La última crisis ha llevado a los ricos a optar por los inmuebles como activos de refugio, y lo han hecho en grande.

 

Por Erin Carlyle

 

PUBLICIDAD

El fundador de Jana Partners, Barry Rosenstein, compró recientemente una finca en East Hampton por 147 millones, estableciendo un nuevo récord para la compra más costosa de una casa en Estados Unidos, pero en comparación con otras casas propiedad de multimillonarios en la lista Forbes, ese precio fue una ganga.

Por ejemplo, hace menos de dos semanas, Reuters dio la noticia de que un penthouse en la prestigiosa One Hyde Park en el exclusivo barrio Knightsbridge de Londres había sido vendido por 237 millones de dólares (mdd), estableciendo un nuevo récord mundial por la venta más cara por un apartamento en la historia. Aunque el nombre del comprador aún se mantiene en el anonimato, se sabe que es un europeo del Este, informó la agencia de noticias. Teniendo en cuenta el monto involucrado, es muy probable que el nuevo propietario sea también un multimillonario Forbes. (En 2011, el hombre más rico de Ucrania, Rinat Ahkmetov, pagó 221 mdd por un departamento en el mismo desarrollo. En ese momento fue la venta de un departamento más cara de la historia.)

A partir de la crisis económica mundial y su posterior recuperación, los superricos han estado poniendo su dinero en el refugio de los bienes inmobiliarios. “Después de años fuera del selecto círculo de inversión prime (tradicionalmente ocupado por acciones y bonos), los inmuebles están empezando a entrar en él”, dice el Informe Candy GPS, producido por Deutsche Asset y Wealth Management con investigación de Savills.

A medida que la demanda de bienes raíces impulsa hacia arriba los valores de propiedad de todo el mundo, los precios de las viviendas que ya son propiedad de los superricos también aumentan. El año pasado, cuando revisamos los registros de propiedad para identificar algunas de las casas más caras en manos de los miembros de la lista de multimillonarios de Forbes, muchas cayeron muy por debajo de la marca de los 100 mdd. Este año, cuando repetimos el mismo ejercicio, sólo seis de las 20 casas más caras propiedad de multimillonarios tenían un precio de menos de 100 millones, y varias están valuadas en más del doble de esa cifra.

El título de la propiedad más escandalosamente cara del mundo aún pertenece al Antilia, de Mukesh Ambani, en Mumbai, India. El edificio de 27 pisos y 37,000 metros cuadrados que lleva el nombre de una mítica isla del Atlántico incluye seis pisos de estacionamiento subterráneo, tres helipuertos y, según informes, se requiere de un personal de 600 integrantes para que siga funcionando. Los costos de construcción de Antilia se han reportado en un rango de entre 1,000 y 2,000 mdd. Para poner esto en perspectiva, la construcción del 7 World Trade Center, la torre de 52 pisos que se encuentra al norte de la Zona Cero de Manhattan, con 157 kilómetros cuadrados de espacio para oficinas, costó unos 2,000 millones.

En segundo lugar está la Villa Leopolda, de Lily Safra, en Villefranche-sur-mer, Francia. La finca fue una de las varias casas que el rey Leopoldo II de Bélgica construyó para sus muchas amantes. Abarcando un área de 8 hectáreas, el gigantesco hogar fue valuado en 500 millones de euros (750 mdd al momento), cuando el multimillonario ruso Mikhail Prokhorov intentó comprarlo en 2008. Prokhorov finalmente se retiró del acuerdo, perdiendo por ello su fianza de 50 millones de euros.

La tercera propiedad multimillonaria más cara en casa, y la más caro en Estados Unidos es Fair Field, el enclave de Ira Rennert en Sagaponack, NY. Aunque Rennert construyó la propiedad y no ha pasado por las manos de nadie más, su valor ha sido calculado en alrededor de 248.5 mdd en la declaración fiscal más reciente de Rennert (2014). Dado que ninguna propiedad de Hamptons ha sido vendida jamás por tanto (la compra de Rosenstein por 147 mdd estableció récord tanto en los Hamptons como en EU), es difícil saber si la casa atraería de verdad esa suma. Mientras tanto, los impuestos a la propiedad de 29 dormitorios y 39 baños tienen que ser monstruosos. (Las propiedad estilo japonés de 9 hectáreas de Larry Ellison en Woodside, California, goza de la situación opuesta: hay reportes de que la construcción de la casa habría costado 200 millones, pero fue valuada a poco más de 73.2 mdd en 2013.)

