Las instituciones educativas ocupan el tercer lugar a nivel mundial, en términos de vulnerabilidad en ciberseguridad. Y el foco de sus “atacantes” son esencialmente estudiantes.

“Las universidades son el punto perfecto para ser vulnerada, porque no solo tienes atacantes externos. Tienes un sinnúmero de atacantes internos, de estudiantes curiosos que están aprendiendo tecnología y tratando de aplicar ese conocimiento y vulnerar la red de la universidad”, explicó Layard Terrero, gerente de ingeniería para la región de Caribe de la multinacional de ciberseguridad, Fortinet.

En un conversatorio sobre seguridad cibernética en las entidades educativas que tuvo con la prensa, Terrero explicó cuáles son los tres tipos de información más apreciada en este negocio de ataques cibernéticos: los record médicos, valorados en 408 dólares, seguidos de los record financieros, valorados en más de 300 dólares, y por último, los record educativos, por 247 dólares. El ingeniero aclara que estos números que otorga son muy cambiantes, y se refiere especialmente a datos recogidos en Estados Unidos.

Puedes leer:  República Dominica quiere eliminar tramites incensarios

Si el sector educativo ocupa el tercer lugar en términos de vulnerabilidad, en los puestos primeros están el sector financiero, seguido del gubernamental. En el caso de los bancos, explica Terrero, una de las modalidades más común de ataque es el phishing, con el cual los delincuentes buscan obtener información confidencial.

Los ataques de denegación de servicios son más comunes dentro de las universidades. “Y no es un tema a nivel de hacker, sino a nivel interno, es decir, la misma curiosidad de los estudiantes a tener acceso a quizá, datos que manejan los profesores”, insiste.

En República Dominicana, las instituciones educativas parecen estar protegidas. “Las universidades toman medidas proactivas de brindar toda la arquitectura de seguridad cibernética. Si pienso en las principales universidades del país, todas tienen soluciones destinadas a proteger la información de las instituciones”, asegura Terrero. Fortinet maneja cerca del 80% de estas entidades, según propios conteos.

A manera de ejemplo, el vicecanciller de gestión de calidad, innovación y tecnología de la Universidad Tecnológica de Santo Domingo (Utesa), Frank Rodríguez González, explicó que han registrado sin éxito ataques a su base de datos y denegación de servicios. También habla de que los hackers están atento a buscan información de la universidad para venderla a posibles competidores, como quiénes son sus suplidores.

“Hay ataques de ciberseguridad que son buscando, ya sea extraer esa base de datos o inhibirla por algunos momentos. Y asimismo, dentro del entorno estudiantil, se da mucho lo que es el phishing”, explicó el funcionario de Utesa, que no quiso dar datos de inversión en esta materia para la universidad, pero dejó claro de estos intentos no son casos extraños.

 

Siguientes artículos

República Dominicana impulsa proyectos de transporte
Por

Los participantes, integrados en grupos multidisciplinarios de hasta cinco miembros, deben generar soluciones innovadora...