Con tres hoteles, Marriott International se consolida y se reinventa. Lo hizo con el JW en Blue Mall y lo vuelve a hacer con la remodelación del Reinassance Jaragua, previa inversión de 40 millones de dólares. El vicepresidente del grupo hotelero para el área del Caribe, Andrew Hougton, estuvo de visita en República Dominicana para la inauguración oficial.

 

Por Felipe Vallejos M.

Hace exactamente un año, la portada de la revista Forbes República Dominicana tuvo como protagonista al empresario del sector inmobiliario Luis Emilio Velutini, cabeza del Grupo Velutini. En dicha entrevista, revelaba los de­talles de la construcción del centro comercial Blue Mall y el hotel JW Marriott, un coloso cinco estrellas de 15,000 metros cuadrados, ocho niveles y 50 habitaciones, todo gra­cias a una inversión de 360,000 dólares.

PUBLICIDAD

Pero había más. Antes de cerrar el encuentro, Velutini reveló a For­bes que contemplaba otro proyecto, justo al lado de Blue Mall. En sus palabras, “un proyecto de construir el centro de convenciones más grande y moderno del país” para le­vantar en toda la esquina de Wins­ton Churchill con Gustavo Mejía Ricart, “el complejo comercial, la­boral y hotelero más relevante de República Dominicana”, afirmaba en dicha oportunidad.

Los detalles ya estaban definidos. Las dos primeras plantas serían de comercio y estarían conectadas a Blue Mall. Más arriba, tres pisos de estacionamiento y sobre estos, el centro de convenciones. Luego, por si fuera poco, otro hotel del Grupo Marriott, aunque todavía sin marca por definir, mismo caso para los condominios que estarían justo arriba del hotel, también bajo la marca Marriott, inversión que de seguro superará los 160 millones de dólares (mdd) empleados en la construcción de Blue Mall.

 

“Las conversaciones están avanzadas”

Con esta información bajo el brazo, llegamos a hablar con Andrew Hougton, vicepresidente de Marriott International para el área del Caribe, quien estuvo en el país para la reinau­guración oficial del hotel Renaissance Santo Domingo Jaragua Hotel & Casino, cuyo costo de remodelación superó los 40 mdd y que según Hougton, fue una inversión con capital del grupo hotelero. “A ese nivel es que creemos en el potencial de este mercado”, sostiene.

Inmediatamente le recordamos que tuvimos la oportunidad de en­trevistar al presidente de Marriott International en la región, Craig S. Smith, para darle el contexto de nuestra siguiente pregunta: ¿qué viene para Marriott en República Dominicana? “Tenemos el Court­yard (hotel de tres estrellas ubicado en la avenida Máximo Gómez de la capital), el recién inaugurado JW Marriott en Blue Mall y ahora el renovado Renaissance, seguimos creciendo”, sostuvo.

Quisimos saber más y le pregun­tamos directamente en qué había parado el proyecto anunciado por Velutini en octubre del año pasado. “Las conversaciones están avanza­das, creemos que en un tiempo pru­dente haremos el anuncio. Pero está todo muy avanzado, será un hotel de cuatro estrellas, con precio mo­derado pero con énfasis en el estilo. Será importante en conectividad, tecnología. Eso tomará de dos a tres años en construirse”, afirmó.

De origen inglés, Hougton sabe revelar lo justo y necesario. Nos cuenta que aunque el Jaragua es propiedad de Marriott, el terreno pertenece al Estado, por lo que tu­vieron que pasar por un largo periodo de negociaciones de alquiler del terreno. “Nuestros tratos de alquiler del terreno van de 25 a 50 años, trabajamos a largo plazo”, dice.

