reunió a 23 de las 26 universidades que hay en el país”.

Rodríguez Quezada habla orgulloso, se nota contento. “Más de 43 orgullosos años sirviendo a México, trabajando para el pueblo de México, para las instituciones. Es un orgullo pertenecer a las Fuerzas Armadas y, en especial, a la Fuerza Aérea Mexicana”.

Dice que la Feria Aeroespacial, conocida como Famex, es un reto enorme para la Sedena y un compromiso gigante. Un ejemplo de su impacto: “Registramos más de 1,200 millones de dólares (mdd) de inversión en un evento de tres días” en 2015, afirma. A ello habría que sumar, añade, los negocios entre empresas pequeñas, que no se reportan pero que también es IED. “Conocemos muchos casos de empresas que estaban buscando un país en dónde establecerse; empresas europeas, principalmente”.

Dice que uno de los atractivos de México es la capacidad laboral de este país, en especial la de sus ingenieros. “México gradúa más de 100,000 ingenieros al año. Y con alto nivel de calidad y de conocimientos”.

Llegamos al punto en que debemos hacer una pregunta obligada. Le comentamos sobre Trump, quien ha lanzado amenazas a las relaciones comerciales entre ambos países, desde tirar el Tratado de Libre Comericio, hasta deportar a mexicanos masivamente y cobrar impuestos a las fábricas estadunidenses instaladas en México para ahorrar costos y conseguir mano de obra barata. ¿Trump nos afectará?

Responde, después de meditarlo un momento: “Sin entrar a una cuestión política de la nueva administración de Estados Unidos, la realidad es que México es un país fuerte, tiene mucha capacidad en el capital humano. Los ingenieros mexicanos han mejorado las plantas de producción de las empresas que aquí se instalan”. Pone como ejemplo a Zodiac Aerospace, de Honeywell, y a Safran, que tienen en México sus inversiones foráneas más grandes. La francesa Safran tiene en el país más de 7,000 empleados; y Francia, el segundo país en la industria aeronáutica, invierte mucho en México, añade. Algo similar hace Bombardier, de Canadá, y empresas alemanas. Cuenta que Airbus acaba de abrir en México un Centro de Adiestramiento, el séptimo de los que tiene en el mundo; todos los pilotos de Airbus de América Latina y algunos de Estados Unidos y Canadá, tendrán que venir a México a capacitarse.

Añade que, después de Estados Unidos, China y Reino Unido, México es el cuarto país más importante en el mundo en inversión aeronáutica. “México puede ser una potencia en aeronáutica, a pesar de que las inversiones norteamericanas, sean ahora un poquito más cautelosas por la llegada de otra administración. Pero no porque sea un país no competitivo”.

¿No es Trump una amenaza?

“Claro que no”, afirma. “Precisamente para ello vamos a tener un seminario de sinergia México-Brasil de industria aeronáutica. Es un evento para desarrollar el potencial de los mexicanos en un sector tan tecnológico. Además será la primera vez que empresarios aeronáuticos de ambos países se reúnan en un encuentros de negocios. Y vamos a tener en el Air Show de Brasil, en marzo, la apertura del seminario, y aquí vamos a hacer el seminario y la clausura. Participarán grandes empresas brasileñas y universidades, además del Banco Brasileño; y, por México, estarán Proméxico, Economía, Nafin, Bancomext, y a la Federación Mexicana de la Industria Aeroespacial”.

 

De 2015 a ahora, ¿cuál es la situación?

― “En industria aeronáutica, en 2015 tuvimos exportaciones por más de 6,400 mdd y, para 2016, fueron 7,200 mdd. Teníamos cerca de 300 empresas en aeronáutica; hoy son más de 330. Sigue siendo México un hub de atracción de inversión extranjera en este rubro. La aviación a escala global crece del 6% al 8%. En menos de 20 años, ésta va a duplicar la flota de aeronaves: de 21,000 que vuelan alrededor del mundo, en aerolíneas, pasará a más de 43,000. México tiene que aprovechar la inversión que habrá en esos 20 años”.

 

Debe ser difícil este trabajo en un país donde invertir en tecnología es mal visto desde el gobierno

― “El gobierno federal está muy inmerso en la industria de la aeronáutica. El presidente Peña Nieto, en la primera edición de la Feria Mexicana de Industria Aeroespacial, manifestó su beneplácito. Y dispuso que se volviera a hacer la Feria Aeroespacial. Es una disposición del presidente, porque tiene pleno conocimiento de que puede ayudar a la economía nacional. Y ahora, recientemente, la Sedena llevó a cabo gestiones con Hacienda para que le demos un 50% de descuento a las PyMES en aeronáutica y en defensa que deseen participar en el evento. Y, además, el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, apenas ahora, el 18 de enero, anunció que el gobierno federal va a tener apoyos para todas las PyMES en todos los sectores; pero la Sedena, también ya tomó esa directiva del señor presidente y ya lo estamos llevando a cabo”.

En este contexto, el general dice que se abren oportunidades. Por ejemplo, todos los que participan dentro de la cadena de proveeduría automotriz, pues no deben perderse este evento tan importante en este momento coyuntural que está viviendo México con las empresas automotrices, de dar un giro enorme y cambiar esa proveeduría o adicionar a su proveeduría el ser proveedores de la industria aeroespacial.

Esto, le decimos, no parecería trabajo de militares. Pero lo es. “Hay muchos momentos importantes en la vida de nosotros, los militares. Vivimos intensamente la vida; estamos comprometidos con México. Pero lo que me motiva mucho es llevar a cabo un trabajo que le deja un beneficio directo al país”, comenta.

“Como todos mis compañeros militares que están desplegados, y no hago menos a nadie (al contrario, tengo un respeto y una admiración por cada uno de los soldados y cada uno de los marinos, y también, desde luego, por cada compañero de la Fuerza Aérea, que se encuentra volando, y cuidando la soberanía aérea del país), a nosotros también, en esta parte, nos ha tocado promover a México, y me ha gustado ver a extranjeros sorprendidos por el enorme potencial de México, y toda la industria que tiene México, aquí, de aeronáutica”.

Agrega: “Y es para nosotros un orgullo seguir promoviendo al país, seguir apoyando en un programa tan importante que lleva a cabo la Sedena, y de traer inversión extranjera. Y [apoyar] a esos jóvenes estudiantes, [pues] les va a generar empleos, porque este sector aeronáutico requiere, en menos de cinco años, más de 50,000 ingenieros que estén trabajando en este rubro; y eso es muy importante para ellos, es un mensaje de que están en una carrera correcta, en un sector correcto, en algo que es próspero y que va a seguir creciendo todo el tiempo”.

Concluye: “La conectividad actual que hay en el mundo es importante; por eso se hace pequeño el mundo, por esas líneas aéreas, esa conectividad aeroportuaria, esos ingenieros que desarrollan aeronaves que son más potentes, pero que contaminan menos, y que, además, cargan más y tienen mejores diseños”.

 

Siguientes artículos

plata
La plata va hacia máximos jamás vistos
Por

Este es el momento de comprar y esperar la última etapa alcista en el mercado de la plata, que podría ser la más fuerte...