De estar al borde del descenso, las Chivas del Guadalajara se enfrentarán hoy a su archirrival, el América, en la liguilla del Torneo Clausura 2016 del futbol mexicano.

El 2015 fue un año turbulento para el club tapatío, que tuvo que pasar por una crisis de resultados y por la disputa legal entre Jorge Vergara y Angélica Fuentes por la propiedad de Omnilife y la posible venta del equipo.

Varios reportes de prensa deportiva ubicaban precisamente a la familia Leaño, cercana a Jorge Vergara, como el potencial comprador de uno de los clubes con más tradición en el país.

PUBLICIDAD

“Espero que me conozcan por otras obras y no por el futbol“, suelta Eduardo Leaño Espinosa, socio de Desarrolladora Mexicana de Inmuebles y Nurban, compañías dedicadas a la construcción de centros comerciales, edificios de oficinas y vivienda vertical, así como desarrollos urbanos y campos del golf en México.

“De volver al futbol con cualquier otro equipo hemos tenido oportunidades, pero no por el momento“, asegura a Forbes México uno de los hombres que coqueteó con quedarse con el ‘Rebaño Sagrado’ a principios de 2015.

Al empresario jalisciense le gusta mantener un bajo perfil, así como le apasiona pasear en bicicleta por las calles, avenidas y por los espacios recreativos de la Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG), la primera institución educativa privada del país.

El 3 de marzo de 1935, un grupo de jóvenes encabezados por Carlos Cuesta Gallardo, Ángel Leaño Álvarez del Castillo y Antonio Leaño Álvarez del Castillo, apoyados por profesores universitarios y gran parte de la sociedad tapatía, se opusieron a la educación socialista y decidieron formar la UAG.

“Mi familia participó en la fundación de la Universidad Autónoma de Guadalajara, por eso lo del futbol”, recuerda. Los Leaño son una amplia familia, pero los referentes que mayor relación tienen con la pelota son los hermanos Álvaro, Eduardo y Juan José Leaño Espinosa, hijos de Juan José Leaño, ex dirigente de la UAG y ex presidente de la Federación Mexicana de Futbol, de 1994 a 1998.

Eduardo Leaño, conocido como el Chino, durante un tiempo fue propietario del Estudiantes Tecos, hasta que vendió el equipo a su primo Antonio Leaño. Los Tecos descendieron y desaparecieron por un año, y ahora juegan en Tercera División.

Cada vez que se reúne en los últimos meses con Jorge Vergara es para platicar de lo que sucede en cada partido, pero nada de una posible adquisición del equipo de futbol integrado por mexicanos, agrega el administrador de empresas egresado de la UAG.

“Por hoy no lo tenemos (una adquisición) en la agenda”, cuenta Leaño. En 2015, las Chivas fueron el cuarto equipo de futbol más valioso en América, según un estudio de Euromericas Sport Marketing.

El valor financiero del equipo más popular de México era 433 millones de dólares el año pasado, superado por Corinthians, que valía 744 millones de dólares, así como Sao Paulo, con 566 millones de dólares, y Palmerias, valuado en 499 millones, indica el ranking de la firma dedicada al marketing y managment deportivo en el mundo.

Ese ranking consideró la situación financiera de los clubes, los negocios de todas las áreas de marketing, las ventas de jugadores, abonos, taquilla, giras e ingresos de todos los patrocinios y alianzas comerciales, recuerda Gerardo Molina, asesor empresarial y experto internacional en marketing deportivo.

—¿Por qué vincularon al futbol a la familia Leaño?  —se le cuestiona a Eduardo.

—Porque nos gusta mucho el futbol.

—¿Hubo un acercamiento por adquirir a las Chivas?

—Conozco bien a Jorge Vergara, porque tenía unos terrenos que estaba promoviendo. Nos vemos con regular frecuencia y la verdad con el futbol ya quedamos un poco curados de espanto.

—¿Algún día concretarán el sueño de adquirir a las Chivas?

—Jajajaja… ¿Eres vendedor de seguros?

—Por supuesto que no, pero los aficionados piden un cambio gerencial en las Chivas.

—Al final, el tema de las Chivas es difícil de manejar, porque hay muchas pasiones. También es un tema que hay que entenderlo y no cualquiera se avienta a manejar el futbol. Como aficionado al futbol me gustaría que todos los equipos estuvieran mejor para que la liga mexicana crezca.

—¿La mano seguirá levantada y la velita seguirá prendida para quedarse con las Chivas?

—No. Me puede quitar la pregunta. Jajajaja…

—¿Las Chivas pueden ser usadas para relanzar sus marcas?

—Es diferente de nuestro mercado, porque Chivas es un mercado masivo popular y nuestros proyectos no están en ese sector.

***

Eduardo Leaño Espinosa preside la Asociación de Desarrollos Inmobiliarios (ADI) capítulo Occidente, un organismo que estima invertir más de 4,500 millones de dólares entre 2012 y 2018 en Jalisco.

“Estamos metidos en el ramo inmobiliario desde hace muchos años”, explica. La actividad empresarial de la familia Leaño es la construcción de proyectos comerciales, viviendas, oficinas en la zona del Bajío, Veracruz, Colima y Guadalajara.

Añade que participaron en el sector educativo hace muchos años, y desde hace 15 incursionaron en la adquisición de patrimonio, porque la UAG es una asociación civil no lucrativa y se dedica exclusivamente a la educación.

“Nosotros salimos de la institución para generar un tema patrimonial, mientras en los sectores que nos metimos está el tema inmobiliario”, comenta.

—¿Fue fácil la incursión al sector inmobiliario después de haber dejado el sector educativo?

—De alguna manera es una herencia que nos dio mi padre y mi madre, y de ahí nos hemos metido.  Todo en la vida es difícil, pero el asunto está en aprender, y en esa curva de aprendizaje se trata de achatarla y aprenderle de una buena manera.

—¿Cuánto han invertido en desarrollos inmobiliarios?

—Como familia ha sido un monto considerable. Evidentemente, no damos datos de inversión.

—¿Pero puede explicar el número de proyectos donde están invirtiendo?

—Te voy a ser honesto: el número va en función de las inversiones. Pero estamos abordando entre 5 y 8 proyectos, sin tomar en cuenta los que están desarrollados.

Eduardo expresa que los proyectos desarrollados por la empresa Nurban generan entre 10,000 y 20,000 empleos durante la vida del proyecto, tal como sucedió en Querétaro, León, Veracruz y Guadalajara.

Las compañías en que es socio el empresario jalisciense no tienen una alta presencia en la industria turística.

“No nos hemos metido a ese tema, pero estamos en el proceso de análisis de proyectos turísticos; sí tenemos un hotel en Guadalajara que está por terminarse, pero no en un polo turístico. Nuestras inversiones son básicamente de ciudad”, dice el empresario.

—¿Cuánto proyectos están valorando para invertir?

—Son muchos, porque hay una gran oportunidad, pero lo hacemos como grupo familiar. Ahí vamos poco a poco.

—¿Son 20, 30 o 40 proyectos en los que invertirán en el futuro?

—No tantos. Son entre cinco y 10 proyectos en los que puede haber inversiones.

 

Siguientes artículos

Aerolínea ANA abrirá ruta directa México-Japón en 2017
Por

La aerolínea más grande de Japón tiene previsto que sus vuelos llegan a la Ciudad de México en 2017. Esta será la única...