EXCLUSIVA: Jaime Alverde Losada, director de Operaciones de Gigante Grupo Inmobiliario, asegura que la empresa analiza la inversión en el sector de la salud a través de lo que sería el primer hospital que operaría en su historia.

 

Grupo Gigante analiza la posibilidad de invertir en el negocio de los hospitales. La construcción del Centro Universitario de Ciencias para la Salud (CUCS) podría ser el primer paso de la empresa que preside Ángel Losada en una diversificación de su negocio.

“Es un proyecto que estamos evaluando… Era un proyecto en Atizapán que se realizaba entre la Universidad Anáhuac y Grupo Gigante, en el cual GGI construía y rentaba y, bueno, es un proyecto que está en evaluación”, dice Jaime Alverde Losada, director de Operaciones de Gigante Grupo Inmobiliario (GGI) y presidente de la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios (ADI).

PUBLICIDAD

Hace unas semanas, Forbes México le dio a conocer en exclusiva que la empresa mexicana Grupo Gigante preparaba su incursión en el negocio de la salud por medio del CUCS.

“Estamos evaluando si lo hacemos o no (el proyecto hospitalario), y si invertimos o no en ese sector (de la salud)”, explica Alverde Losada en el marco del foro The Real Estate 2015.

La conformación de esta nueva unidad de negocio al interior de Grupo Gigante le llevaría a competir con modelos de negocio semejantes al empleado por firmas como Grupo Ángeles, del empresario Olegario Vázquez Aldir; Médica Sur, capitaneada por Antonio Crosswell Estefan, y Star Médica, cadena de hospitales en que invierte el empresario Carlos Slim.

El CUCS será edificado en Atizapán de Zaragoza, Estado de México, en una superficie de 54,439 metros cuadrados totales de construcción, los cuales incluyen un hospital de ocho niveles y 704 cajones de estacionamiento con tres niveles, de acuerdo con la información publicada por la firma en internet.

El análisis de esta inversión podría ser muy redituable. Durante los próximos años se espera que los servicios de salud privados se amplíen e integren con  los sistemas públicos, debido al “crecimiento constante de los grandes grupos hospitalarios privados, la expansión de los laboratorios de diagnóstico clínico, el surgimiento de jugadores de nicho en cuidado de la salud y la creciente subrogación de servicios por parte del sector público a empresas privadas”, de acuerdo con el reporte IMS World Review 2014 de la consultora IMS Health.

Los ingresos totales acumulados de Grupo Gigante al cuarto trimestre del año pasado sumaron 20,814 millones de pesos (mdp), monto que representa un incremento de 8.6% con respecto al mismo periodo de 2013.

 

El negocio inmobiliario

Y mientras el análisis al interior de la empresa continúa en el caso del negocio médico, el diagnóstico para la división inmobiliaria de Grupo Gigante parece ser bastante positivo.

Este año, GGI prepara una inversión de 1,500 mdp para robustecer su apuesta en el desarrollo de inmuebles en 25 estados de la República Mexicana. Hace un par de años, la división inmobiliaria de Gigante anunció una inversión de 7,000 mdp en proyectos como Miyana, un proyecto en Veracruz y dos centros comerciales en Guadalajara, Jalisco.

Miyana es un proyecto de desarrollo mixto que se construye  en la Ciudad de México, el cual integra espacios para vivienda, centro comercial y oficinas corporativas. Éste es uno de los proyectos que ocupan la mente de Jaime Alverde.

En la actualidad, GGI administra más de 128 propiedades inmobiliarias con más 1,500 locales comerciales y una reserva territorial de 359,000 metros cuadrados, así como más de 3 millones de metros cuadrados construidos.

Como presidente de la ADI, el empresario ve oportunidades que no sólo beneficiarán a la compañía que representa, sino a todo el sector desarrollador del país.

“Estamos viendo el crecimiento de los Fibra (Fideicomisos de Inversión en Bienes Raíces), que traen una liquidez importante. Además, vienen muchos fondos de capital extranjero que están invirtiendo en México, así como todo lo que estamos haciendo muchos de los desarrolladores a través de los propios créditos bancarios y otros tipos de financiamiento”, dice.

Una apuesta en el largo plazo se encuentra en el desarrollo que tengan las reformas, como la energética, ya que el presidente de la ADI ve oportunidades de inversión en muchos estados diferentes del Distrito Federal, los cuales van a requerir mucha infraestructura que construyen los desarrolladores inmobiliarios, tales como oficinas, centros comerciales, vivienda y servicios turísticos.

“Esto es a lo que le estamos apostando, ya que como desarrolladores nos tenemos que adelantar a esas inversiones que van a venir, las cuales seguramente van a requerir de más tiempo para llegar”, dice el constructor de la estrategia de GGI. El tiempo para Gigante ha comenzado a correr hacia el futuro.

 

Siguientes artículos

Toyota estrena en Guanajuato nuevo plan de manufactura
Por

En su segunda planta en México, con una inversión de 1,000 millones de dólares, la automotriz japonesa implementará proc...