A diferencia de otras automotrices, Tesla no vende a través de concesionarios, lo hace directo al cliente.

Los concesionarios de automóviles y algunos fabricantes de automóviles se oponen al modelo de ventas de Tesla y han presionado con éxito en un puñado de estados en Estados Unidos para bloquear al fabricante de automóviles eléctricos y evitar que venda directamente sus vehículos a los clientes.

Tesla tiene su estrategia de ventas a través de sus propias tiendas. Algo parecido a Apple que han vendido directamente sus computadoras, teléfonos y tabletas en centros comerciales y tiendas propias.

En estados como Texas, Tesla construye salas de exposición donde los clientes pueden aprender acerca de sus modelos, pero por la ley del estado, no pueden comprarlos en la tienda.

Pero, ¿por qué quiere la firma californiana romper con el tradicional sistema de distribuidor independiente?

Todd Maron, consejero general de Tesla, dio una explicación detallada ante la comisión federal de comercio de Estados Unidos acerca de por qué Tesla necesita vender sus vehículos de esa manera.

 Foto Tesla

Maron dio a conocer siete razones por Tesla quiere vender vehículos de una manera totalmente nueva:

1. Ir directo al cliente: Los concesionarios independientes tradicionales se construyen generalmente en grandes parcelas de tierra en lugares fuera de la vía. Por el contrario, las tiendas de Tesla están en áreas que tienen una gran cantidad de tráfico a pie. Algunos están en lugares como centros comerciales y centros de las ciudades. Las tiendas también se benefician de ser mucho más pequeñas e íntimas, dado que los clientes necesitan aprender sobre los modelos eléctricos.

2. No hay inventario: Los Tesla se hacen y se venden de una manera completamente diferente. A menudo, los clientes personalizan sus vehículos que escogen, como los colores de la pintura y la elección de los accesorios. Y dado que vendieron alrededor de 50,000 autos el año pasado, los clientes por lo general tienen que esperar meses para conseguir sus vehículos, no como los tradicionales concesionarios de automóviles que ya tienen inventario.

3. Proceso de Educación: Los potenciales clientes de Tesla van a las tiendas para aprender acerca de la tecnología, donde a menudo los representantes de la marca se toman su tiempo para enseñarles dónde pueden cargar sus autos, los incentivos del gobierno, y la diferencias entre los pagos por electricidad frente gas. En los concesionarios tradicionales el personal de ventas probablemente no está dispuesto a pasar tanto tiempo para educar a los clientes sobre los modelos a vende

4. Modelo de negocio diferente: Los autos eléctricos tienen menos requisitos de servicio, como cambios de aceite o partes del motor. Tesla obtiene un beneficio de la venta de sus modelos eléctricos, pero los operadores tradicionales ganan más dinero en la venta de servicios, optimizaciones y complementos que la misma venta de automóvil.

5. Publicidad: Los concesionarios de automóviles dependen de los fabricantes de automóviles para financiar su publicidad. Sin embargo, Tesla no hace publicidad tradicional y no dejaría que otra empresa lo haga por ellos.

6. Distribuidores no van a ganar dinero: Un concesionario gana dinero con la venta de vehículos, pero no serán capaces de hacer dinero por la venta de los Tesla, dado que el cliente compra en línea.

7. Conflicto de interés con modelos de gasolina: La gran mayoría de los autos que se venden a través de distribuidores son de gasolina. Tesla se está esforzando para reemplazar a estos vehículos con sus modelos eléctricos y los promueve como una calidad superior a cualquier auto con motor de combustión interna. Los distribuidores de vehículos no serían los buenos defensores de esta filosofía.

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

 

Siguientes artículos

México; el emperador del Wellness en Latinoamérica
Por

Locación geográfica privilegiada, clima favorable, biodiversidad de sur a norte, topografía y cultura milenaria, son alg...