La automotriz admitió que no reveló al regulador estadounidense y al público un defecto de seguridad potencialmente letal en los interruptores de algunos vehículos que permiten el despliegue de los airbags.

 

General Motors aceptó pagar 900 millones de dólares e iniciar un acuerdo de enjuiciamiento diferido para cerrar una investigación criminal en Estados Unidos por la manera como manejó un defecto en el sistema de encendido en muchos de sus vehículos, que está vinculado a 124 muertes.

La automotriz admitió que no reveló al regulador estadounidense y al público un defecto de seguridad potencialmente letal en los interruptores de algunos vehículos que permiten el despliegue de los airbags.

PUBLICIDAD

También admitió haber engañado a los consumidores acerca de la seguridad de los vehículos afectados por el problema.

El acuerdo se dio a conocer en documentos presentados el jueves en una corte federal de Manhattan.

 

“Incompetencia y descuido”

El 5 de junio de 2014, la CEO de General Motors, Mary Barra, presentó un informe de una investigación interna de la compañía, que revela “un patrón de incompetencia y descuido” por el problema en el sistema de encendido de varios modelos de la armadora.

En 2001, ingenieros de GM detectaron una falla en el switch del sistema de encendido, que podía causar que la llave pasara de la posición de encendido a apagado mientras el vehículo está en marcha en altas velocidades o en camino pedregoso, o incluso si las llaves estaban sujetas a un llavero pesado. Cuando la llave pasa a posición de apagado, se desactivan la dirección asistida, los frenos y las bolsas de aire.

Los modelos afectados con esta falla son los Chevrolet Cobalt, HHR, Pontiac G5 y Solstice, Saturn Ion y Sky.

Pese a que empezaron a manifestarse problemas con el sistema de encendido en 2004, General Motors no empezó a llamar los vehículos a revisión sino hasta febrero de 2014. En abril de ese mismo año, el gobierno de Estados Unidos multó a la automotriz con 35 millones de dólares, la máxima sanción que impone el Departamento de Transporte del país.

“En este caso, no hicimos bien nuestro trabajo en hacer vehículos de alta calidad y seguros. Le fallamos a nuestros clientes”, dijo la CEO de GM, quien pidió disculpas a los familiares de las víctimas fallecidas en accidentes relacionados con el defecto en el sistema de encendido y a los que la compañía tendrá que indemnizar.

 

Con información de Reuters.

 

Siguientes artículos

3 factores que pueden detonar una ola de inflación en 2015
Por

Aunque el índice de precios al consumidor se encuentran por debajo del objetivo de 3% del Banco de México, existen tres...