Desde su reciente lanzamiento, los sistemas Chat GPT, de OpenAI, o el chatbot Gemini, de Google, han actuado como agentes catalizadores del auge de la inteligencia artificial (IA) generativa, que amenaza algunos puestos de trabajo, según varios estudios.

Sin embargo, la adopción de esta tecnología podría tener un impacto positivo en el mercado laboral y en la economía a largo plazo.

Según una encuesta a 2,000 grandes empresas realizada a escala global por Adecco Group, alrededor del 41% de los altos ejecutivos encuestados espera tener plantillas más reducidas debido a la IA generativa.

El proveedor de personal suizo asegura que esta tecnología hará que muchas empresas empleen a menos personas en los próximos cinco años.

Las empresas tecnológicas Google y Microsoft, se han embarcado en una oleada de despidos en los últimos meses a medida que se han centrado en herramientas de la IA generativa, capaz de crear textos, fotos y vídeos en respuesta a instrucciones.

Sin embargo, el fenómeno transformador de la IA no es exclusivo de los gigantes tecnológicos.

Según un reciente estudio del proveedor alemán de alojamiento web IONOS y la firma de investigación de mercados YouGov, el 65% de las pymes españolas encuestadas valora positivamente el empleo de la IA generativa, y de estas, el 22% ya la utiliza o está valorando su uso.

Además, el 84% de las pequeñas y medianas empresas cree que la digitalización les es muy útil para llegar a nuevos clientes, y el 81% considera que esta tendrá un papel importante en el aumento de sus ingresos, según el informe.

IA, ¿FUENTE DE DESTRUCCIÓN O CREACIÓN DE EMPLEO?

Que la IA ha llegado para quedarse es un factor que ninguna empresa puede obviar. Ahora bien, los expertos afirman que su implementación puede tener múltiples expresiones.

“Casi todos los puestos de trabajo se verán afectados por la IA de un modo u otro”, dijo a Reuters Denis Machuel, consejero delegado de Adecco. “La IA puede acabar con empleos pero también puede crearlos”.

De hecho, en uno de sus últimos estudios, el Foro Económico Mundial apunta que el 25% empresas creen que habrá pérdidas de puestos, pero el 50% cree que la IA generará nuevas funciones.

Según un estudio de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), cerca de uno de cada cuatro puestos de trabajo se tendrá que reestructurar durante los próximos cinco años.

En este sentido, según el informe, la afectación laboral se dará en tres niveles distintos: primero, la creación de nuevos puestos de trabajo relacionados con el desarrollo de la IA y la ciencia de datos; luego, la desaparición de los perfiles que queden obsoletos por la automatización de tareas; y, por último, el reciclaje del personal existente.

Los sectores cuyos empleos corren mayor riesgo de ser destruidos son los relacionados con la automatización de procesos industriales y de vigilancia, así como el procesamiento de textos, la entrada de datos o la programación, dice el estudio.

Desirée Gómez Cardosa, analista de tendencias de la UOC dice que “a medio plazo, la adopción de la IA incrementará la disparidad laboral entre las personas que poseen competencias en IA generativa o que tienen un perfil tecnológico y las que no”.

Desde Adecco, Denis Machuel indica que las empresas necesitan prepararse para la disrupción formando a su personal para trabajar con IA, en lugar de depender de la contratación de especialistas externos.

Sin embargo, la mayoría de los altos ejecutivos encuestados por la empresa suiza afirma que no han avanzado lo suficiente en la adopción de esta tecnología.

Por su parte, Manel Fernández Jaria, profesor colaborador de los Estudios de Economía y Empresa de la UOC, advierte que “se trata de una transformación profunda (…) para las empresas, que tendrán que integrar de manera efectiva estas tecnologías en sus operaciones para mantenerse competitivas en un mercado en constante evolución. Si no es así, no tendrán futuro”.

De igual forma que las máquinas -en la revolución industrial- o el entorno digital -hace unos diez años- agitaron el mercado laboral tal y como se conocía hasta entonces, la IA generativa supone hoy un nuevo desafío al que empresas y gobiernos deberán hacer frente.

Con información de Reuters.

Sigue la información sobre los negocios y la actualidad en Forbes México

¿Te gusta informarte por Google News? Sigue nuestro Showcase para tener las mejores historias

 

Siguientes artículos

modelos-humanos-mentales
Monreal propone ley para regular la IA e incluye al IFT, ese que quiere desaparecer AMLO
Por

El senador presenta una iniciativa donde se le da al regulador la capacidad de resolver desacuerdos e imponer multas.