En esta edición de Millesime descubrí un tequila y un mezcal que ya han hecho hogar en mi corazón (y en mi garganta).

 

 

Desde que empecé a beber, soy tequilera y mezcalera primordialmente, por lo que siempre ando en la búsqueda de nuevos destilados de agave que llenen mis expectativas en cuanto a sabor y sean de una calidad impecable, para que la temida resaca (cada año más presente) nunca llegue.

En Millesime encontré un par de destilados que no sólo cubrieron mis expectativas, sino que me sorprendieron con sus sabores.

En primer lugar tuve la oportunidad de probar el Tequila 8 Mesas, que desde que salió este año me tenía con mucha curiosidad por tratarse de un producto hecho en el estado de Tamaulipas.

De la mano de Ricardo Cortizo, mixólogo de la marca, probé sus dos variedades, plata y reposado, en cocteles de inspiración natural que me parecieron verdaderamente espectaculares.

Cortizo me explicó que la humedad del terruño tamaulipeco le otorga al tequila muchas notas y sabores a tierra, y que fue a partir de esas características que él confeccionó las cuatro mezclas que compartían en el evento, dos con Plata (blanco) y dos con Reposado.

El primero, que él definió como girlie, aunque también me dijo fue muy popular con los caballeros, fue un coctel con tequila blanco, jugo de arándano, un toque de granadina, bitters de cereza (como complemento aromático) y twist de limón real, con una guarnición de moras azules, para completar la experiencia sensorial.

El segundo coctel con tequila plata fue uno realizado con lavanda, agua de tuna y yerbabuena, en el que los sabores del destilado eran más sutiles, sin que por ello no estuvieran presentes al momento de degustarlo.

“Hablando de este tema natural, jugamos con lo que hay dentro y fuera de la tierra, desde las raíces hasta los frutos”, me dice Cortizo, emocionado por compartir su coctel favorito, el Eclipse de Invierno, compuesto por tequila reposado, jugo de mandarina, azúcar mascabado, jengibre fresco y anís estrella.

Mi favorito, sin embargo, fue el Cardo, un coctel pensado como digestivo, en el que se usa agua tónica, tequila reposado, cardamomo con todo y cáscara, toronjil y un twist de limón.

Por otro lado, me encontré con Pedro Quintanilla y sus mezcales Marca Negra, que son una verdadera delicia para los conocedores de este tradicional destilado.

Las cuatro etiquetas que venden son producidas y embotelladas a mano, en distintos poblados de Oaxaca, por tres maestros mezcaleros distintos (a quienes se acredita en la botella, cosa que me gustó muchísimo).

Aunque ya tienen presencia en 12 países de Europa y en la mayor parte del territorio de Estados Unidos, estos mezcales, por su producción, en cierta medida son aún para conocedores.

“Sigue siendo muy artesanal. Las producciones de Marca Negra son cortas, de 1,000-1,200 litros, quizá 600 en algunas de las variedades”, explica Quintanilla, quien se enamoró del mezcal desde pequeño, pues en su casa se tomaba el potosino.

Parte de lo interesante de estas producciones artesanales, con agaves silvestres, es que de un año a otro hay pequeñas variaciones en las bebidas, lo que hace que la experiencia de una a otra cambie.

“La calidad siempre está ahí, pero hay matices entre un lote y el siguiente, y eso también lo hace interesante, lo hace coleccionable. ¿Te gusta uno? Cómprate una cajita porque a lo mejor ya no regresa idéntico”, concluye Quintanilla.

 

Notas de cata 100% agave

Tequila 8 Mesas Plata
Herbal, notas en nariz a manzana verde o pera, ligeramente mineral.

Tequila 8 Mesas Reposado
Notas especiadas, canela, madera, algunos cítricos y un poco de dulce de membrillo.

Mezcal Marca Negra Dobadán
Agave cocido con un toque de melaza y piloncillo, hierbas verdes y cáscara de toronja.

Mezcal Marca Negra Tobalá
Notas de chiles ahumados y caña de azúcar, seguidas por un poco de salmuera.

Mezcal Marca Negra Ensamble (bicuishe, espadín y madrecuishe)
Entrada semidulce con presencia de cítricos y ciruela amarilla, toques de canela, clavo y pimienta blanca.

Mezcal Marca Negra Espadín
Aromas frescos y limpios de fruta madura, seguidos de frutos asados, dulce de leche y un toque cítrico.

 

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @BombonInsolente

Instagram: @BombonInsolente

 

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Dubai quiere tener las torres gemelas más altas del mundo
Por

La marca a romper para el Dubai Creek Harbou es de 452 metros de altura, que actualmente ostentan las torres Petronas, d...