En el año de 1993, la compañía Red Hat presentó al mundo por primera vez el software de código abierto, una tecnología que hasta el día de hoy, 25 años después de este hecho, sigue marcando al planeta.

Después llegaron mil y un innovaciones más de todo tipo ligadas al mundo tech, impulsadas básicamente por empresas, sin embargo, de cara al futuro, cualquier disrupción que aparezca no vendrá de grandes corporativos, sino directamente de la propia sociedad.

Así lo asegura Jim Whitehurst, CEO global de la compañía Red Hat, una de las compañías de software más importantes del mundo, considerada la primera empresa de código abierto en el planeta en conseguir una valoración superior los tres billones de dólares.

Y es que desde su perspectiva, el software de código abierto hoy está más que nunca presente en la vida de las personas, quienes están tomando en sus manos la posibilidad de revolucionar su entorno.

PUBLICIDAD

“Creo que el código abierto ha crecido tanto en el mundo porque está permitiendo que las personas se monten sobre él para poder innovar, y me parece que, basados en esta perspectiva, la siguiente gran disrupción que veremos en tecnología no la crearán más empresas sino las personas”, asegura Whitehurst.

Es por esta razón que, asegura, hoy más que nunca es necesario que como sociedad se impulse en los jóvenes el conocimiento sobre lo que es el desarrollo y programación, con el objetivo de que estén preparados para subirse a esta ola.

“En México el mayor desafío que se tiene hoy es encontrar gente que te pueda desarrollar en Python, es por eso que creemos que es necesario trabajar en conjunto con las universidades para que esto se vaya poco a poco terminando”, señala el ejecutivo de Red Hat.

Al centro, Jim Whitehurst, CEO de Red Hat. Foto: Angélica Escobar

 

Acercarse a las empresas 

Whitehurst señala que uno de sus objetivos principales es fortalecer en México su relación con las empresas, a las cuales buscarán ayudar en su proceso de transformación digital.

“En 1993 a nosotros nos tocó romper el molde con el tema de software de código abierto, y hoy lo que queremos es poner nuestro conocimiento en sus manos, para que también puedan aprovechar esto”, destaca.

Pero no se trata sólo de que se impulsen temas tecnológicos en las empresas, sino también una cultura organizacional también abierta, muy al estilo de lo que representa el llamado “open source”.

“Al interior de las compañías, en cuestión de organización, lo que se tiene que empujar es el open innovation, es decir, repensar el modo de trabajo interno para impulsar al talento y la creación innovación”, asegura.

También te puede interesar: Seis ciberataques de los que debes protegerte en 2018

 

Siguientes artículos

Management virtual, reto del líder del siglo XXI
Por

Una alternativa seria, viable y necesaria para los Líderes, frente a los desafíos del siglo XXI. Estadísticas demuestran...