El romance entre Cartier y México es imposible de esconder. La reapertura de la boutique alojada en Masaryk 465, al pie de la avenida más exclusiva de la Ciudad de México, revela un dialogo creativo inédito entre la cultura mexicana y el estilo parisino de la Maison. Particularmente en un espacio que rinde tributo a la diva de México, María Félix.

Cartier

Foto: Cartier

Te puede interesar: Panthère de Cartier, un homenaje al poder de la naturaleza

Esta conversación artística se expresa de la mano de dos creadores que hermanan a México y Francia: la diseñadora textil Marisol Centeno y el pintor francés Jean-Philippe Delhomme. Ambos comisionados por Cartier para dar vida a piezas inéditas concebidas para esta boutique, la más grande de la firma en Latinoamérica.

Centeno, fundadora del estudio Bi Yuu creó la instalación Chichiní, inspirada en la ceremonia tradicional de la Danza de los Guaguas (originaria de Papantla, Veracruz). La pieza incluye cuatro paneles urdidos con fibras naturales, cintas de tejidos calados e hilos metálicos. El resultado en conjunto tiende puentes entre la innovación y los procesos artesanales.

Cartier

Jean-Philippe Delhomme fue llamado a emprender una misión fascinante: capturar la personalidad de María Félix en un retrato. La pieza es protagonista de una sala diseñada en honor a ‘La Doña’ e inmortaliza su esencia poderosa enfundada en su icónico collar de cocodrilos.

Cartier

El espacio se divide en tres áreas conectadas a través de una escalera de mármol y cada nivel conduce al descubrimiento de nuevos salones investidos del aura cosmopolita de Cartier.

¿Estás listo para descubrirla?

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

Siguientes artículos

Miss Dior Rose N’ Roses
Miss Dior Rose N’ Roses, obsesión total por la rosa
Por

La maison revela su pasión por esta flor en una nueva fragancia que posee un corazón olfativo formado por rosas de Grass...