Charlar con la chef Betty Vázquez acerca de gastronomía o acerca de Nayarit evoca una pasión en el entorno que se puede percibir, respirar, saborear y vivir… “con sabor a mar”. Sostener dicha charla en su hogar, el restaurante Garza Canela, en San Blas, Nayarit, es adentrarse en más de tres décadas de historia y anécdotas en una odisea de esas que no deseas que lleguen a su fin.

“Me encanta Nayarit. Nací en Tepic, pero tengo 37 años viviendo en San Blas. Me encanta viajar constantemente por mi estado, al cual descubro y re-descubro en cada viaje, en cada recorrido. No termina de maravillarme con sus profundidades y sus alturas… subir a la sierra, ver desde lo alto de alguna cima las nubes allá abajo y saber que ahí vivo. Me encanta el misticismo de Nayarit, donde confluyen diferentes etnias en un mismo espacio. Vivo profundamente enamorada de mi estado”, aseguró en entrevista con Forbes Life.

Y es precisamente por ese amor hacia la tierra que la vio nacer que se vuelve inevitable preguntarle qué lugares de Nayarit debemos visitar quienes nunca hemos estado en la entidad, a lo que no titubea en dar sugerencias.

Betty Vázquez en Nayarit

San Blas, Nayarit. Foto: Said Pulido

“Me encanta San Blas, pues es donde elegí quedarme a vivir hace más de 30 años. Es un lugar de mucha tranquilidad, de mucha paz, donde el ritmo de vida te da tiempo para descubrirte y para vivir. Algunas de las cosas que deben conocer en San Blas son La Tovara, Las Islitas, el Cerro de San Basilio, su plaza principal y el Muelle de Matanchen. Me encanta Tepic, una ciudad todavía muy cómoda, donde convergen lo viejo y lo moderno, con rincones muy interesantes”, destacó.

PUBLICIDAD
Betty Vázquez en Nayarit

Jala, Nayarit. Foto: Said Pulido

Adicionalmente, Betty Vázquez también recomendó visitar el Pueblo Mágico de Jala, uno de dos en la entidad. Es una comunidad de montaña con calles empedradas y mucho encanto, un cielo muy azul y una catedral de mármol rosado realmente impresionante. En sus propias palabras, es uno de esos lugares “donde el tiempo se detuvo”. San Pancho, “pueblo costero con un aire muy cosmopolita”, es otro de los lugares de Nayarit que sus visitantes deben conocer, según relató la chef de renombre internacional.

“Y en un recorrido por mi estado no puede faltar una visita a Acaponeta, donde nació el poeta Alí Chumacero. Me parece que es una de las ciudades más encantadoras de Nayarit, con una plaza perfectamente delineada y el Museo de Vladimir Cora. En ese espacio hay piezas muy interesantes de este artista, quien tiene una forma muy particular de ver y expresar el arte. Alberga piezas de colección, algunas de las cuales le quitan a uno la respiración”, detalló Betty Vázquez.

Betty Vázquez en Nayarit

Laguna de Santa María del Oro, Nayarit. Foto: Said Pulido

Adicionalmente, precisó que se debe visitar la Laguna de Santa María del Oro y admirar sus tonos azules y verdes desde lo más alto del crater, “porque es una vista que te dejará sin palabras, sin aliento”, además de que se come muy sabroso a la orilla de sus aguas, donde los atardeceres pueden ser espectaculares.

“Y uno de los lugares de campo que más me gusta observar, a la distancia, es el Cerro de Sangangüey. Me parece que es una de las siluetas de volcán más hermosas y más estilizadas en todo el mundo, y en su valle ondean tanto la caña como el maíz, algo que me encanta ver y escuchar. El aire nos dice que estamos vivos y en ese lugar crea una melodía única”, agregó.

Cerro de Sanganguey, Nayarit

Cerro de Sangangüey, Nayarit. Foto: Said Pulido

Para continuar el recorrido por el estado, no podía faltar hablar un poco de Garza Canela, un proyecto familiar que pronto llegará a sus primeras cuatro décadas, y donde es evidente que Betty Vázquez se siente más a gusto que en ningún otro lugar.

“Es un restaurante que ha ido evolucionando con el paso del tiempo, cambiando y creciendo en todos los sentidos, así que  no se puede encasillar dentro de un solo concepto. Uno va madurando y diciendo adiós a las cosas que ya pasaron, y dando la bienvenida a las cosas que llegan… a las cosas que son. De repente veo menús de hace 15 años y me sorprendo, pero son cosas que en su momento fueron muy buenas y funcionaron muy bien. Cada vez que me toca hacer un menú para la próxima temporada analizo bien qué sabores quiero que luzcan, qué sabores quiero que se noten y qué sabores descubrí en algún viaje reciente. Hay cosas y sabores que incluso regresan. La cocina es un tema de pasión, de nostalgia y, al menos en mi caso, de satisfacciones y felicidad”, aseveró con una expresión de determinación.

“Me considero una buena salsera. Encontrar un buen equilibrio para vestir un plato, como hacer una salsa, es difícil. No obstante, tengo la madurez para decir que soy una buena salsera. Los sabores se me vienen fácilmente al paladar para determinar qué productos combinan bien. De ahí nace una salsa”, destacó.

Te puede interesar: Cumple tus propósitos de año nuevo con ayuda de Spotify

Entre las recomendaciones que la chef Betty Vázquez tiene para quienes visitan Garza Canela por primera vez, comentó que hoy por hoy el menú incluye muchos crudos, así que los ceviches y los pulpos son buenas opciones.

“Creo que Nayarit, con sus 309 kilómetros de costa, tiene montañas maravillosas, lagunas impresionantes y ríos inmensos y hermosos, pero creo que lo más grande que tiene es el mar. Me encanta ver las olas del mar, su vaivén y su espuma. Amo profundamente mi estado”, enfatizó Betty Vázquez para concluir la entrevista, contando la anécdota que desde hace años complementa lo que dice y escribe con la frase “con sabor a mar”. Por razones obvias.

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

Siguientes artículos

Pareja
¿Viajas en pareja? aprende a hacer la maleta perfecta
Por

Hacer la maleta es una experiencia que puede tornarse complicada; evita problemas siguiendo estos consejos.