Subirte a un tren podría sonar a una forma antigua de viajar si lo comparamos con todas las opciones que tenemos hoy en día. Sin embargo, tomar un viaje en este medio de transporte clásico puede resultar en una experiencia completamente diferente si eliges una ruta atractiva y un destino fuera de lo común.

Y vaya que en el mundo hay paisajes increíbles para hacerlo. Así que prepara tus maletas y decide cuál será tu próximo viaje en tren en esta lista que incluye 10 itinerarios que son un must para experimentar un transporte clásico alrededor del mundo.

1.- Tren a las nubes 

tren

Una visita obligada para los que buscan altitud, el Tren a las Nubes a lo largo de la antigua línea desde Salta en Argentina hasta la frontera con Chile. Asciende a 4,200 metros durante su viaje de siete horas a través del espectacular paisaje andino. Es considerado el viaje en tren más alto del mundo. El telón de fondo de las formaciones rocosas multicolores intercaladas con campos gigantes de cactus se extiende hasta donde alcanza la vista. No te preocupes, ¡hay oxígeno a bordo!

PUBLICIDAD

2.- The Rhine Valley

tren

La línea principal más bonita de Europa abraza la ribera del río Rin a los largo de más de 100 kilómetros a través del valle hasta Maguncia, con sus casas de madera, colinas empinadas cubiertas de viñedos y castillos de cuento de hadas. Este es el mejor ferrocarril escénico, con pocos túneles y nada más que una carretera entre el tren y el río. Obtén un asiento del lado izquierdo, siéntate y dedícate a disfrutarlo.

3.- The Rocky Mountaineer

tren

Un emocionante viaje de dos días en tren privado en cuatro rutas diferentes a través de las famosas Montañas Rocosas, sobre la antigua línea del Pacífico canadiense hasta Vancouver, que creó la nación moderna de Canadá en 1885. Aquí hay lagos alimentados por glaciares, alfombras de bosques verdes, ríos y una abundancia de vida salvaje. Los fanáticos de los viejos trenes norteamericanos pueden reservar un boleto “Gold Leaf” para pasear y cenar en los tradicionales Dome Cars. Con un poco de suerte, el operador disminuirá la velocidad y se detendrá cuando vea algunos osos.

4.- Eastern & Oriental Express 

tren

Siempre hay una gran expectativa en el aire en la estación de Hua Lamphong de Bangkok, mientras este gran expreso de 19 vagones (todo de latón pulido y pintura verde) se prepara para partir hacia el sur a través de Malasia a Singapur como lo hizo en el pasado. Lleva tu casco y sueña con fantasías sobre los viejos días de la península colonial, mientras disfrutas de vagones espaciosos y modernos, con baño completo. El mayor deleite es la galería del carruaje en la parte trasera. Consigue un Singapore Sling y disfruta de la calidez sensual de la noche oriental

5.- The Danube Express

tren

Una oportunidad de relacionarte con los antiguos encantos de Mittel Europa, a bordo de este lujoso tren con hotel privado con suites y restaurantes elegantes, que albergan a sólo 65 pasajeros. La lista de destinos en los tres itinerarios es una guía de viaje por sí misma, con reminiscencias de la historia europea que incluye destellos de Praga, Viena, Berlín, Belgrado, Sarajevo, Trieste, y, por supuesto, la visita al castillo de Drácula, imprescindible. Algunos de los vagones son una renovación del tren oficial del último presidente comunista de Hungría.

6.- Palace on Wheels 

tren

No es el único tren de lujo en el subcontinente, pero para muchos es el más famoso. El Palace on Wheels es la forma más relajada de ver los lugares de interés de Rajastán y evitar el calor y las multitudes de turistas en la India. Se puede viajar”al estilo de los maharajás”, pero los 14 vagones son modernos con baños privados. El guiño al pasado es que cada uno tiene su propio “khidmatagar” o mayordomo personal. El viaje de siete noches fuera de Delhi es posiblemente la forma más agradable de recorrer los principales sitios de patrimonio de la India, incluido el Taj Mahal, con la ventaja de no llenarte de polvo o sudar con los calores hindúes.

7.- The Trans-Siberian 

tren

Lo último para los amantes de los viajes épicos en tren, el Ferrocarril Transiberiano es una arteria de acero de más de seis mil kilómetros en toda Rusia desde Moscú y hasta Vladivostok, cruzando ocho zonas horarias a medida que se entrelaza a través del vasto y poco visitado interior del país.

El Transiberiano es en realidad una serie de servicios que van desde los lentos vagones locales hasta los grandes trenes internacionales que operan la ruta principal, así como dos rutas separadas a Pekín en China.

El tren público, Rossiya 2, te tomará seis días y es definitivamente una excelente forma de conocer a los lugareños. Aquellos que prefieren ir al estilo zar pueden tomar el tren de lujo Golden Eagle, que se completa con suntuosas suites, excelentes restaurantes e incluso un médico a bordo.

8.- Harz Railway 

tren

¿Podría algún ferrocarril en el planeta acercarse al paraíso de vapor? Con una extensión de 120 kilómetros y 48 estaciones a través de las ciudades y pueblos que parecen un cuento de las montañas alemanas Harz.

Esta es la red ferroviaria más larga de Europa con operación diaria de vapor y tiene la mayor flota de locomotoras de vapor para pasajeros, con 25 motores. En ninguna parte del mundo hay algo así. Y no sólo es para turistas: los compradores y quienes viajan diariamente también confían en su servicio de horario anual.

9.- Darjeeling Himalayan Railway 

tren

Con tu cabeza en las nubes del Himalaya, este no es simplemente un ferrocarril, sino un Patrimonio de la Humanidad, con silbantes locomotoras de vapor de fabricación británica de la época victoriana. La línea asciende más de tres mil metros desde las llanuras sofocantes de la India cerca de Calcuta hasta el aire fresco de la estación de montaña Raj en Darjeeling.

Se lo conoce como el “Tren del Juguete”, aunque es cualquier cosa menos un juguete, desempeña una función social vital para las aldeas locales en su recorrido de 80 kilómetros. Cerca de la parte superior, el tren se dobla sobre sí mismo a través de cuatro bucles en zigzag para permitir a los pasajeros aclimatarse. Asombroso.

10.- The Blue Train

tren

Dejando a un lado el Orient Express, este es el servicio de lujo más famoso del mundo, que se desliza de manera opulenta desde 1923 entre Pretoria y Ciudad del Cabo en su viaje de más de mil kilómetros y 27 horas que muestra el deslumbrante paisaje de Sudáfrica.

Ser arrullado para dormir al estilo de reyes y presidentes, las literas con paneles de madera son realmente serenas, pero una opción más barata es el cómodo tren público, el Shosholoza Meyl, que sigue la misma ruta pero desde Johannesburgo. Los vinos finos y los cigarros no están incluidos en el precio como con The Blue Train.

Artículo publicado originalmente en The Happening por Quirino Gutiérrez.

Te puede interesar: Sólo para viajeros: Las casas del árbol más bellas del mundo

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

 

Siguientes artículos

cenotes
Tres cenotes que debes conocer en la Península de Yucatán
Por

Son paraísos terrenales donde el agua cristalina brota como regalo de la naturaleza.