Por Alan Ohnsman

Hyperloop One, la compañía de tecnología creada para hacer realidad la visión de Elon Musk de un sistema de transporte ultra rápido, abrió su primera fábrica en una nave industrial en Las Vegas. En esa planta, la firma privada, que también está en medio de una disputa legal entre sus fundadores, fabricará los tubos de metal y otros componentes para el “Devloop”, un prototipo que deberá estar listo en 2017.

Hyperloop One Metalworks en el área norte de Las Vegas tiene operaciones de fabricación de herramientas en un predio del tamaño de dos canchas de futbol, dijo la compañía en un blog. El concepto de Hyperloop propuesto por el CEO de Tesla Motors y SpaceX en agosto de 2013 prevé una red de tránsito bajo demanda capaz de transportar mercancías y pasajeros a través de redes de tubos de vacío de acero a velocidades de hasta 1,126 kilómetros por hora.

Lee también: Hyperloop, el transporte que busca borrar las fronteras

“La instalación es esencial para nuestro periodo de pruebas y es un activo increíble en nuestros planes de hacer del Hyperloop una realidad”, sijo Josh Giegel, cofundador y presidente de Hyperloop One, en un comunicado que no incluye el costo de la nueva planta.

Giegel reemplazó este mes a Brogan BamBrogan, un ex ingeniero de SpaceX que cofundó Hyperloop One en 2014.

Tras abandonar la empresa, BamBrogran presentó una demanda contra Hyperloop One, la que también involucra a la cofundadora Shervin Pishevar, al CEO Rob Lloyd, así como a los inversionistas y miembros de la junta Joe Lonsdale y Afshin Pishevar, al hermano de Shervin y al ex consejero legal de la compañía. La demanda busca el pago de daños punitivos no especificados y, entre una serie de alegaciones, dice que los miembros del equipo ejecutivo de Hyperloop  One “establecieron una cultura de gobierno autocrático plagado de nepotismo y dilapidan el valioso efectivo de la empresa.”

La compañía contrademandó a BamBrogran y a otros tres ex funcionarios de la compañía el 19 de julio, acusándolos de “un golpe de estado fallido” para ganar el control de la empresa. La contrademande de Hyperloop One incluye afirmaciones de que los ingenieros violaron los acuerdos de no captación y de no competencia, divulgaron información propiedad de la empresa y violaron su deber fiduciario para con la empresa. La compañía busca el pago de más de 50 mdd en daños y 200 mdd en daños y perjuicios. El blog de la fábrica no ofrece información actualizada sobre la batalla legal.

Lee también: ¿Cómo es trabajar con Elon Musk?

Desde su fundación en 2014, Hyperloop One (anteriormente Hyperloop Technologies) ha levantado más de 100 mdd en capital. La firma de capital de riesgo de Shervin Pishevar, Sherpa capital, participó tanto en la ronda A como en la B. Hyperloop One realizó en mayo la primera prueba pública de su tecnología en un área de experimentos a las afueras de Las Vegas.

El concepto para el sistema de transporte de tubo de vacío se detalla en un documento de 58 páginas que Musk publicó en agosto de 2013. El multimillonario de la tecnología, un crítico del plan de California para construir una red ferroviaria de alta velocidad, dijo que no tenía tiempo para desarrollar el Hyperloop, así que lo hizo un proyecto de código abierto.

Musk y sus empresas no están vinculados de forma alguna con las empresas que compiten por desarrollar la tecnología del Hyperloop, aunque el fabricante de cohetes SpaceX organiza un concurso con el que pretende buscar las mejores ideas para el proyecto entre los estudiantes de ingeniería.

Te puede interesar: El plan maestro de Elon Musk para Tesla

 

Siguientes artículos

Por qué sí hay que pensar en la vejez y en la muerte
Por

El primer paso es que aceptes que son procesos naturales, y luego piensa en la vejez y en la muerte como en tu presupues...