Hace unos días terminó la semana del arte en la Ciudad de México. Zona Maco registró una asistencia de 62 mil visitantes nacionales y extranjeros. Actividades paralelas en galerías y museos, el Salón ACME y la Feria de Arte Material celebraron el arte contemporáneo. La efervescencia artística del país quedó al descubierto al igual que el gusto por el coleccionismo.

Si fuiste de los que aprovecharon la ocasión para comprar alguna pieza, comenzar tu colección o enriquecer tu acervo personal, es conveniente que consideres asegurar las obras que adquiriste. Más allá de la inversión monetaria que realizaste, hay un valor -quizá- de mayor peso.

El tiempo que te llevó encontrar la obra, la investigación en torno a ella, las sensaciones que te generó y los motivos que impulsaron tu decisión de compra, son aspectos inmersos en el valor íntimo de cada obra.

Y es que los riesgos a los que se exponen las obras de arte son muy diversos. A decir de Juan Ignacio Casanueva, presidente del Consejo de INTERprotección, los más frecuentes son los daños ocasionados por labores de limpieza en el hogar y una colocación inadecuada. El humo y la humedad en el entorno donde se encuentran, y el impacto por desastres naturales, son motivos de pérdida total. “El robo, aunque parezca difícil de creer, es uno de los menores riesgos”.

arte

En entrevista con Forbes Life, señaló que asegurar obras de arte de colecciones privadas es más sencillo y menos costoso de lo que parece. Se pueden asegurar obras con un valor de mercado de 10 mil pesos hasta aquellas que superan los millones de dólares. El valor aproximado de la póliza de cobertura total -con vigencia de un año- no rebasa el tres por ciento del valor de la pieza.

Los requisitos

Es importante contar con el avalúo, resultado del proceso de estimar el valor de un bien, determinando la medida de su poder de cambio en dinero y a una fecha determinada. Asimismo, es un dictamen técnico en el que se indica el valor de un bien a partir de sus características físicas, su ubicación, su uso y de una investigación y análisis de mercado.

Hay galerías, despachos especializados y aseguradoras que cuentan con el servicio especializado de un perito Valuador y Autentificador de Arte, quien está certificado por el Poder Judicial de la Federación para expedir un Dictamen y fijar el valor de la obra, de acuerdo a sus características específicas como son el artista, la época en que fue manufacturada, el estado de conservación y las condiciones del mercado del arte en el momento de la valoración.

“También cabe la posibilidad de asegurar una pieza por medio de procedimiento de valores acordados con el cliente. Es decir, el dueño puede decir ‘me costó 10 mil pesos pero la quiero asegurar a 15 mil pesos porque ese es su precio actual en el mercado abierto’ . Una vez que se tiene esta información, se llena un formulario sencillo y en media hora ya tienes tu obra asegurada”, explicó Casanueva.

Detalló que hay varias compañías que ofrecen seguros para arte en México. “Sin embargo, la ventaja de recurrir a  corredores de seguros, es que sabemos cuáles son los mejores para todo tipo de riesgos, y velamos por los intereses del cliente”.

Puedes asegurar pinturas, grabados, dibujos, esculturas, porcelanas y antigüedades.

Te puede interesar: Atrévete a iniciar tu propia colección de arte contemporáneo

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

Siguientes artículos

Luciana Bracco, la bailarina mexicana que quiere conquistar China
Por

Con 22 años de edad se une a las filas de la Filarmónica de Kunming para presentar la temporada del “Lago de los Cisnes”...