De números ni hablar. Aunque le insistimos que cualquier negocio del gobierno es de dominio público, nos contesta con elegante inglés: “Entonces vayan a preguntarle al gobierno cuánto recibe por el alquiler de este terreno”. No puede culparnos por intentar sacarle esa información, le respondemos.

marriot_habitacion1

El Renaissance, un estilo de vida

El renovado Renaissance Jaragua es un hotel de cinco estrellas con una tradición de décadas en Santo Domingo. Construido en 1942, ha sido parte de la cultura urbana de la capital durante 73 años. En 2014, esa vigencia fue brevemente interrumpida para relanzar el hotel y la marca, buscando reencantar al huésped que ocupará una de las 300 habitaciones disponibles.

“Hay para todos los gustos, este hotel es de estilos de vida, de relajación, muy distinto al Court­yard o al JW, pero con las mismas garantías, sobre todo de calidad del servicio, que es el principal negocio de Marriott International y por lo cual nos hemos sentido a gusto en República Dominicana, un destino ideal por sus características histó­ricas y culturales, pero también por el buen trato de sus ciudadanos que brindan un gran servicio al hués­ped”, argumenta Hougton.

Aunque reconoce que República Dominicana, al menos en números, no es el destino más importante para Marriott en el Caribe, sí afirma que el país es un mercado decisivo, con espacio para crecer.

Ya van tres hoteles en la ciudad, pero ¿qué hay de regiones donde no se han presentado aun, como Punta Cana? Hougton sostiene que para aterrizar en la región Este es preci­so desarrollar una marca de hotel todo incluido, algo que revela, Ma­rriott no ha llevado a cabo al día de hoy, pero que no descarta ocurra en el mediano plazo. Aquí recordamos por igual la invitación que hiciera Velutini a Smith para que llevara sus hoteles a Punta Cana y se uniera al impulso que el venezolano está teniendo con el nuevo Blue Mall, que se construye en la actualidad.

 

Un buen socio del país

Marriott International es un gigante hotelero —o de hospitalidad, como les gusta definirse— de 4,100 propieda­des y 19 marcas de hoteles alrede­dor del mundo. Sus beneficios en el año fiscal de 2014 fueron de casi 14,000 mdd. Es sencillamente un socio irresistible y República Do­minicana no ha sido la excepción.

A la inauguración del Renais­sance asistió el presidente Danilo Medina, una señal fuerte del go­bierno. Similar trato recibieron de la gestión anterior, encabezada por Leonel Fernández, a quien Hougton recordó durante la entrevista. “El país está en constante búsqueda de inversiones, en este caso firmamos un contrato de 50 años con el go­bierno, inversión con dinero propio de Marriott, señal de confianza hacia el país, tanto así creemos en el pueblo dominicano”, sostiene.

Marriott International emplea a 700 personas de forma directa, “esto es 700 personas que pagan impuestos y con su incidencia en sus allegados, estamos hablando de 7,000 personas que de una u otra forma están determinadas por este negocio”, sostiene. Agrega que República Dominicana es cuarto a nivel regional, siendo el primero Aruba, seguido de Puerto Rico y las Islas Vírgenes. En Sudamérica, Bra­sil y Colombia dominan el mercado y México es un mercado donde cada semana se inaugura un hotel.

El crecimiento de Marriott International es exponencial. Solo en América Latina y el Caribe 90 propiedades se han levantado y serán 150 en los próximos dos años. República Dominicana no escapa a esta realidad, en la capital se han levantado tres hoteles, aunque el país sigue de lejos la consolidación del grupo hotelero en otras latitudes, como en Londres, donde solo en el centro de la ciudad existen 20 hote­les Marriott, o en Nueva York donde ya operan 93, hecho que confirma­mos gracias a la aplicación que con orgullo nos mostró Hougton.

Al final del día y en proporción a su población, es innegable que Marriott International ha hecho una inversión a largo plazo en el país, y a juzgar por el contrato con el gobier­no y los futuros proyectos, será una larga y lucrativa luna de miel.

 

Siguientes artículos

¿Cuál es el secreto detrás de las empresas exitosas?
Por

Manual del empresario Forbes. Hay que invertir en la formación de las personas, hay que invertir en estar al día sobre l...