En La voz humana, Karina Gidi se apodera del escenario en un monólogo que le permite mostrar su registro actoral. Logra conectar con el público hasta la empatía de emociones comunes, simples y nada ajenas a nuestras vidas.

 

 

Karina Gidi era, para mí, una cita pendiente. En muchas ocasiones se me escapó de la cartelera. Ya fuera por falta de tiempo o falta de organización, jamás habíamos coincidido: ella desde el escenario, yo desde la butaca. Había escuchado hablar de su trabajo en las tablas. He de decir que todo muy positivo, tanto que algunas opiniones tenían sospecha de exageración.

PUBLICIDAD

Fue el reestreno del montaje La voz humana en el teatro del Centro Cultural Helénico, un escenario inmejorable para nuestro encuentro enmarcado por el texto que el francés Jean Cocteau escribiera en 1930.

DSC01501

¿Quiénes somos al teléfono? Es, quizás, una de las interrogantes que aquejan al espectador al ver a una mujer en escena esperar ansiosamente la llamada de su amor. Un amor que está a punto de decirle adiós para siempre.

 

¡Ring, ring, ring! –suena el teléfono

Ella se inventa, construye una personalidad distinta de sus emociones para no sentirse vulnerable ante la voz que emana del aparato telefónico. Quizá Cocteau anticipaba, al escribir este texto dramático, el impacto que tendría en la vida social la comunicación telefónica. Pues él se refiere, originalmente, a cómo aquel invento que se masificó en las primeras décadas del siglo XX, le robaba su esencia a la voz de los humanos.

En esta adaptación dirigida por Antonio Castro, cobra un nuevo sentido. Un sentido tal vez posmoderno, donde la telefonía celular nos ha invitado a comunicarnos de otras formas, con un impacto incalculable a nuestros sentimientos.

DSC01582

Ella, una mujer preparada: una escritora que se ha desarrollado profesionalmente y que presume tener autocontrol, es traicionada por sus propias emociones, que le es imposible reprimir, y sufre la separación amorosa.

Karina Gidi, sin un gramo de arrogancia, se apodera del escenario en un monólogo que le permite mostrar su registro actoral. Logra conectar con el público hasta la empatía de emociones comunes, simples y nada ajenas a nuestras vidas.

Vemos en el escenario una recámara (único cuadro escenográfico), muebles grises que combinan perfecto con el estado de ánimo del personaje, contrastados con el vestuario, primero rojo y después negro. Lo anterior, un trabajo logrado con maestría por Ingrid Sac.

Aunque Karina Gidi y yo ya nos conocíamos a través de la pantalla grande, en el teatro simplemente es otra cosa.

DSC01609

 

Dónde, cuándo y de a cómo

La voz humana se presenta todos los lunes (hasta el 24 de noviembre) a las 20:30 horas en el teatro del Centro Cultural Helénico. Avenida Revolución 1500, colonia Guadalupe Inn, al sur de la Ciudad de México. Admisión general, 220 pesos. Para más información visita helenico.gob.mx.

 

 

Contacto:

Correo: [email protected] / [email protected]

Twitter: @jon_elephant

Facebook: Mucha-Mierda

Instagram: @muhchamierda_vb

 

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

‘50 historias del deporte mexicano’
Por

Con 50 historias del deporte mexicano, Ricardo Otero rompe paradigmas al poner este libro en preventa incluso antes de e...

También te puede interesar