Los consumidores mexicanos pagarán 20% más por la gasolina en 2017… y el gobierno mexicano tendrá más dinero por impuestos sobre este combustible.

El próximo año, la administración de Enrique Peña Nieto espera 284,432 millones de pesos (mdp) derivado del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) a combustibles automotrices, 75,000 mdp 0 36% más que en 2016, de acuerdo con la Ley de Ingresos 2017.

Este tributo fue diseñado durante la administración del panista Felipe Calderón para igualar el precio del combustible entre México y Estados Unidos, con el precio de referencia de la costa del golfo estadounidense.

PUBLICIDAD

En 2011, el IEPS a gasolinas era negativo y representaba un subsidio de 0.69% del PIB. Pero las cosas cosas han cambiado: este año aportó recursos por 1.11% del PIB, según datos del Centro de Estudios de las Finanzas Públicas (CEEFP) de la Cámara de Diputados.

Con los movimientos al alza de su materia prima, el petróleo, durante el sexenio de Calderón, los aumentos mensuales al combustible fueron apodados como gasolinazos. Entonces vino la crisis energética de 2014, cuando el precio del energético cayó de 100 a 30 dólares por barril. En 2015, Hacienda fijó un solo aumento, pero éstos volvieron en septiembre de 2016 cuando el precio del crudo comenzó a recuperarse.

Lee también: Veracruz venderá la gasolina más barata en México; Jalisco, la más cara

“Los consumidores de gasolinas no tienen certeza sobre el destino de los impuestos que pagan cuando consumen combustibles, ni pueden esperar que el gobierno local destine esos recursos para obras de infraestructura vial e hidráulica, movilidad urbana y conservación del medio ambiente”, dijo el Centro de Investigación para el Desarrollo AC (CIDAC) en un estudio publicado el año pasado.

La liberalización de precios que ocurrirá en enero de 2017 y el esperado aumento del costo ocasionaron que al menos 10 estados del país sufrieran escasez del combustible por compras de pánico. Incluso se han reportado convocatorias para manifestarse en contra de la decisión gubernamental.

Aquí la historia completa: Campesinos arrancarán movimiento antigasolinazo el 6 de enero

La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) propuso el pasado 28 de diciembre una revisión “seria y objetiva” de la fórmula empleada para la determinar el precio final, pues el IEPS representa 40% del costo final.

“Es necesario que las autoridades hacendarias y las del sector energético, conjuntamente con los organismos empresariales se den a la tarea de revisar este tema con profundidad”, apuntó el órgano patronal dirigido por Gustavo de Hoyos en un comunicado.

El IEPS no solo contempla gasolinas, también aplica a bebidas azucaradas, comida chatarra y plaguicidas y genera ingresos por más de 433,000 millones de pesos anuales.

 

 

Siguientes artículos

Campesinos arrancarán movimiento antigasolinazo el 6 de enero
Por

La Central Independiente de Obreros Agrícolas y Campesinos advierte que el alza de los combustibles y el dólar impactará...