Con veintinueve habitaciones, servicio eléctrico, un salón de baile, muebles reales y su propia bodega de vinos, la casa de muñecas más cara del mundo, es sin duda, un sueño deluxe para millonarios.

Porque el lujo no se limita ni a una diminuta escala, esta pequeña mansión para muñecas está valuada en 8.5 MDD, cifra que la ha posicionado como la más costosa del mundo en su tipo, y que por el mismo precio, podría equivaler a una residencia con 10 dormitorios y 10 baños en el exclusivo barrio de Upper West Side en Nueva York, o bien, al placer de adquirir siete complejos de lujo en las paradisíacas Islas Panglao en Filipinas.

Astolat Dollhouse Castle fue creada por la artista Elaine Diehl en 1980, y por metro cuadrado tiene un costo de 288 MDD. Elaine se inspiró en The Lady Shadow, una balada del siglo XIX de Alfred Lord Tennyson para construirla.

12-e8d669deb5

La casa de 2.7 metros de altura con forma de castillo alberga en su interior un cuarto de armas, biblioteca y 29 habitaciones distribuidas a lo largo de nueve pisos, las cuales están decoradas con más de 10 mil diminutos objetos. Entre ellos  destacan por su exacta manufactura y ostentosos materiales: candelabros, muebles, joyas, espejos con marcos de oro y pinturas al óleo originales.

Contiene también, una colección de piedras preciosas y pequeños libros, que tienen más de un siglo de antigüedad. Mientras que, en el área del comedor tienen un juego de cubiertos de plata que cuesta cerca de 5 mil dólares.

new-library-31ee441af9

Mientras que en el área del comedor tienen un juego de cubiertos de plata, que se presume tiene un costo cercano a los 5 mil dólares.

Entre otras excentricidades, la casa cuenta con varias chimeneas, molduras de madera talladas a mano, vidrios de colores y baños de mármol.

Algunos de los detalles más elegantes se encuentran en sus muebles y tapetes, los cuales plantean ser una réplica de diversas pinturas del siglo XVIII, tales como Pinkie de Thomas Lawrence.

casa de muñecas

En su interior, que también podría ser considerado como el hogar de un cazador, luce diversos detalles de taxidermia, que destacan por su perfección a pequeña escala.

En el castillo no podía faltar el bar, por lo que se pueden admirar diversas botellas de bebidas como la ginebra Gordon’s Gin.

Se sabe que las casas de muñecas fueron producidas a lo largo del siglo XVII y no eran destinadas a un juguete para niños, sino que eran confeccionadas para las familias poderosas de Holanda, Alemania e Inglaterra. A partir del siglo XIX fue que se comenzaron a producir de manera masiva y se convirtieron en un anhelo para niños.

new balcony-2a3a0c50a9

Para mayor información:

astolatdollhousecastle.com

@dollhousecastle

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

 

Siguientes artículos

Ralph Fiennes, un perfecto caballero inglés
Por

En la película ‘Spectre’, el actor Ralph Fiennes personifica a M, quien le da la impresión de que es un chico de escuela...