La línea entre ciencia y cosmética es cada día más delgada. Nos colamos en los laboratorios Clarins para descubrir cómo se crea uno de sus últimos productos para el cuidado de la piel. Los resultados revelan que funciona hasta 50% más. ¿Milagro? No, diez años de InvestiGación y Desarrollo.

Auna hora de París, en los laboratorios de Clarins en Pontoise, se investiga con la misma perseverancia con que los alquimistas buscaban durante la Edad Media la fórmula de la piedra filosofal. Mientras ellos fallaron en su propósito de convertir el plomo en oro, en esta fábrica –actualmente, en plena remodelación– han logrado transformar miles de ingredientes naturales en fórmulas para potenciar la belleza y conservarla por más tiempo.

Aquí, vestidos con impolutas batas blancas, guantes de látex y máscaras de celulosa, investigadores y operarios elaboran todos los productos de la marca cosmética francesa, excepto aquellos que llevan alcoholes, como los perfumes, que se fabrican en Estrasburgo; y algunos productos de maquillaje, como las sombras o los lápices.

Entre la fórmula original, que se inventa en el departamento de desarrollo, y la cadena de montaje, donde salen las cremas y bases de maquillaje para el resto del planeta, cada producto experimenta un largo proceso que pasa por más de una decena de controles de calidad.

clarins-49

Orígenes de un mito

La historia de la marca se remonta a 1954, cuando Jacques Courtin-Clarins decidió introducirse en el mundo de la belleza fabricando perfumes en un pequeño local de nueve metros cuadrados ubicado en el octavo distrito de París en la Rue Tronchet, 29. Aquel pequeño laboratorio se transformó décadas después en una de las firmas de cosmética más prestigiosas del mundo. Su primera invención fue Aminviste, una crema adelgazante a base de plantas.

El respeto al medio ambiente ha sido, de hecho, clave en el éxito de la marca. Marie-Hélène Lair, directora de comunicación científica de Clarins, destaca que “entre nuestos valores está el respeto por el planeta y las mujeres, ese es el núcleo de nuestro progreso. En términos del cuidado de la piel, nuestros laboratorios seleccionan ingredientes activos de la naturaleza. Estos ingredientes provienen de diferentes zonas de recolección, respetando siempre el entorno y la biodiversidad”.

El último producto en engrosar la lista de best sellers de la marca ha sido la nueva generación de tratamientos Multi-Active, la quinta —la primera generación se lanzó hace casi 30 años—, inspirada en los últimos avances científicos: los investigadores de Clarins han utilizado una tecnología de vanguardia basada en el poder de las plantas para atenuar las primeras arrugas y prolongar la juventud en la piel.

“Esta nueva generación está dedicada a las millenials y al efecto que su ajetreado ritmo de vida provoca en su piel”, nos explica. Antes de abordar la reformulación de Multi-Active, la marca realizó un estudio que abarcaba a más de 1,500 mujeres en todo el mundo, entre los 30 y 39 años. El resultado fue que todas identificaban dos parámetros como los principales enemigos de la juventud: el estrés (para 59%) y la falta de sueño (para 53%).

Tras diversas pruebas, los laboratorios de investigación científica de Clarins dictaminaron que llevaban razón: ambos factores generan una sobreproducción de radicales libres que agreden a la célula responsable de mantener la juventud en la piel, el fibroblasto, que actúa produciendo las fibras de colágeno, elastina y matriz dérmica que dotan de luminosidad a la piel. “De acuerdo con nuestras investigaciones basadas en la bio-inspiración, hemos seleccionado un activo capaz de revitalizar la piel cansada: el extracto de cardencha, una planta que proviene de la agricultura biológica. Hemos logrado potenciar su efecto encapsulando este extracto para que actúe sobre el fibroblasto. Su eficacia antioxidante actúa como una pila energizante sobre el corazón de la piel”, explica Lair. El resultado es un 50% más de producción de energía molecular.

clarins-27

Para combatir la falta de sueño, la nueva generación Multi-Active cuenta también con el extracto de otra flor, la amapola de California (Eschscholzia californica), que se cierra durante la noche y se regenera a sí misma. “Es capaz de luchar contras las consecuencias de un sueño demasiado corto y combatir la oxidación de la piel”, sostiene.

