Las llamas que consumieron parte de los mercados de San Cosme, Presidente Abelardo L. Rodríguez, Nave Mayor de La Merced, Morelos y Xochimilco, también calcinaron parte del motor económico de la Ciudad de México. Cientos de familias que se sostienen del comercio local quedaron a la deriva tras esta cadena de incidentes que se desarrollaron en menos de un mes.

Los mercados barriales son un centro económico muy importante para la ciudad ya que son el punto más cercano de abastecimiento para la población, sobre todo en el sector alimenticio y de productos al menudeo, a excepción de la Merced, que juega un papel como proveedor de muchas tiendas locales y mercados pequeños, explicó Leticia Armenta, economista del Tecnológico de Monterrey.

Las afectaciones por los incendios en estos centros de comercio no sólo afectará a los locatarios que perdieron sus negocios, sino a los comerciantes aledaños y a la gente que acude a comprar a esos sitios, por lo tanto habrá daños en el suministro y proveeduría de algunos productos, detalló en entrevista para Forbes México.

San Cosme

Para las fechas decembrinas se invierte más en mercancía porque se esperan mayores ventas, pero el incendio del 22 de diciembre en el mercado de San Cosme se llevó toda esa adquisición, relató para este medio un comerciante de veladoras y hierbas, que tras dicho incidente ofrece su nueva mercancía en el estacionamiento del lugar en compañía de sus compañeros afectados.

El fuego se llevó un aproximado de 100,000 pesos en productos, más el valor del local, refirió con resignación el señor, quien dijo haber trabajado toda su vida en ese negocio en compañía de su familia.

Por ahora, decenas de locatarios han montado carpas improvisadas, que a simple vista distan de la experiencia del ambulante, donde ofrecen productos lácteos y cárnicos en refrigeradores pequeños con un número reducido de productos de su giro.

La reubicación a las afueras del mercado ha reducido las ventas de los comerciantes hasta en un 60%, explicó uno de ellos, ya que la clientela tarda en ubicarlos o ha cambiado de opciones de compra.

De los 538 locales que componen al mercado, 240 resultaron dañados durante el siniestro, explicó el señor Choperena, representante de los locatarios. Sin embargo, los vendedores que aún continúan dentro de las instalaciones también han resentido una disminución en sus ventas, ya que mucha gente no sabe que el mercado está abierto al público o sólo compran a las afueras.

La reconstrucción del inmueble podría concluir dentro de 6 meses, les explicaron las autoridades capitalinas a los comerciantes, pero ellos estiman que ese tiempo se extienda a más de un año porque no han visto avances amplios al respecto.

“Estamos desesperados, mañana cumplimos un mes, no hay avances que se esté trabajando. Estamos decepcionados de que nuestro gobierno no tome cartas en el asunto”, aseguró el líder comerciante.

Abelardo Rodríguez

Al día siguiente de la tragedia en San Cosme, tres locales del mercado Presidente Abelardo Rodríguez fueron consumidos por las llamas y con ellos toda la mercancía que había en su interior, relató la comerciante del lugar para este portal web.

Con un apilado de cajas que muestran docenas de tenis a la venta, la vendedora relata que hasta el momento las autoridades de la CDMX no le han dado respuestas claras sobre qué pasará con su negocio, mientras a su espalda descansan las ruinas de donde estuvo colgada su mercancía.

Insistió en que lo que quieren es trabajar, por ello piden se les otorgue el permiso para limpiar y reparar el local, aunque ellos mismos lo hagan, puesto que tienen una familia que mantener.

“Si sus hijos (de las autoridades) dependieran de su ayuda, llevarían un mes sin comer”, subrayó la comerciante.

Después del suceso, fueron anotados en una lista para recibir apoyos de desempleo y préstamos, pero hasta el momento no han recibido monto alguno. En cambio, las ventas de la mercancía nueva que consiguieron a base de préstamos a bajado.

La Merced vive

Ni la maquinaria pesada, la montaña de escombros o lo endeble del techo detiene a los comerciantes de la Merced para continuar con sus ventas. A escasos metros de donde se llevan a cabo los trabajos de reconstrucción, con vista directa a las labores que realizan los hombres con cascos amarillos, los locatarios ofrecen una reducida cantidad de productos a quienes se pasean por los grises pasillos.

Debajo de un techo ahumado, una señora que ofrece aguacates a los pocos marchantes que se acercan por el lugar, detalló que las llamas consumieron por completo su mercancía, por lo tanto subsiste con las ventas del día.

