La familia de Elizabeth Esteban migró de Michoacán al Valle de Coachella en California, en donde se dedican principalmente al campo, para Elizabeth, su deficiente conexión a internet y sus raíces simbolizaban una motivación para superarse y al mismo tiempo una condición que la ponía en desventaja frente a los jóvenes estadounidenses.

Sin embargo, pese a las limitaciones y la fuerte discriminación que viven los hijos de migrantes en Estados Unidos, Elizabeth se hizo acreedora a una beca completa para estudiar Ciencias Políticas en la Universidad de Harvard.

“Pensé que nadie en mi comunidad lograría alcanzar esta meta ya que al ser de bajos ingresos y no tener todos los recursos que necesitamos, tenemos menos oportunidades”, reflexiona Elizabeth.

En 2021, cerca de 40,000 estudiantes de bachillerato aplicaron para ingresar a Harvard, de ellos, sólo se admitieron 2,037, muy pocos con algún apoyo para cubrir sus estudios, según informa la cadena de televisión CNBC.

Foto: Acervo familia Esteban

Elizabeth se considera una mujer afortunada: haber nacido en Estados Unidos le da oportunidades que no tendría si sus padres no hubieran migrado a otro país en búsqueda de una mejor vida para su familia.

Foto: Acervo familia Esteban.

Te puede interesar: María Salguero: ‘No me gustaría que ninguna niña tuviera que mapear feminicidios’

“En México no hay muchas oportunidades para que las mujeres estudien y sigan avanzando a una carrera universitaria, yo le diría a la mujer mexicana que siguiera echándole ganas pero las mujeres allá en México no tienen las oportunidades que yo tuve”, denuncia la estudiante.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

Elizabeth lamenta que, para sus compatriotas, la condición geográfica, política y cultural sea impedimento para el desarrollo profesional; sin embargo, sus proyecciones a futuro son prometedoras.

“Cuando yo crezca y sea una abogada de migración, que tenga dinero, quiero crear una beca para ayudar a las mujeres en Latinoamérica para que sigan persiguiendo sus sueños, ya que por asuntos de dinero sus sueños se detienen”, reflexiona Elizabeth Esteban.

Lee también: Michelle Couttolenc: “Las mujeres deben confiar en su trabajo”

Con 328.2 millones de habitantes, Estados Unidos se conforma de 35 millones de migrantes latinos de acuerdo con Pew Research Center. El caso de Elizabeth es inspirador en un país donde la discriminación racial es una constante.

“Un día me invitaron al Estado de la Unión, habían muchas personas que mayormente eran blancos y me decían que yo no merecía estar ahí, todo esto me desilusionó pero me propuse a demostrarme a mí misma que los inmigrantes hacen un país mejor y quiero ser esa persona que logre crear un impacto para nuestra nación”, promete Elizabeth Esteban.

Foto: Instagram @elizabeth_esteban13

Síguenos en Forbes Women para mantenerte siempre informada

 

Siguientes artículos

La pandemia hizo visible lo invisible en posiciones de liderazgo femenino: Laura Tabares
Por

En 2021, América Latina cuenta con una proporción de 36% de mujeres en puestos directivos, superando el punto de inflexi...