La naturaleza es capaz de sorprendernos todos los días con los paisajes que encontramos en los lugares más recónditos de la Tierra. Sus playas vírgenes, el avistamiento de auroras boreales, la flora y fauna inmersa en sus selvas y bosques…m  pero hay un espectáculo que pocos tienen la dicha de observar y es la magia de las cascadas más impactantes alrededor del mundo.

Cataratas Salto Ángel, Venezuela

Esta es una leyenda moderna considerada como la más alta del mundo, con una caída libre de 979 metros del río Churum situado en las formaciones rocosas de la Auantepey, uno de las más grandes, por lo que la convierte en la más alta del mundo. Es 15 veces más alta que las cataratas del Niágara.

Toma su nombre por un afamado piloto de Missouri “Jimmy Angel” que voló en el circo del aire de Lindberg, en 1933, fue él quien vio por primera vez esta cascada mientras buscaba el Río de Oro. Regresó 4 años más tarde con su esposa y un amigo, entre hazañas de piloto tuvo que realizar un aterrizaje de emergencia en la cima del Auyantepuy y ahí quedó durante 33 años, hasta que el avión fue rescatado por un helicóptero. Actualmente se encuentra en el Museo de Aviación de Macaray, mientras que hay una réplica en estas cataratas.

Cascadas de Ouzoud, Marruecos

África ha destacado como uno de los continentes que ofrecen a sus turistas vistas naturales espectaculares, tal es el caso de estas cataratas al norte del continente, en Marruecos. Una de las principales atracciones de este lugar de ensueño –además de sus dunas y desiertos- son las cascadas de Ouzoud, ubicadas en el Atlas Medio cerca de Azilal.

Éstas tienen una caída de 110 metros, divididos en tres escalones, aunque con el paso del tiempo han incrementado los regueros (divisiones de la misma cascada). El caudal de estas cascadas de Ouzoud ronda entre los 10 y 15 metros cúbicos, incluso en los veranos cuando se termina de deshielar lo que el invierno dejó a su paso. Si seguimos el rumbo del agua que llevan estas cascadas, a unos cuantos kilómetros de distancia se puede llegar a los desfiladeros del Oued el Abid, con paredes de 300 metros a desnivel. Este viaje concluye con una vista espectacular en una zona de formaciones de rocas detríticas tintadas de color rojo. (Las rocas detríticas son un tipo de roca sedimentaria que se compone de fragmentos de minerales.)

Cataratas Victoria, Zimbabwe y Zambia

También conocidas como el “Humo que truena”, es la cortina de agua más larga de todo el mundo. Desde aquí se puede observar el 70% desde el bosque de Zimbabwe- ya que están divididas entre estos dos países-. En este bosque llueve todo el día, los 7 días de la semana y esto propicia a tener una diversidad en flora y fauna única, especialmente para los amantes de las aves. Se recomienda hacer una caminata hacia las cataratas un par kilómetros para sentir un calor bastante especial provocado por la humedad de la zona.

Para aquellos que tengan la oportunidad de visitar esta maravilla natural en el mes de diciembre, el río comienza a subir su nivel de agua por la temporada de lluvias, volviendo a la normalidad en el mes de junio. A lo largo de estos meses es bastante húmedo, y resulta imposible no salir mojado de aquí (aunque pueden utilizar impermeables, el clima es cálido así es que es bastante agradable esta sensación), por lo que se recomienda llevar protegidos los dispositivos móviles y cámaras.

Cataratas de Iguazú, Argetina y Brasil 

Conocida entre los habitantes de esta zona como Garganta del diablo, está conformada por la culminación del río Iguazú y la selva misionera. Tiene una caída de 80 metros de altura a lo largo de 150 metros en una particular forma de herradura.

El estruendo del agua al caer provoca nubes de vapor, lo cual le da ese toque mágico e imperdible a este paisaje, además de los arcoiris provocados por los rayos del sol y la bruma del agua, es un espectáculo que nadie puede perderse. El sonido es bastante imponente, acompañado de una vista contrastada entre el azul del agua y lo verde de la selva con el agua roja de la tierra colorada. Como compañía tendrán a los vencejos, una especie de ave que solo se encuentra en este lugar, la cual debido a su forma de adaptación tiene una visión muy potente, ya que atraviesan la cortina de agua de los saltos. Aquí se puede llegar por el recorrido del Tren de la Selva hasta la Estación Garganta del Diablo, tras una caminata aproximada de 2 kilómetros es posible llegar al balcón y admirar las Cataratas de Iguazú.

Cataratas del Niágara, Canadá y Estados Unidos

Por supuesto, no se puede dejar de mencionar a las cataratas enigmáticas de Norteamérica. La vista de este espectáculo natural se puede hacer desde la parte de Canadá partiendo de Ontario, o desde Estados Unidos desde Nueva York. Se trata de uno de los sitios turísticos predilectos, ya que han acondicionado la zona para acercarse más que a ninguna otra. Entre las amenidades se encuentra un barco que, durante el verano, se aproxima tanto que es posible sentir las gotas en el rostro. De igual manera, cuentan con un tour que pasa por las rocas detrás de las cataratas, para poder apreciarlas desde otro ángulo.

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

Siguientes artículos

El destino que eleva el Tequila
Por

Una de las mejores regiones para producir Tequila en Jalisco, que no es el Valle del Tequila. Poco se sabe de la zona de...