Luego de haber invertido en un fabricante de camionetas de reparto eléctricas en Reino Unido, Hyundai, contrató a Canoo (una startup de Los Ángeles) para a crear una plataforma que administre patinetas. El gigante automotriz surcoreano pretende ampliar una gama de autos y camiones eléctricos de menor costo.

Canoo planea iniciar un servicio de suscripción para que los usuarios utilicen sus camionetas eléctricas tipo van. Trabajará junto a Hyundai y su subsidiaria Kia para modificar la plataforma plana de un vehículo futurista que integrará la batería, los motores y otros componentes clave. Hyundai no está invirtiendo en Canoo, sino que paga una cantidad no revelada por sus servicios de ingeniería.

El objetivo es crear una arquitectura común de bajo costo a partir de la cual se puedan producir fácilmente sedanes, camionetas, vehículos de entrega o camiones, eliminando el uso tradicional de múltiples plataformas. Hyundai informó que tiene planes para crear una variedad de vehículos especialmente diseñados que se podrían inspirar en el monopatín de Canoo.

“Colaboraremos con los ingenieros de Canoo para desarrollar un concepto rentable de plataforma Hyundai que sea autónomo y adecuado la población mundial”, dijo Albert Biermann, jefe de ID del Grupo Hyundai Motor.

Sin embargo, a pesar de que no especificó un cronograma para el proyecto, dejó claro que su objetivo es reducir la complejidad de la producción de vehículos eléctricos y permitir cambios rápidos en los vehículos Hyundai y Kia, a medida que se transforman las demandas del mercado y gustos de los clientes.

Grupo Hyundai ha expresado que en los próximos años planea gastar 87,000 mdd en una gama de proyectos de movilidad, orientados hacia el futuro, a causa de los rápidos cambios en la industria del transporte. Entre las mayores apuestas se encuentra su empresa conjunta de 4,000 mdd con Aptiv para acelerar el desarrollo de la tecnología de vehículos autónomos; una inversión de 100 mde en el fabricante de vehículos comerciales con sede en Londres, Arrival, (un enlace de taxi aéreo manejado con Uber); y un impulso de $ 6,700 mdd para comercializar tecnología de hidrógeno limpio, con el fin de alimentar camiones, automóviles y barcos.

Canoo fue fundada en 2017 por un equipo de veteranos de la industria automotriz, entre ellos destaca el presidente Stefan Krause, el jefe Ulrich Kranz y el asesor de diseño Richard Kim, quienes habían trabajado juntos en BMW y Faraday Future. Se planea un negocio por suscripción donde los vehículos estén disponibles para su uso únicamente cuando sea necesario.

El proyecto llamado Evelozcit y Canoo tomaron fuerza el año pasado con el objetivo de “liberar a las personas de la tiranía de la propiedad de automóviles y las convenciones de lo que es un vehículo. Se trata de un EV que no está a la venta”.

En enero comenzó un programa de registro gratuito para las personas interesadas en probar sus vehículos, que comenzarán a llegar en 2021. Se producirán bajo contrato en fábricas de Estados Unidos y China.

“Hemos trabajado diligentemente para desarrollar un nuevo y audaz vehículo eléctrico. Trabajar con un líder mundial como Hyundai es un paso importante de validación para nuestra joven empresa” dijo Kranz de Canoo.

 

Siguientes artículos

bolsas
Mexibras quiere sacar raja de la prohibición al uso de bolsas de plásticos
Por

La prohibición de la producción y comercialización de bolsas de plástico por parte del gobierno de la Ciudad de México h...