Independientemente de si les calificamos como pesadilla o sueño, ambas experiencias arrastran a los sujetos hasta final y los sumergen en situaciones y estados emocionales que mezclan lo común con lo fuera de lugar. Uno de los lugares más lógicos para replicar algo así son los videojuegos, cuyo poder de inmersión es capaz de colocar al usuario en situaciones disparatadas, peligrosas y extremas sin correr el riesgo de dañarle.

En octubre pasado salió al mercado internacional el PSVR, el visor de realidad virtual de PlayStation (que está próximo a llegar a Latinoamérica de forma oficial), con un robusto catálogo de juegos, que incluía títulos originales y exclusivos, así como adaptaciones de terceros. Uno de los juegos más peculiares que se lanzó fue Here They Lie, desarrollado de forma exclusiva para el PlayStation 4 por el estudio independiente Tangentlemen en colaboración con Sony Interactive Entertainment Santa Monica Studio (los creadores de la franquicia God of War).

Here They Lie es un inquietante experimento sensorial que específicamente busca replicar la experiencia de una pesadilla. Se trata de un juego de horror que se puede jugar tanto con el visor de realidad virtual como en una pantalla normal, en el que tomas el lugar de un nombre que desesperadamente busca a una bella mujer vestida de amarillo en un laberíntico mundo habitado por extrañas criaturas y fenómenos inquietantes.

El objetivo en realidad es simplemente escapar la pesadilla. No hay combate ni puzzles; la actividad principal es recorrer los escenarios evitando a los enemigos y tomar algunas decisiones de peso narrativo. En realidad, se trata de una experiencia más bien pasiva, en la que el usuario es un espectador en primera persona, que no puede hacer mucho por cambiar su situación, sólo continuar el camino en espera de que llegue a su fin.

PUBLICIDAD

Esto suena bastante frustrante y así resulta ser, de manera intencional. El equipo de Tangentlemen se describe así mismo como “un conjunto de esotéricos desarrolladores de videojuegos en la busca por traer mundos oníricos interactivos”. Here They Lie se apega estrictamente a esa visión, e intenta cumplirla mediante todos los medios posibles.

El recorrido te llevar por interminables túneles y sórdidos callejones, al igual que por las calles de una ciudad desolada o áreas en completa oscuridad. Como jugador no tienes más habilidades que el usar una lámpara e interactuar básicamente con algunos objetos y personajes. Todos los ambientes son deprimentes y buscan crear una reacción emocional tan sólo de verlos, con escenas cada vez más desaturadas. Sin embargo, más allá de sólo crear escenarios, el juego aprovecha la capacidad de los videojuegos para distorsionar la realidad, rompiendo las propias reglas de su espacio físico y torturando los sentidos del jugador para crear un estado alterado: hay objetos y personajes que aparece y desaparecen, sonidos aterradores que nunca sabes de dónde vienen, o momentos en los que parece que el mundo estuviera colapsando.

El nivel visual que alcanza está por encima del promedio. Los detalles en cada textura y los numerosos efectos de iluminación trabajan en conjunto para crear una experiencia convincente por más surrealista que se tornen las situaciones. Hay que tomar muy en cuenta que el juego contiene imágenes de naturaleza violenta y sexual que no son recomendadas para niños.

La estructura es también similar a la de un sueño, en donde uno es arrojado a la acción sin tener alguna explicación previa, sólo en la espera de que las cosas mejoren. Para mantener el control sobre la experiencia, los creadores de Here They Lie tuvieron que limitar el papel del jugador hasta convertirse en un espectador; el mayor reto que presenta es el no perderse en los interminables pasillos y encontrar el camino. Los peligros del juego, por ejemplo, sus enemigos, están ahí para ser evitados, lo cual también sirve como una guía del camino a seguir.

El valor de Here They Lie está en la experiencia tan violenta y horrífica que logra crear en varios momentos del par de horas que dura. No sólo se preocupa por crear imágenes o sonidos desagradables, sino asociaciones de símbolos que nos intentan decir algo sobre nuestro personaje y que, a pesar de estar sujetos a interpretación, dejan una marca emocional que no se desvanece tan fácilmente.

Aunque éste es un videojuego, su función es la de un recorrido explícitamente pasivo, y es importante tener eso en cuenta. Los usuarios que prefieran retos y mayor interacción deben evitar Here They Lie a toda costa. En lo personal estoy muy entusiasmado por probar este juego con el PSVR, pero mi experiencia de jugarlo en una pantalla de TV fue bastante impactante. Definitivamente éste es el tipo de exclusivas peculiares y con carácter que hacen de PlayStation un lugar para jugar único.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @IrvingPeres

Podcast: El Beastcast

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

7 razones para seguir la nueva temporada de ‘Game of Thrones’
Por

Por fin, el invierno llegó y la nueva temporada del show épico más sanguinario en la historia está listo para empezar a...