Fernanda Melo, originaria de Oaxaca, es una diseñadora que hace más de 10 años se ha dedicado a resaltar y darle el valor que merece a los tejidos de artesanos -que corresponden a distintas localidades de Oaxaca- haciendo vestidos de alta costura. Estos modelos han sido dignos de participar en desfiles de moda como Miami, Dubai y muchas pasarelas en América Latina.

La arquitecta comenzó a incursionar en el mundo de la moda por una situación muy particular que detonó su orgullo y ganas de querer externar al mundo el verdadero valor de los tejidos. En entrevista con Forbes Life, comentó que una extranjera traía una blusa que había comprado en el istmo y ello llamó mucho su atención.

Ella nació y creció rodeada de estas comunidades y sabía cómo funcionaban, por lo que supo cómo acercarse a ellas para que éstas mismas pudieran hacer colaboraciones con Fernanda. Su esposo, quien es artista visual, ayudó a la ahora diseñadora a establecer una boutique en Oaxaca, pero con un claro objetivo: que fuera la mejor.

De esta forma logró afianzar una estrecha relación con los artesanos de estas localidades. La diseñadora trabaja de tres maneras, una es que compra sus tejidos y los interviene para hacer sus creaciones de alta costura, o simplemente ella les explica a los artesanos si llegara a necesitar algún aplique necesario para sus modelos. La última forma en la que trabaja es que recibe el trabajo de los artesanos con creaciones que Fernanda no toca en lo absoluto, tal como fue el caso de un vestido que tardó 1 año en confeccionarse y fue hecho por 4 artesanos. Además de los diseños que realiza para sus colecciones también existe la posibilidad de hacer vestidos bajo pedido, lo que le da mayor plusvalía a estas creaciones ya que son piezas únicas.

Pero no solamente compra sus diseños, también colabora en la formación de los artesanos en otras áreas para para que las familias que viven de estos tejidos tengan más noción acerca de mercadotecnia, ventas y administración. Su principal objetivo es que conozcan las nuevas tendencias en el mundo comercial y ellos piensen individualmente de qué forma pueden adaptar sus creaciones a lo actual. La administración es muy importante para que sepan valorar su trabajo y la mano de obra así como las tarifas para que ellos puedan vender su diseño.

Fernanda Melo a lo largo de su vida se ha dedicado a ayudar a estas comunidades porque ella, dice, que nació con un alma filantrópica y siempre quiso ayudar a los demás. Además, nos cuenta que desde hace 10 años su tarea ha sido posicionar al diseño mexicano como uno de los mejores y más destacados en las mejores pasarelas del mundo.

Tiene dos líneas de ropa, una llamada Gasa People to People que consiste en ropa elegante pero más casual y Fernanda Melo, que es alta costura y vestidos elegantes, con hilo de seda y tejidos de Oaxaca.

Síguenos en:

PUBLICIDAD

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

Siguientes artículos

Tequila de color rosa, la innovación de esta firma
Por

Tequila Pasión, de la empresa 100% mexicana Agaveros y Tequileros Unidos de los Altos, lanzó sus 3 presentaciones: blanc...