La línea entre cosmética y ciencia es cada día más delgada y los laboratorios Clarins han sido pioneros en este sentido. “Para nosotros, la ciencia está ligada a la innovación permanente. Esto significa que enriquecemos nuestros best-sellers con las últimas tecnologías, como ha ocurrido por ejemplo con la quinta generación de cremas Multi-Active”, destaca Lair. “Hemos invertido más de diez años de I+D en esta gama. Además, hemos investigado cuantitativa y cualitativamente las necesidades de nuestra consumidora, una mujer que quiere prevenir los primeros signos de la edad”. Aunque la inversión en I+D ha sido muy alta, Lair asegura que su impacto en el precio final es mucho menor de lo que podría parecer, ya que la filosofía de Clarins ha sido siempre “proveer a nuestra consumidora de la más alta calidad a precios asequibles a pesar de lo mucho que pueda haber costado su facturación”.

Lair habla a menudo en femenino, sin embargo Clarins fue también una visionaria en apostar por un mercado emergente: el masculino. Actualmente, según la Cámara Nacional de la Industria de Productos Cosméticos en México (Canipec), la industria de la belleza genera al año 10,000 millones de dólares en nuestros país, de los que 3,000 son de productos para el mercado masculino. Y es una tendencia que va en crecimiento: 4% al año.

La marca francesa fue una de las primeras en crear una línea íntegramente dedicada al cuidado masculino, pero en los últimos años han visto una evolución que acerca a ambos perfiles: el femenino y el masculino. “Mientras antes buscaban soluciones multiusos, cada vez demandan más productos especializados para necesidades específicas”, aclara. De modo que a los clásicos cuidados de after-shave e hidratante, hoy se añaden serums y contorno de ojos.

clarins-45

Nuevos mercados

En la actualidad, Clarins se enfrenta a una expansión global que mira tanto a China y al este de Europa –sobre todo Rusia– como a Latinoamérica, con México en cabeza, aunque Brasil es otro de sus grandes mercados. “México es un mercado increíble para la industria de la belleza. La consumidora es una experta en el uso de maquillaje y fragancias y está muy interesada en el lujo. Este tipo de consumidoras es también crucial para sostener mercados con una gran presencia latina, como por ejemplo Estados Unidos; y para entender y desarrollar mejor nuevos productos”, asegura Lair.

Euromonitor considera que la industria del cuidado de la piel crecerá hasta 20% en los próximos dos años. Lair está de acuerdo: “Esto se debe al incremento de edad de la población mundial, que cada vez necesita más de este tipo de productos. Otra de las tendencias al alza, en la que somos líderes, es la demanda de productos orgánicos con ingredientes naturales”. La directora de comunicación científica es optimista acerca del futuro inmediato de Clarins: “En los próximos cinco años, vamos a presentar una serie de novedades que darán respuesta a todas las necesidades de nuestras consumidoras”, concluye.

Marie-Hélène Lair, directora de comunicación científica de los laboratorios Clarins. Abajo, Jacques Courtin-Clarins, fundador de la marca.

Marie-Hélène Lair, directora de comunicación científica de los laboratorios Clarins. Abajo, Jacques Courtin-Clarins, fundador de la marca.

La nueva generación

Clarins saltó al liderazgo de la belleza premium a principios de los años 80 durante su expansión internacional promovida por uno de los hijos del fundador, Christian, quien se atrevió a empezar a cotizar en bolsa en 1984 mientras su padre se concentraba en la investigación de plantas que sembraba en los jardines de su propia mansión. Christian consiguió que el negocio heredado de su padre ascendiera de categoría en los años 90 para alcanzar la cumbre europea de la industria. Hoy es la tercera generación la encargada de ofrecer el rostro más joven de la marca: las herederas Clarins se han convertido en habituales de los front-rows más codiciados y en chicas it globales. Virgine y Claire son hijas de Corrine (modelo) y Christian Courtin-Clarins, presidente mundial de la empresa; y las mellizas Prisca y Jenna, de Anelie (también modelo) y Olivier, hermano de Christian y gerente de la compañía.

2016_Multi-Active_Night

La crema de noche de la nueva generación de Multi-Active.

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

 

Siguientes artículos

Tips para que interpretes los bunkers como un golfista profesional / y II
Por

En el arte del diseño de golf todo tiene una funcionalidad dirigida a enriquecer el juego, y para un golfista apasionado...