Durante la edición 87 del Geneva International Motor Show, Rolls-Royce desveló a Elegance: el primer automóvil de lujo acabado con una capa de pintura hecha de diamantes. 

Encargado por un coleccionista individual, esta pieza motorista única lleva el concepto de “hecho a la medida” al siguiente nivel. El exterior de este coche, llamado “Diamond Stardust” (polvo de diamante), es el exterior más lujoso jamás visto en un automóvil; y su pintura, hecha de 1,000 diamantes triturados, es la más cara que ha vestido a un Rolls-Royce.

Los diamantes fueron sometidos a un proceso de pruebas que duró dos meses, hasta encontrar el punto perfecto de brillo. El equipo del laboratorio técnico de Goodwood analizó extensivamente cómo los diamantes reflejaban la luz, así como la manera de mantener esa propiedad al mismo tiempo que se transformaba a los diamantes en una pintura clara que se pudiera esparcir suavemente en la superficie del coche sin dejar rastro táctil de los diamantes. El resultado fue un polvo fino de diamante que fue mezclado con la pintura. También se creó un nuevo proceso de pintado, ya que fueron requeridos dos días adicionales de pintado a mano y otro día de acabado. Los últimos toques fueron aplicados con una fina brocha de pelo de ardilla. El inigualable brillo de la pintura hace que este Rolls-Royce Ghost sea fácilmente reconocido y apreciado con todo el lujo y grandeza que denota.

PUBLICIDAD

Rolls-Royce Bespoke

Desde hace más de 100 años, Rolls-Royce se ha hecho notar por el hecho de crear automóviles únicos hechos a la medida para muchas personalidades, en los cuales pueden expresar su propio gusto y estilo. El encargado de esto es el departamento de Bespoke (hecho a la medida), formado por un grupo de diseñadores, ingenieros y artesanos en Goodwood, Inglaterra. Algunos de los ejemplos más destacados por su extravagancia en el último año, fueron:

  • La Colección Phantom Zenith: una colección de tan solo 50 ejemplares para los cuales se pensó en cada posible comodidad. Por ejemplo, un refrigerador para champaña, una repisa de cristal desde donde servirla y ocho copas.
  • El Pebble Beach Dawn del Sr. Fux: el coleccionista estadounidense Michael Fux encargó un coche del modelo Dawn, para el cual creó su propio color, al cual llamó “Fux Blue” (Azul Fux) y el cual quedó reservado únicamente para su uso.
  • El Rolls-Royce inspirado por los Grandes: esta colección celebra el trabajo de los grandes compositores de la música clásica. Un adorno parecido a una “clave de sol” se encuentra en varios lugares (como en el reloj y en las costuras del reposacabezas), y el panel del tablero, con un diseño “doblado para atrás” que deja ver por debajo un trabajo en madera de ébano que tiene inscrito, con la técnica de la marquetería, la notación musical de la pieza favorita del dueño.

 

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

Siguientes artículos

Conoce a este experto del mundo del whisky
Por

Donald Colville es el Global Scotch Ambassador de Diageo y en esta exclusiva con Forbes Life comparte su definición de é...