A medida que 2014 continúa, la lista de casas a un precio escandalosamente alto propiedad de multimillonarios continúa en aumento. Aunque el mercado se enfrió un poco en 2013, sin propiedades negociadas por encima de la marca de los 100 mdd (tanto 2011 como 2012 vieron transacciones mayores a esa cantidad), 2014 ha comenzado con una explosión. Londres estableció un nuevo récord, y tres casas se han vendido por más de 100 millones en lo que va del año sólo en EU.

Apenas unas semanas antes, Rosenstein (que no está en la lista de los multimillonarios de Forbes) compró la finca de East Hampton que pertenecía al administrador de inversiones Christopher Browne; en un acuerdo privado, un personaje anónimo compró Copper Beech Farm en Connecticut por 120 mdd al magnate de la madera John Rudey —en su tiempo, la casa más cara de la historia en Estados Unidos—. Extendiéndose por 20 hectáreas en la costa de Greenwich, la finca cuenta con una casa principal de 1,256 metros cuadrados, 12 habitaciones, siete baños completos y dos medios baños y una biblioteca con paneles de madera. También incluye un solarium, una bodega y un vestíbulo de tres pisos de alto, con paneles de madera David Ogilvy, el agente que negoció la venta, dijo a Forbes que el comprador planea mantener la casa intacta en lugar de derribarla (una práctica común entre los ricos). Apostamos a que ese individuo es multimillonario.

A finales de marzo, el diario Los Angeles Times dio la noticia de que Suzanne Saperstein había vendido su enorme finca de Holmby Hills, Fleur de Lys, por 102 mdd. Esa propiedad, también, fue a parar a manos de un personaje desconocido. Aunque la factura fiscal por la propiedad será enviada a un bufete de abogados que comparte una dirección con el Instituto Milken, un portavoz dijo a Forbes que ni Michael Milken ni su Instituto son los compradores.

Las últimas ventas siguen la tendencia actual de ventas multimillonarias de más de 100 mdd. En noviembre de 2012, el multimillonario de Softbank Masayoshi Son, de Japón, adquirió una propiedad de 117.5 millones en Woodside, California. El capitalista de riesgo ruso Yuri Milner compró una propiedad en Los Altos Hills por 100 millones de dólares (pagando 100% más de su valor de mercado, de acuerdo con asesores de impuestos) en 2011. En 2007, el multimillonario administrador de fondos Ron Baron pagó 103 millones por las 21 hectáreas frente al mar sin desarrollar en East Hampton y Nueva York, y ese precio hace referencia sólo al terreno, antes de los costos de construcción. Con propiedades como el Crespi-Hicks de 135 mdd y Carolwood de 90 millones, en Dallas, aún en el mercado, esperen más noticias pronto sobre compras millonarias.

Éstas son las 10 propiedades más caras:

1. Antilia, Mumbai, India
Propietario: Mukesh Ambani, fortuna 23,900 mdd
Valor: más de 1,000 mdd

2. Villa Leopolda, Villefranche-sur-mer, Francia
Propietario: Lily Safra, fortuna 1,300 mdd
Precio de compra: 500 millones de euros (750 mdd) en 2008

3. Fair Field, Sagaponack, N.Y.
Propietario: Ira Rennert, fortuna 6,000 mdd
Valor: cerca de 248.5 mdd

4. One Hyde Park, Londres, Inglaterra.
Propietario: Desconocido
Precio de venta: 237 mdd en mayo de 2014

5. Kensington Palace Gardens, Londres, Inglaterra.
Propietario: Lakshmi Mittal, fortuna 16,600 mdd
Precio de compra: 117 millones de libras (222 mdd) en 2008

6. One Hyde Park, Londres, Inglaterra.
Propietario: Rinat Ahkmetov, fortuna 11,800 mdd
Precio de venta: 221 mdd en 2011

7. Ellison Estate, Woodside, California.
Propietario: Larry Ellison, fortuna 51,400 mdd
Valor: estimado en 200 mdd por la construcción

8. Kensington Palace Gardens, Londres, Inglaterra.
Propietario: Roman Abramovich, fortuna 9,400 mdd
Precio de compra: 90 millones de libras (unos 140 mdd) en 2011

9. Blossom Estate, Palm Beach, Florida.
Propietario: Ken Griffin, fortuna 5,200 mdd
Precio total de compra: cerca de 130 mdd en diciembre de 2012

10. Xanadu 2.0, Seattle, Wash.
Propietario: Bill Gates, fortuna 77,500 mdd
Valor de mercado: 120.5 mdd

 

Siguientes artículos

‘Godzilla’: Soberbia contra naturaleza
Por

Si el nuevo Godzilla tiene un tema, éste es el de la soberbia humana contra la naturaleza y su eminente pequeñez cuando...