Como piloto de McLaren Honda y embajador de Johnnie Walker, el joven Stoffel Vandoorne, llamó a la gente a unirse a la campaña #JoinThePact. Cuyo objetivo principal es hacer consciencia que mezclar alcohol y un coche no es una opción.

Durante de la presentación de esta campaña en nuestro país, el piloto de McLaren Honda declaró que “Join the Pact es una gran campaña de la marca y que todos deberían formar parte de ella”.  El objetivo de esta campaña es llegar a los 5 millones de personas que se unan al pacto para 2018, de momento llevan 4.8 millones de firmas a favor de este pacto.

Vandoorne sabe de la influencia que tiene, pese a su juventud, por lo que considera que todos los pilotos, deportistas o personalidades tienen la necesidad de sumarse a este pacto porque al ser una persona admirada por los jóvenes quienes los toman como ejemplo. Necesitan de ellos para dejar claro que la conducción y el alcohol no son buena mezcla.

Para unirse a este pacto tan solo hay que firmarlo, no solo en los eventos organizados por McLaren, también publicando redes sociales fotos o comentarios usando el hashtag #JointhePact.

Stoffel Vandoorne#Jointhepact (Foto por: Adrián Ceseña)

En el marco de dicho evento el belga tuvo una plática exclusiva con Forbes Life, donde repasé éste, su primer año como piloto de Fórmula 1.

Su historia comienza como la de cualquier niño cuyo objetivo es ser campeón del mundo como Hamilton, Senna, Alonso, etc. El ídolo de Stoffel es Ayrton Senna, quien también corrió en su carrera para McLaren.

A los 6 años se subía por primera vez a un kart, en un circuito que su papá, quien era arquitecto, había diseñado y le quedaba cerca de su casa. Pero antes de ese momento sus juguetes favoritos eran los coches.

Lee también : 2017, un año clave para Johnnie Walker

Desde que hace 19 años tomó un volante por primera vez no lo ha soltado hasta cumplir un sueño que era correr en la Fórmula 1 y hacerlo donde corrió durante algún tiempo su ídolo de infancia.

Admite que la primera vez que se subió a un monoplaza de McLaren un sentimiento especial lo invadió por dentro, convirtiendo un sueño en realidad. Un sueño cumplido que le permite seguir creciendo sin dejar de tener los pies en el suelo, siendo consciente que solo unos pocos pueden lograr.

Esto es motivo de su felicidad diaria, dedicarse a lo que siempre soñó, pero ahora tiene otros sueños en mente como ser campeón del mundo de la Fórmula 1. Tras este año de aprendizaje y donde las cosas en su escudería no han sucedido como quisieran, confía que en la próxima temporada con la entrada del motor Renault al coche puedan mejorar y estar luchando por cosas mayores y acercarse a su objetivo de coronarse campeón.

Esta será la primera vez que corra en nuestro país, pese a que hace dos años ya estuvo presente como piloto reserva de McLaren Honda, por lo que está deseando pasar por el Foro Sol, lugar donde se concentra la gente y sentir y vibrar con ellos al pasar ese trazado.

Como el resto de pilotos coincide que la gente es el factor diferencial de este gran Prix, el cual tan solo es superado por Silverstone como el que más aficionados concentra.

Finalmente dejo un consejo a aquellos que sueñan como lo hacía el cuándo veía a Ayrton Senna y llegar a la Fórmula 1. Creer en sus sueños, prepararse y tomar la oportunidad cuando les llegue y no desaprovecharla.

“Cuando crees en tus habilidades y trabajas, es más fácil alcanzar tu objetivo”. Stoffel Vandoorne.

Stoffel Vandoorne firmando el pacto #Jointhepact (Foto por: Adrián Ceseña)

Lee también: F1 in Schools, el proyecto que expone el potencial de los jóvenes

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

 

Siguientes artículos

Felipe Massa el respeto por un sueño, por un deporte
Por

En la presentación de la Terraza Martini pudimos compartir un rato con el piloto brasileño de Williams sobre la Fórmula...