“Si un sueldo mínimo es de 80 pesos, nosotros con 100 nos conformamos. Porque la gente no entra, las ventas ha bajado un 80%. Nos damos ánimo entre nosotros mismos, hay gente muy consciente y solidarias que siguen vendiendo al mercado”, externó.

Desde aquel incendio en nochebuena, las ventas han bajado hasta un 50% para los locatarios vecinos que no fueron afectados por las llamas, de acuerdo con una de las vendedoras que oferta chiles secos y semillas en el límite entre las obras de construcción y los comerciantes que no fueron afectados.

Tras el incidente, las autoridades de la CDMX reportaron la muerte de dos personas, ocho lesionadas y daños en más de 1, 240 locales, puesto que hubo afectaciones desde la puerta 19 hasta las 6.

Mercado Morelos

El 15 de enero pasado, 15 locales del mercado Morelos quedaron afectados por un nuevo incendio, sin embargo por los trabajos de acordonamiento para la reconstrucción de establecimiento otros 200 locales aledaños se ven afectados en sus ventas, refirió Ricardo Lemus, representante de la comisión del centro minorista.

Espera que hoy concluyan los trabajos de reinstalación para que los locatarios afectados sean colocados en el área del estacionamiento del mercado, aunque insistió que han contado con el apoyo de la alcaldía Venustiano Carranza, por lo que sólo esperan se resuelva el trámite de los seguros por desempleo.

En el caso de un vendedor de flores al interior del mercado, cuyo puesto da la espalda al área consumida por el incendio, explicó que mucha gente se congrega en el lugar para ver y preguntar sobre lo sucedido mas no para comprar.

El comerciante que ha sostenido ese negocio por más de 25 años refirió que hasta el momento no han recibido indicaciones de que serán reubicados por cuestiones de seguridad, aunque sus locales no tuvieron daños, sólo esperan que los trabajos reedificación no les causen problemas.

Mercado Xochimilco

El domingo pasado, la Ciudad de México amaneció con una quinta víctima del fuego: el mercado Xochimilco, lo cual dejó afectaciones en 10 locales de los pasillos centrales y 30 más en la sección de flores, aseguraron los líderes gremiales.

Este martes 21 fue el primer día de venta desde el incendio, explicó la líder comercial, quien fue instalada junto con los comerciantes afectados a las afueras del lugar. Aunque subrayó que las ventas cayeron un 50%, ya que muchos de sus clientes no los ha ubicado.

Indicó que las autoridades locales no los han dejado solos y les han ofrecido su apoyo, por lo que están dispuestos a colaborar con ellas para que se agilicen lo más rápido posible los trabajos de reedificación.

Para el caso de la sección de flores resultaron afectados 30 de los 70 locales que aproximadamente componen esta área, por lo que están a la espera de que las autoridades correspondientes les den respuesta sobre su reubicación, refirió el coordinador de dicha sección comercial.

La dueña de uno de los locales que limita con la zona de afectada al interior del mercado, relató que sus ventas han caído hasta un 80%, debido que no hay gente que circule por los pasillos.

Culpable: corto circuito

La causa de estos cinco incendios se debió a un corto circuito en la red eléctrica de los mercados, confirmaron los resultados de peritaje que dio a conocer la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México, los cuales también descartaron en todos los casos la utilización de sustancias acelerantes de fuego. Por ello, la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, anunció una inversión de 200 millones de pesos para cambiar red eléctrica en los mercados.

Aunque algunos comerciantes y líderes del gremio descartaron, por falta de pruebas, que la causa del siniestro fuera causado por extorsiones, Sheinbaum Pardo refirió que un grupo especial de la Fiscalía General ya investiga estas señalizaciones, pero el caso particular de la Merced y el Centro Histórico es atendido por la Secretaría de Seguridad Ciudadana.

La Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco) de la CDMX explicó que a los locatarios afectados de los cinco mercados se les otorgará de enero a julio un apoyo económico de 2,500 a 3,000 peso como seguro de desempleo, así como créditos extraordinarios sin intereses de hasta 25 mil pesos.

El padrón de afectados de la Sedeco contempla 490 beneficiados en el mercado de San Cosme; 3 en el Abelardo Rodríguez; 1, 061 en la nave mayor de la Merced; 988 en el mercado Morelos; y 43 en el de Xochimilco.

TAMBIÉN LEE: Sheinbaum anuncia rehabilitación de La Merced

 

Siguientes artículos

aerolíneas avión
Coronavirus chino pone en jaque a las aerolíneas internacionales
Por

La industria depende ahora más de los viajeros chinos y la mayor preocupación es una fuerte caída en la demanda si el vi...