Con sus triunfos en las primarias del martes, Hillary Clinton se convirtió virtualmente en la primera mujer en la historia en ganar la candidatura presidencial de uno de los dos mayores partidos políticos de Estados Unidos, así, cuando sea oficialmente nombrada por el Partido Demócrata, culminará con 144 años de esfuerzos de la mujer estadounidense por despachar desde la Oficina Oval de la Casa Blanca.

Mientras tanto, su rival republicano Donald Trump también salió victorioso en las primarias republicanas y es cuestión de tiempo para que sea confirmado como candidato presidencial.

Clinton y Trump protagonizarán las elecciones presidenciales de Estados Unidos como los aspirantes de los partidos Demócrata y Republicano, ya que durante la jornada electoral de este martes alcanzaron los números necesarios de delegados que les otorga la candidatura virtual.

La ex primera dama –segunda mujer más poderosa del mundo en nuestro listado 2016– salió triunfante en las primarias de Nueva Jersey, Nuevo México, Dakota del Sur y California, en las que obtuvo 372 delegados -aunque California y Nueva Jersey aún no concluyen el conteo-, con lo que su total se incrementa a 2,755 (delegados electos y superdelgados), superando los 2,383 que se necesitan para amarrar la candidatura.

PUBLICIDAD

Mientras que Bernie Sanders, sumaría 1,853 delegados, tras sumar 283 en la jornada del martes, de acuerdo con AP.

Con esto, Clinton obtiene virtualmente la nominación de su partido y será la primera mujer con posibilidades de alcanzar la presidencia, ya que antes hubo mujeres que fueron aspirantes presidenciales por partidos minoritarios o que buscaron sin éxito ser nominadas por los partidos Demócrata y Republicano.

Te recomendamos leer: Las 100 mujeres más poderosas del mundo en 2016

Por su parte, el multimillonario empresario consiguió los 303 delegados en juego, con los que sumaría 1,536 votos, más de los 1,237 necesarios para ganar la nominación republicana. La jornada no enturbió el panorama de Trump, quien desde hace unas semanas alcanzó el mínimo para ser el elegido de los conservadores.

Tras la jornada electoral en cinco estados para los republicanos y siete para los demócratas, ambos aspirantes hacen del resto de la competencia un mero trámite de cara a las respectivas convenciones nacionales de sus partidos, donde serían ratificados.

Con esta jornada, el proceso interno de los partidos Republicano y Demócrata entró a su fase final, en la que vendrán las convenciones nacionales de ambos (que se realizarán a mediados y finales de julio), y posteriormente dar salida a la contienda presidencial en forma, en el que hasta el momento los sondeos colocan a Clinton como la sucesora de Barack Obama.

Lee: 5 formas en que Donald Trump acabaría con el planeta

El triunfo de Clinton en California –donde estuvieron en juego 475 delegados electos y 71 de los llamados superdelegados (que no están obligados a votar según el voto popular de su estad)– despuntó en su ventaja sobre Sanders.

Con esto, a casi ocho años después de hacer campaña para competir contra Obama por la presidencia, le llegará la hora a Clinton para competir contra Trump en busca de convertirse en la primera mandataria de los Estados Unidos.

De haber perdido estas primarias, la ex secretaria de Estado habría permitido a su rival prolongar la contienda bajo el argumento de ser el candidato más fuerte, y lo que podría haberse reflejado en la división entre la base electoral demócrata y durante la convención nacional.

A su vez, Trump lograría un resultado impensable hace algunos meses, no solo por lo radical de su discurso, sino por tratarse de la primera ocasión en la que compite por un cargo de elección popular, dejando en el camino a serios aspirantes como Ted Cruz, senador por Texas, y John Kasich, gobernador de Ohio, que abandonaron la contienda a comienzos de mayo.

Las 26 mujeres más poderosas de la política en el mundo

Resultados de la elección

Los demócratas de Dakota del Norte, Dakota del Sur, California, Montana, Nueva Jersey y Nuevo México fueron llamados a votar:

– California: Con 475 delegados en juego, Clinton obtuvo más del 56% de los votos, contra el 43% de Sanders, con lo que se hizo de 257 delegados, mientras que su rival consiguió 188. Los números podrían cambiar, dado que el conteo tiene el 94% de avance.

– Nuevo México: Con el escrutinio finalizado, la ex primera dama logró 17 de los 34 delegados en competencia, y Sanders se quedó con 14.

– Montana: El senado demócrata salió victorioso con el 51% de los votos, quedándose con 11 delegados, solo uno más de los obtenidos por Clinton.

– Dakota del Sur: A pesar de que la ex secretaria de Estado triunfo con 51% de las preferencias, tuvo que repartir los 20 delegados en partes iguales. Así, Sanders sumó también 10 votos.

– Nueva Jersey: De los 126 delegados en juego, y con el 1% del conteo pendiente, Clinton ganó 73 delegados y Sanders47.

– Dakota del Norte: Fue la segunda victoria del día para Sanders, quien se quedó con 13 delegados, dejando solo cinco para Hillary.

Los republicanos celebraron primarias en  los mismos estados, a excepción de Dakota del Norte, y estos fueron los resultados:

– California: Con el 94% del conteo, Trump suma 166 de los 172 delegados disponibles en este estado.

– Montana: Trump ganó y tiene 27 delegados.

– Nueva Jersey: El multimillonario sumó 51 votos más.

– Nueva México: 24 delegados más para Trump.

– Dakota del Sur: 29 sufragios adicionales para el magnate.

Puedes leer también: ¿Cómo afecta Trump la relación México-Estados Unidos?

 

Siguientes artículos

México, el segundo país con mayor potencial en economía colaborativa en AL
Por

En el país se encuentran la mayoría de las iniciativas de economía colaborativa del mundo, entre las que destacan Uber y...