De manera muy recurrente escuchamos la frase “estoy estresado”, y las más veces esta expresión está relacionada con el trabajo, pero ¿sabemos realmente lo que implica?

 

Por Fernando Calderón

Los mexicanos trabajamos en promedio 2,237 horas al año (OCDE), pero no sabemos con exactitud si todo ese tiempo lo disfrutamos o lo sufrimos; lo que sí sabemos es que laboramos más que en países como Holanda, Noruega, España e incluso Japón.

PUBLICIDAD

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) ha compartido estudios los cuales informan que tres cuartas partes de los empleados mexicanos padecen estrés laboral, mientras que en China es 73% y en Estados Unidos 59%.

El estrés laboral se manifiesta cuando las exigencias del entorno superan la capacidad  de la persona para enfrentarlas o controlarlas. Los síntomas van desde la irritabilidad hasta la depresión, y por lo general están acompañados de agotamiento físico y/o mental.

De acuerdo con una encuesta realizada por OCCMundial, 26% de los participantes afirmaron sentirse estresado ante algunas situaciones laborales y desgastados con su trabajo.

Las cifras anteriores nos alertan sobre el alto impacto que puede tener el estrés en la salud de los trabajadores.

Recientemente, la Agencia Europea de Seguridad y Salud en el Trabajo (EU-OSHA) y la Fundación Europea para el Mejoramiento de las Condiciones Laborales (Eurofound) realizaron un estudio en el que informaron que los principales factores de riesgo del estrés laboral son largas jornadas y alta carga de trabajo, falta de control y autonomía, mala relación con colegas, falta de apoyo y cambios organizacionales.

Estos factores de riesgo dentro de las organizaciones no siempre se pueden evitar y el estrés es una respuesta natural; sin embargo, existen varias acciones que podemos realizar para combatirlo, las cuales enlistaremos a continuación:

  1. Levántate temprano y mide bien tus tiempos para trasladarte al trabajo.
  2. Antes de ir al trabajo repasa tus tareas del día y lleva todo lo necesario para cubrirlas.
  3. Planea tus tareas y dale prioridad a tus responsabilidades.
  4. Date un tiempo para pensar y analizar las mismas.
  5. Toma breves descanso y estira tus músculos.
  6. Organiza tu lugar de trabajo.
  7. Evita distracciones.
  8. Después del trabajo desconéctate y haz cosas personales que disfrutes.

No dejes que el estrés laboral acabe contigo. Son muchas las actividades que puedes realizar para eliminarlo. Además de los consejos anteriores, trata de ver lo positivo de tener un trabajo, valóralo, enfócate en lo positivo, disfruta la gente valiosa y haz cosas diferentes en el mismo que te refresquen y te permitan crecer profesionalmente.

 

Fernando Calderón es Director de Mercadotecnia y Relaciones Públicas de OCCMundial, empresa líder en el mercado de bolsas de trabajo en línea. Cuenta con 20 años de experiencia en el marketing de servicios y productos de consumo. Inició su vida profesional en Grupo Cifra, donde vivió de cerca la fusión con Wal*Mart. Posteriormente se desarrolló en el campo de las telecomunicaciones, laborando en empresas como Avantel y Axtel, donde se ha desempeñó en diferentes funciones gerenciales y directivas. Incursionó en la generación de contenidos en medios digitales e impresos, así como en el desarrollo de programas de lealtad, laborando para Grupo Medios. Actualmente es miembro del Consejo Directivo de las Asociaciones: DIRECTA, IAB y AMIPCI. Fernando obtuvo el grado de licenciatura en Administración de Empresas en la Universidad Iberoamericana, con especialización en finanzas y mercadotecnia.

 

Contacto:

Redes sociales para candidatos:

Facebook: occmundial

Twitter: @OCCMundial

Google: +OCCMundial

Blog: occeducación

YouTube: OCCMundial.com

Redes sociales para reclutadores:

Facebook: OCCM.Empresas

Twitter: @OCCM_Empresas

Blog: occmundial.com

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Inmigrantes, una doble crisis sin solución para Grecia
Por

Con una deuda equivalente a 168% de su Producto Interno Bruto, Grecia no tiene opciones para enfrentar un flujo de 100 m...