Originaria de Suecia, Hästens crea los Rolls-Royce de las camas desde 1852. Sus creaciones, hechas a mano, se han convertido en objeto de deseo de los grandes del deporte, los espectáculos e incluso la realeza.

La firma, que recientemente abrió su primera boutique en México, ha sido la encargada de crear las camas para la realeza de Suecia, personalidades como Cristiano Ronaldo y Madonna, entre otros, así como las de las suites más exclusivas del mundo.

¿Cómo puede una cama costar tanto? Conversamos con los socios de la boutique en México para descubrir la tecnología detrás de estas piezas de descanso, cuyo objetivo es brindar la mejor experiencia de sueño que se puede tener. Lograr un sueño totalmente profundo, sin perturbaciones y saludable ha sido la misión de la firma que se distingue por el patrón de cuadros blancos y azules.

beds_vividus_gradient

Cada una es realizada en la fábrica de Köping, Suecia, que ha pertenecido a la misma familia por cinco generaciones. La personalización es clave en la producción de las mismas y para ello cuentan con más de 20,000 combinaciones entre las que se encuentran colores, firmeza, altura, ajuste y tamaño. Incluso es posible hacer una cama en la que la mitad sea de una firmeza y la otra mitad de otra.

Los materiales son totalmente naturales y renovables, lo que permite que sea duradero e higiénico. En el interior de los colchones se encuentra crin de cola de caballo rizada, que permite la ventilación y por lo tanto un control de temperatura, además de que cada uno es como un pequeño resorte individual. La lana es otro de los elementos clave para controlar la temperatura y el lino evita la estática y absorbe el ruido las vibraciones.

La ventaja, comentan los socios, es que no se trata de un gasto, sino de una inversión pues estas camas están diseñadas para durar una vida entera. Para probar este punto, en el aniversario 150 de la marca lanzaron un concurso para encontrar la cama más antigua para colocarla en un museo, quien comprobara que la tenía obtendría una cama nueva. 90 años fue la que se encontró con mayor antigüedad, pero lo destacado fue que la actual dueña no quiso intercambiarla por una nueva, pues aseguró que dormía a la perfección en ésta.

Hastens_0246_S.jpg

Lujo entre sueños

Vividus es el nombre de su pieza más lujosa y los 3 millones de pesos que cuesta están respaldados por una creación artesanal. La cama se realiza personalizada y a mano en su totalidad. Para llegar al resultado final se requiere de más de 320 horas, por lo que para llegar a tenerla hay que esperar cerca de seis meses.

La tela, de algodón con colorante ambientalmente amigable, tiene 45 hilos por cada centímetro cuadrado. Para crearla se requieren 210 kilos de materiales naturales y tiene un marco de pino sueco sólido. Al finalizarla se le agrega una placa de oro con el nombre del dueño.

Esta cama en particular ha sido la estrella de algunas de las suites más caras del mundo, entre ellas se encuentra la suite presidencial del hotel Four Seasons en Nueva York, la noche cuesta alrededor de 40,000 dólares, por lo que una noche de sueño profundo debe estar garantizada.

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

 

Siguientes artículos

Tesla crea paneles solares que toman el lugar de techos
Por

El mundo basado en la energía solar no parece estar muy lejano. Y gracias a Tesla, el gigante en autos electrónicos, ese...