Si hasta ahora se comentaba que el triunfo de la Selección Azteca contra Alemania fue el inicio del fin de la campaña electoral, en el seno del think tank México Evalúa esto es prácticamente un hecho.

O así se desprendió del debate que mantuvieron este martes el presidente y la directora de la organización, Luis Rubio y Edna Jaime, junto con el periodista e investigador Leonardo Curzio y el director de Animal Político, Daniel Moreno en la presentación del libro “Léase si quiere gobernar (en serio)”, de México Evalúa. 

Los panelistas hicieron el balance de la campaña electoral, un día antes de su cierre oficial, y analizaron los escenarios postelectorales con la prospección de que Andrés Manuel López Obrador recibirá la banda presidencial.

Para la mayoría de los panelistas, esta campaña electoral sí tuvo efectos y la prueba más palpable es la diferencia en intención de voto que las encuestas agregadas dan entre el puntero y el número dos.

Lee también: AMLO baja 2 puntos, pero aventaja con más de 10: encuesta GEA-ISA

“En octubre de 2017, iban tres candidatos bastante parejos en la carrera presidencial. Roy Campos dice que para marzo parecía que iban dos finalistas y un rezagado. Para abril, ya había un puntero y dos rezagados. Las campañas sí hicieron una diferencia”, sentenció la directora de México Evalúa.

Pero para Daniel Moreno existe la sombra de la duda sobre qué tan decisiva fue la intervención de la PGR en la caída del abanderado del PAN, ya que, según él, “a partir de marzo se acabó Ricardo Anaya”.

Las acusaciones de corrupción que explotaron en las manos del candidato de la coalición Por México Al Frente, justo al inicio de campaña, lo despojaron de la credibilidad necesaria para presentar propuestas anticorrupción, argumentó Edna Jaime.

Porque si en algo hubo consenso a cuatro bandas, fue en que el tema de la campaña ha sido la corrupción.

“La virtud de AMLO es sin duda haber leído con claridad que este es el tema”, afirmó el director del portal Animal Político y uno de los artífices de la iniciativa #Verificado2018.

La estrategia de campaña del candidato de Morena ha consistido en colocar el mensaje de que él es el líder que erradicará este mal endémico de México en el próximo sexenio.

“Ha vehiculado la idea de ser un hombre fuerte con concentración de poder para dar tranquilidad de que hay alguien en el mando, ha sabido de manera magistral hacerlo montado en una política de spot”, consideró Curzio.

Esta idea del “hombre fuerte” es la que a juicio de Luis Rubio lanzó al candidato de izquierda a la cabeza en las encuestas desde el inicio de la contienda electoral.

“Desde Ayotzinapa desaparece Peña Nieto y es entonces cuando entra AMLO con gran habilidad, poniendo sobre la mesa los temas de México: pobreza, desigualdad y corrupción”, explicó.

Acto de campaña del PRI en Valle de Bravo, de 24 de junio. (Foto: Anna Portella)

Campaña de denuncias de problemas, no de soluciones

López Obrador consiguió marcar la agenda electoral poniendo el foco sobre los problemas que aquejan la sociedad mexicana, pero sin propuestas concretas ni profundas, coincidieron los cuatro especialistas.

“¿Por qué tendrían que profundizar si su electorado está conforme con sus slogans?”, preguntó Curzio ante el auditorio de la Casa Lamm, en la colonia Roma Norte de la Ciudad de México.

Moreno se quejó de la actitud del ciudadano ante la falta de concreción de las propuestas de los candidatos.

“Como electores no penalizamos a los candidatos que fallaron en responder preguntas muy específicas en los debates. Hicimos chistes sobre como respondieron, pero lo real es que las siguientes semanas las encuestas prácticamente no se movieron”, explicó.

La campaña, señalaron, pasó de puntillas por temas estructurales de México, como violencia, aranceles y la relación con Estados Unidos.

Aspectos positivos a destacar fueron la documentación de las fuentes sobre las que los candidatos basaron los datos que mencionaron durante los tres debates; la designación por parte de Morena de un especialista para cada tema en su equipo y la novedad de los formatos de los debates electorales.

Debate de candidatos. Final. Foto: INE

El 2 de julio

“Entramos en una etapa nueva desconocida porque volvemos a un tipo de gobierno donde las decisiones van a ser mas políticas que económicas y en la que los grandes perdedores serán tecnócratas al cargo del país por tres décadas”, previó el presidente de México Evalúa.

Una de las incertidumbres que Edna Jaime destacó en el debate fue cómo López Obrador va a traducir todo el conocimiento que tiene del territorio del país en políticas públicas.

Esto, porque como ya subrayaron, el morenista no dejó claro en campaña cuáles eran sus propuestas, aunque sí dio pistas de cómo será su estilo: un gobierno con el pueblo, fiel a su “partido-movimiento parecido al de Lázaro Cárdenas”, explicó Curzio.

El conductor de noticieros de radio y televisión destacó que la parte positiva de la victoria de López Obrador será la de confrontar a Morena con la realidad del Poder Ejecutivo.

“Este ejercicio de responsabilidad del poder llevará a un sector amplio de la izquierda a la pérdida de la inocencia. Se acabó la idea de un complot institucional contra los buenos salarios de México”, afirmó.

Para Curzio, las autoimposiciones de AMLO a no aumentar impuestos ni endeudar al país limitan las posibilidades de poner en práctica sus propuestas económicas, como el mantenimiento de los precios de la gasolina por tres años.

Junto con qué pasará con el poder, las dudas postelectorales también están en torno a la oposición, sobre todo lo que podrá pasar en la Cámara de Diputados y el Senado si Morena no consigue mayoría en el legislativo.

“Después de la elección tendremos un PRD inexistente, un PAN que tendrá que resolver un problema interno y un PRI con el estigma del poder y del dinero. Ahí es donde la sociedad civil tendrá un papel fundamental”, señaló Moreno.

A su vez, Curzio consideró que la posible alineación del color del partido en el gobierno federal y en el de la Ciudad de México colocará a Enrique Alfaro, quien lidera las encuestas para la elección de gobernador de Jalisco, al frente de la oposición.

Asimismo, señaló que la subida de Morena al poder simboliza el fin de la transición: “AMLO hace sentir a un sector de nuestros compatriotas hasta ahora ignorados que sí que están al timón del país. Esto permitirá que no haya más remedio que reconocer que somos una democracia”.

Luis Rubio, por otra parte, destacó que las campañas ya no funcionan solamente para dar a conocer el candidato que ocuparía el poder durante los próximos seis años, como sucedía en tiempos de hegemonía del PRI.

Durante el evento, México Evalúa presentó el libro en el que se explican 10 problemas públicos, sus causas, las acciones puestas en marcha hasta la fecha, así como propuestas dirigidas a los candidatos presidenciales.

 

Siguientes artículos

Victoria de Meade llevaría tipo de cambio a menos de 19 pesos: CI Banco
Por

En un reporte, apunta que impulsos autoritarios y anuncios de medidas contrarias al mercado elevarían la paridad incluso...